La búsqueda de personas desaparecidas en la megalópolis de la CDMX

La búsqueda de personas desaparecidas en la megalópolis de la CDMX

La última actualización oficial hasta 2018 registra más de 500 personas desaparecidas en la capital mexicana. Familias organizadas para demandar justicia mapean a través de murales con retratos de sus seres queridos la ruta de las desapariciones en la Ciudad de México.

Foto: María Ruiz
María Ruiz | Pie de Página

“Hemos decidido colectivizarnos para que nuestros casos sean atendidos. Nos dimos cuenta que cuando estamos solos, ven los casos aislados, no nos atienden y buscan cansarnos. Acompañándonos es una manera menos dura y dolorosa de poder seguir buscando a nuestras hermanas e hijas”, explica Juana Garrido.

Juana Garrido es hermana de Viviana Garrido, quien desapareció el 30 de noviembre del 2018 en las afueras del Metro Ermita. Ese mismo año también desaparecieron Mariela Vanessa Díaz y Saraí Maricarmen López. Desde entonces, sus madres y hermanas no han parado de buscarlas y actualmente son parte del Colectivo Hasta Encontrarles.

Veinte días después de la desaparición de su hermana, Juana Garrido asistió a una concentración en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México. Ahí conoció a la mayoría de las madres de desaparecidos que hoy conforman el colectivo. Con ellas conversó y les pidió consejos para saber cómo buscar. En ese entonces no tenía idea de qué hacer. Hoy, Juana Garrido es de las integrantes más movidas del colectivo.

Hasta Encontrarles comenzó como un grupo de acompañamiento por la desaparición de Mariela Vanessa Díaz. En ese entonces  se llamó “Grupo de Acompañamiento Sororar” y lo conformaron académicas de la UNAM, UAM e Ibero.

“A partir de la desaparición de Mariela, notamos que la institución (UNAM) no tenía idea de qué hacer cuando desaparece alguno de sus estudiantes, y decidimos dar acompañamiento”, cuenta Mitzi Robles, integrante del Colectivo.

Con el paso de los meses decidieron hacer cambios en el grupo. Impulsaron mesas de trabajo para seguir los procesos de búsqueda y cambiaron de grupo a colectivo, por la complejidad de la Ciudad de México:

“Sentimos que era necesario que este grupo, llamado de acompañamiento sororal, se transformara en un colectivo. Primero porque tenemos esta idea de que la ciudad es un lugar moderno, verde, muy progresista, donde no alcanzamos a reconocer este tipo de problemáticas. Hay una especie de negación, tanto institucional como social. Sentíamos que la única manera de mostrar qué está pasando en la ciudad era colectivizando los casos”, cuenta Robles.

Integrantes del Colectivo Hasta Encontrarles. / Foto: María Ruiz

Buscar en la Ciudad de México

El colectivo denuncia que en la Ciudad de México urge información sobre desaparición de personas.

“Hacíamos solicitudes, nos daban unos datos. Al mes, hacíamos otras y nos daban otros datos. No teníamos plena confianza en la información. La realidad es que cuando yo abro las cifras digo: la ciudad es un hoyo negro. No tenemos nada y por lo tanto no sabemos en dónde, de qué manera, bajo qué razones se está dando la desaparición”, recuerda Robles.

¿En dónde buscamos? Robles responde que sospechan de ciertas zonas, como el Ajusco en Tlalpan, el Cerro de la Estrella en Iztapalapa o el canal de Xochimilco. Llegaron a estas conclusiones a partir de un sondeo de reportes de desaparición. Buscaron información de en qué alcaldías desaparecen las personas, si son localizadas o no y en qué condiciones las localizan.

“En el tema de la búsqueda, la necesidad fundamental de las familias, ha sido cómo empezar a trazar estos territorios o escenarios en los que se está dando la desaparición” denuncia Mitzi Robles.

¿Cómo se busca a una persona desaparecida en la Ciudad de México?

Cuando Viviana Garrido desapareció, su familia y amigos “peinaron” la zona. Intentaron hacer el recorrido que ella hizo, desde que salió del trabajo hasta el último punto en el que la vieron.

“Lo que se suele hacer, porque no tienes en dónde buscar, es pegar fotovolantes. Ir a hospitales, cárceles, centros psiquiátricos, albergues. Las familias recorremos las calles para identificar cámaras, testimonios y sobre todo, para preguntar si alguien le ha visto, en dónde, cómo. Uno empieza a aprender técnicas, a identificar si lo que nos dicen es cierto o no. Empiezas a saber cómo llegar a la gente, qué preguntarles, qué no informarles”, explica.

Un sueño que tiene el colectivo es capacitar a grupos de voluntarios para que, en cuanto se denuncie una desaparición, salgan de manera inmediata a buscar a la persona desaparecida.

La búsqueda inmediata es algo a lo que las familias del colectivo no tuvieron acceso y que consideran esencial. La mayoría de las integrantes de Hasta Encontrarles denuncia que llegan a las fiscalías y sienten que no importan, que sus casos los ven a la ligera y que las aplicaciones del protocolo de búsqueda son a destiempo o no se realizan bien.

¿Cómo denunciar una desaparición en la Ciudad de México?

Mitzi Robles advierte que cuando se presume que la ausencia de una persona está relacionada con algún delito, se tiene que aplicar inmediatamente el protocolo de búsqueda.

“Antes se creía que tenías que esperar 72 horas para levantar la denuncia. Ahora por ley está estipulado que puedes levantar la denuncia en el momento que sospeches que la ausencia no es normal y está vinculada con alguna situación que pone en riesgo la vida de esa persona.  Te tienen que dar respuesta inmediata.

En las primeras 24 horas se hace la denuncia, se recupera la información necesaria: el lugar de desaparición, la hora, las características de la persona. Se solicita que, si la persona tenía su dispositivo móvil, se haga su referenciación para hacer cruce la la última geolocalización del dispositivo y ver si es localizable.

Cuando llegan las 24 horas, se deben generar entrevistas con familiares, amigos, conocidos. Y durante las primeras 72 horas, por ley, se tiene que hacer una inspección en hospitales, semefos, donde pudiese estar”.

Mural de Pamela Gallardo por Metrobús El Caminero. Pamela Gallardo desapareció en el Ajusco. / Foto: María Ruiz

Continuar leyendo en Pie de Página

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.