“Es mucho lo que nos han negado”, reclaman los nahuas a Obrador
La lista de peticiones de Jeremías Cabrera, de los Pueblos Nahuas del Alto Balsas, era larga, pero correspondía a los agravios contra su pueblo
Por Lado B @ladobemx
26 de noviembre, 2019
Comparte

Foto: Oscar Guerrero

Marlén Castro | Amapola

Chilapa

–Presidente ¿Si le parece que es mucho lo que le pedimos…?

El representante de los pueblos nahuas Jeramías Cabrera Ortiz hizo esta pausa breve, necesaria para rematar su discurso frente al presidente Andrés Manuel López Obrador durante el encuentro con los pueblos originarios de Guerrero, celebrado este sábado en Chilapa.

–Es porque es mucho lo que nos han negado. –Cerró.

Durante la participación de Jeremías, la guerra de porras entre morenistas y priistas se detuvo. Estos actos a los que viene el presidente López Obrador terminan en un aplausómetro entre dos fuerzas políticas. Dos contingentes que se afanan en que la porra que corean apague la anterior.

En efecto, eran muchas peticiones de los pueblos nahuas. Caminos, escuelas, apoyo al campo, educación universitaria, que esta sea bilingüe, reconocimiento a la Universidad del Sur (Unisur), servicios comunitarios: agua potable, luz; proyectos productivos que no dañen la tierra, seguridad para que vivan en paz, atender los problemas agrarios, respeto a la cultura, a los usos y costumbres.

Sólo eran las peticiones de los pueblos nahuas. Las solicitudes de los afromexicanos llegaron escritas y las entregó en manos del presidente un representante de los descendientes negros, proveniente de Cuajinicuilapa, municipio de la Costa Chica.

La lista de peticiones de Jeremías Cabrera, originario de San Miguel Oapan, de los Pueblos Nahuas del Alto Balsas, son los agravios contra los pueblos nahuas. Esos agravios dichos por alguien de los propios pueblos, frente a gente que ha ocupado por años los espacios de poder, sirven a López Obrador para criticar a quienes han gobernado. Se acomoda a su discurso de: “así era antes, ahora ya no, eso se acabó”.

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, pertenece a este segundo grupo. Sentado a un lado de López Obrador aplaude y sonríe. No tendría que hacerlo. Pero así es la política, tiene reglas sin escribir que no entienden quienes no aspiran a cargos políticos.

Antes de que llegara López Obrador a Chilapa, casi con una hora de diferencia, llegó Astudillo Flores y parte de su gabinete, como Mario Moreno Arcos, secretario de Desarrollo Social, Tulio Ismael Pérez Calvo, secretario de Finanzas. Cada uno rodeado de muchos colaboradores. A un acto en su tierra no podían faltar las priistas, otra vez diputadas y ex alcaldesas Verónica Muñoz Parra y Alicia Zamora, vestidas para la ocasión con indumentaria indígena. Hay tantos trabajadores del municipio de Chilapa aquí, presidido por el priista Jesús Parra García, que parece que el ayuntamiento se al acto en la unidad deportiva. Portan una camisa que dice Pasión por mi tierra.

También llegó el senador Félix Salgado, que anda en frenética actividad política porque quiere ser de nuevo candidato a gobernador, ahora por Morena. Igual llegó Luis Walton Aburto, de Movimiento Ciudadano, que no se despega de lo que hagan los morenos, porque es por aquí por donde cree que tiene posibilidades de ser gobernador.

De alguna manera, las formas en los actos políticos han cambiado con este nuevo gobierno proveniente de un partido diferente al PRI. Todos los que asisten entran por el mismo sitio. No hay acceso de privilegio. Entraron por el mismo lugar discapacitados, personas de la tercera edad y colonos de todos los puntos de Chilapa que políticos que buscan cargos, como Salgado, Walton o Mario Moreno, aunque se sientan en espacios de invitados especiales.

Pero los especiales son los pueblos indígenas. Los habitantes nahuas están sentados en medio. A los costados, los invitados. Al frente, en el estrado, sólo está López Obrador, lleno de cadenas de cempaxóchilt con tres panes de Chilapa colgados, los franquean Astudillo Flores, el titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adolfo Regino, el presidente municipal Jesús Parra y los representantes de los pueblos nahua y afro.

Continuar leyendo en Amapola

*Foto de portada: Oscar Guerrero

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx