Pobladores de Juan C. Bonilla denuncian descarga ilegal de aguas industriales en...

Pobladores de Juan C. Bonilla denuncian descarga ilegal de aguas industriales en Río Metlapanapa

Habitantes de Juan C. Bonilla, en la zona de las Cholulas, tomaron desde hace una semana la presidencia municipal exigiendo que se detenga el proyecto que permite que el corredor industrial de Huejotzingo descargue sus aguas negras en el río Metlalpanapa.

Juan C. Bonilla / Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Desde la pasada administración municipal en Juan C. Bonilla se hizo un acuerdo de cabildo para evitar que las aguas negras del Parque Textil Huejotzingo fueran descargadas en el río Metlapanapa. Sin embargo, el actual alcalde, Joel Lozano, abrió la puerta para que las empresas de dicho corredor tiren sus desechos industriales en el cuerpo de agua, el cual se conecta con el río Rabanillo y desemboca en el –ya muy contaminado– Río Atoyac.

Miguel López, habitante de la junta auxiliar de Santa María Zacatepec y representante comunitario, dijo a Lado B que la comunidad busca que se cancele por completo el proyecto de aguas negras del corredor industrial de Huejotzingo.

Inicialmente las autoridades municipales le dijeron a los habitantes que el proyecto sería para un colector de aguas pluviales, pero al buscar el documento completo de la iniciativa, encontraron que era para hacer un desagüe de aguas negras.

Los pobladores también confirmaron de que no se trataba de aguas pluviales, relató Miguel, porque como la mayoría son campesinos y muchos se dedican a recolectar chapulines, recorren la zona cercana al aeropuerto y limítrofe con Tlaxcala. “Pasamos frecuentemente por el aeropuerto y nos llega el mal olor; nos damos cuenta que el lugar donde las empresas del corredor industrial tiran sus aguas residuales [de Huejotzingo] está saturada, y el agua –que tiene mal color y olor– se está derramando”.

López dijo que, para las empresas, la solución más simple y más barata para deshacerse de sus aguas residuales es verterlas al río Metlapanapa, lo que afecta a las comunidades de Cuanalá, Nextetelco, Ometoxtla, Almoloya, Zacatepec y los municipios de Cuautlancingo y Puebla en la zona de Zavaleta.

Al revisar el proyecto completo, que tiene cerca de 500 páginas, Miguel dijo que encontraron que la descarga de aguas incluiría metales pesados y elementos como cobre, mercurio, cromo, arsénico, cianuro, zinc y plomo, que pueden provocar desde enfermedades respiratorias y gastrointestinales hasta hepatitis, cólera y abortos espontáneos.

 Promesas incumplidas del gobierno

Aunque parecía que el asunto ya había quedado zanjado con la pasada administración municipal del alcalde Filemón Aguilar, quien firmó un acuerdo de cabildo garantizando que no se permitiría que el parque industrial de Huejotzingo vertiera sus aguas negras al colector de Juan C. Bonilla, el conflicto reapareció a mediados de este año.

El 14 de agosto de 2019 se realizó una asamblea con habitantes y personal del ayuntamiento de Juan C. Bonilla, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Aeropuerto Internacional Hermanos Serdán –por cuyo predio pasaría la tubería– y la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento del Estado de Puebla (Ceaspue). 

En esa reunión, el actual presidente municipal se comprometió a llevar nuevamente a cabo una sesión de cabildo para reiterar el rechazo al proyecto, lo que quedó asentado en una minuta. No obstante, ésta no se ha llevado a cabo y tampoco se ha consultado a los habitantes, provocando el descontento de la mayoría.

A finales de septiembre las máquinas entraron al corazón de Zacatepec, queriendo iniciar trabajos en el río, pero los vecinos se reunieron para detener la obra. Tres días más tarde la maquinaria pesada regresó y la gente se enojó, bloqueando la carretera federal a Huejotzingo. A falta de diálogo por parte del alcalde Joel Lozano, el lunes 30 de octubre se cerró la presidencia municipal que este lunes 7 de octubre cumplió ya una semana sin abrir sus puertas, y sin que los habitantes sepan dónde está trabajando el alcalde.

Los opositores a la descarga de aguas negras dijeron a LADO B que han recibido amenazas e intimidación en torno a la organización para cancelar el proyecto, mismas que difundieron el miércoles 2 de octubre en una rueda de prensa a nivel nacional.

Laboratorio de análisis químicos se deslinda del conflicto

En las comunidades del municipio los ciudadanos inconformes repartieron volantes explicando que rechazan el proyecto porque no quieren que se contaminen los cuerpos de agua, además de señalar que el problema es de Huejotzingo y no de Juan C. Bonilla. En los volantes se señala como responsable a la empresa Corporativo Ambiental, División Analítica S.A. de C.V.

Sin embargo, el director de esta empresa, Armando Lara, aclaró en entrevista telefónica que el laboratorio donde trabaja se dedica solamente a hacer análisis de aguas residuales y a dar los resultados de los mismos, proponiendo tratamiento para su limpieza, pero nada más.

Lara explicó que el laboratorio, ubicado en Tlaxcala, está acreditado oficialmente por Conagua; hace cerca de un año y medio fueron subcontratados por la Comisión estatal de Saneamiento de Agua Potable del Estado de Puebla para hacer el análisis de las descargas de algunas comunidades aledañas.

En ese entonces identificaron que la calidad del agua era muy mala pues no cumplía con las especificaciones de las normas oficiales. El laboratorio únicamente hizo el diagnóstico y entregó los resultados. “El objetivo era entregar el diagnóstico de la calidad del agua; en su momento participamos en eso. Normalmente nos subcontratan como laboratorio para dar muestras de agua y darles una calidad real del agua que están tirando para que en función de eso se pueda hacer un tratamiento”, explicó Lara.

Lo que sigue

El lunes 7 de octubre se llevó a cabo una mesa de diálogo entre el ayuntamiento y los pobladores inconformes. Ahí, de acuerdo con Alejandro Torres, de la radio comunitaria Zacatepec, se decidió que la presidencia seguirá tomada hasta no tener el acta de cabildo firmada por el presidente y todos los regidores asegurando la cancelación el proyecto.

A la par continuarán las mesas de diálogo entre autoridades y habitantes de Juan C. Bonilla, y se realizarán jornadas de limpieza del río impulsadas por la radio comunitaria. Además los inconformes emprenderán una lucha legal, interponiendo una demanda de amparo para detener el desagüe industrial.

 

*Foto de portada: Marlene Martínez

3 COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.