Puerto Rico: planes de mitigación de los municipios costeros no incluyen el...

Puerto Rico: planes de mitigación de los municipios costeros no incluyen el manejo del sargazo

Rafael R. Díaz Torres | Centro de Periodismo Investigativo
Foto tomada de Centro de Periodismo Investigativo

El conocimiento que los gobiernos de municipios costeros y el gobierno central tienen sobre el sargazo y los retos que esta especie marina presenta a comunidades, ecosistemas y comercios no ha sido suficiente para que su manejo se integre en los planes de mitigación que preparan la Junta de Planificación (JP), y los 78 municipios.

Tras el paso de los huracanes Irma y María en septiembre de 2017, la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3) solicitó a la JP la actualización de los planes de mitigación de cada municipio. Para eso, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) aprobó una asignación a la JP de $3,128,916, que fue aumentada en julio 2019 a $5,396,144. De ese dinero, se dio un contratoa la empresa Atkins Caribe, LLC como consultor externo para actualizar los planes de mitigación municipales, por $1,748,786.

Los planes de mitigación son un documento base que las jurisdicciones necesitan para solicitar los fondos de recuperación provistos por FEMA e incluyen ocho criterios que ponen en peligro la vida y propiedad. Según la JP, los peligros considerados en el análisis de riesgo para la actualización de los planes de mitigación son el cambio climático, los terremotos, los tsunamis, los deslizamientos, la sequía, las inundaciones, los vientos fuertes y la erosión.

A esta fecha, once municipios han entregado el borrador final de su plan de mitigación a FEMA. De esos, ocho son costeros. Ninguno hizo mención a estrategias de manejo del sargazo. Esto, a pesar de que en la última década, varias playas alrededor de Puerto Rico han experimentado los eventos de arribazones que llegan a las orillas, causando un fuerte hedor, pérdidas en el turismo, retos para la navegación de los pescadores y posibles problemas de salud pública producto de las emisiones de sulfuro de hidrógeno (H2S) del sargazo en descomposición. Se le conoce como arribazones a aquellos eventos en los cuales las algas llegan en cantidades masivas a las playas, áreas costeras o estuarinas.

“Como parte de las actualizaciones dentro de los riesgos que están considerándose ahora mismo, ningún municipio lo ha identificado como un riesgo, pero sí podría ser considerado (el sargazo)”, expresó la planificadora de la Junta de Planificación, Rebecca Rivera Torres.

“De parte de la Junta de Planificación, si el municipio expresa el interés de considerar el sargazo como uno de los riesgos, la Junta de Planificación no tiene ninguna objeción en integrarlo. El plan de mitigación es un plan del municipio. Así que van a estar reflejadas las prioridades del municipio”, añadió la funcionaria durante una entrevista con el Centro de Periodismo Investigativo (CPI).

De los ocho criterios de peligro ponderados en los planes de mitigación, dos han sido investigados científicamente por su posible vínculo con el fenómeno de los arribazones masivos de sargazo que comenzaron a principios de esta década: el cambio climático y la erosión.

Por un lado, la crisis climática continúa mostrando una tendencia de aumento en las temperaturas del mar, lo que ha sido señalado como un elemento que, junto a la acumulación de nutrientes y sedimentos que afloran hacia la superficie marítima al oeste del continente de África, facilitan el desarrollo de las cantidades masivas de sargazo que posteriormente llegan a las costas de territorios caribeños.

De otra parte, científicos de la Universidad de Texas A&M llevan varios años trabajando en experimentos sobre el potencial uso del sargazo como material que ayude a mitigar la erosión costera por medio de la inserción de este alga en la arena y dunas. En otras instancias, su acumulación en las orillas es asociada con eventos temporales de erosión costera.

Uno de los ocho municipios costeros que ya entregó su borrador final del plan de mitigación a FEMA fue Humacao. Al igual que en otros municipios de la costa oriental, algunas playas en este pueblo han visto limitada la actividad recreativa y turística debido a la acumulación y descomposición de sargazo en las orillas. Una de las áreas afectadas este año ha sido el complejo Palmas del Mar.

Si bien el gobierno municipal de Humacao reconoce el problema que puede representar la acumulación de sargazo en sus playas, el tema no fue incluido en el plan de mitigación.

La directora de la Oficina de Planificación del municipio de Humacao, Anilda Fernández Vega, dijo que cumplió con enviar la información requerida por Atkins para el plan de mitigación municipal, y entre esa información no figuraba el asunto del sargazo. Tampoco fue mencionado por personal del DRNA en sus intervenciones como parte de unas mesas de trabajo en las que representantes de la agencia consultaron a distintos sectores como parte del proceso previo a la elaboración del plan de mitigación.

“El sargazo es un fenómeno marítimo y el municipio no tiene jurisdicción sobre el mismo. De hecho, [para] cualquier intervención en la costa tanto por el Municipio como por los ciudadanos, están obligados a solicitar autorización al DRNA”, expresó Fernández Vega en declaraciones escritas.

“Las acciones para reducir o eliminar el sargazo de las aguas y zonas costeras le corresponden el DRNA. No se desprende del plan de mitigación que durante las actividades de las mesas de trabajo el DRNA haya solicitado que se incluyera como proyecto de mitigación algún proyecto para el manejo de los eventos del sargazo”, añadió la geógrafa y planificadora, quien aclaró que en su oficina no han recibido querellas ciudadanas sobre la situación del sargazo.

La funcionaria municipal también dijo que no tiene comunicación con el DRNA para coordinar acciones de limpieza de sargazo en las playas de Humacao.

El DRNA, por su parte, dice que no puede actuar si los municipios y ciudadanos no le avisan.

“Lo que tienen es que notificar. Eso es lo que dice el protocolo”, explicó el director de la Oficina del Programa de manejo de zona costanera y cambios climáticos del DRNA, Ernesto Díaz, en referencia al documento que su agencia publicó en el 2015 para manejar el sargazo que llega a las costas.

Sin embargo, la ausencia de iniciativas del gobierno central y algunos municipios costeros para delinear los usos que se le puede dar al sargazo que se recoge en las costas deja a las comunidades y al sector turístico desprovistos de estrategias para lidiar con la situación.

Continuar leyendo en Centro de Periodismo Investigativo

*Foto de Portada: tomada de Centro de Periodismo Investigativo

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.