Exigen justicia por transfeminicidio

Exigen justicia por transfeminicidio

El asesinato impune de Paola Buenrostro desde 2016 enmarca el rechazo a esta comunidad desde dentro de las instituciones de justicia de la Ciudad de México. “Las leyes no están impactando a favor de la comunidad”, acusan activistas.

Efraín Tzuc | Pie de Página
Foto: Efraín Tzuc

Hace tres años, una manifestación de cuerpo presente irrumpió en la Avenida Insurgentes Norte con Puente de Alvarado en la Ciudad de México.

Al frente, dentro de un féretro, estaba el cuerpo de Paola Buenrostro, rodeado por una docena de mujeres trans trabajadoras sexuales. Indignadas y molestas, exigían justicia por su joven compañera, asesinada cerca de ese mismo lugar dos días antes.

Asesinato a simple vista

Aquella madrugada, la del 30 de septiembre del 2016, Kenya Cuevas y Paola Buenrostro estaban trabajando en la avenida Puente de Alvarado cuando un automóvil gris se acercó y pidió sus servicios.

Paola accedió y entró al vehículo, pero pocos metros adelante le gritó desesperada a Kenya. Al grito de auxilio le siguieron dos detonaciones de un arma de fuego.

Lo que sucedió después quedó registrado en un video grabado por Kenya en su celular: las sirenas de las patrullas, el cuerpo inerte de Paola, los gritos de sus amigas que pedían ayuda y rogaban a Paola que aguantara la llegada de la ambulancia, y el rostro del hombre que conducía aquel automóvil gris, que después sería identificado como Arturo Delgadillo Olvera, cuando fue detenido por la policía.

Poco ha pasado a tres años del transfeminicidio de Paola: el presunto responsable de asesinarla sigue prófugo.

Impunidad abierta

Arturo Delgadillo fue aprehendido en el mismo auto donde se encontraba Paola ya sin vida; y fue señalado por Kenya Cuevas y otras compañeras suyas que presenciaron el asesinato. Aun así quedó en libertad. Los agentes del ministerio público adscritos a la Fiscalía Desconcentrada en Investigaciones de la ahora alcaldía Cuauhtémoc no otorgaron las pruebas suficientes que lo vincularan con el homicidio.

Fue hasta el 18 de octubre de ese mismo año que la Fiscalía Central de Investigación para la Atención al Delito de Homicidio, que asumió el caso, logró una orden de aprehensión. Pero hasta la fecha Arturo no ha sido localizado.

Kenya Cuevas, directora ejecutiva la Casa de las Muñecas Tiresias, dice que desde hace un año están a la espera de la captura del presunto responsable para que el proceso continúe. Pero a la fecha, no tiene información sobre diligencias realizadas por la Fiscalía para localizarlo.

Con pesar, Kenya recuerda no únicamente el caso de Paola. Ella ve la misma historia con Itzayana, otra mujer trans encontrada sin vida el pasado 22 de septiembre en su departamento. Aquella noche la esperaba su pareja, con quien había discutido previamente, según dijeron sus vecinos. Ella planeaba separarse por la violencia que ejercía contra ella.

De nuevo, el presunto responsable fue detenido y liberado porque la autoridad no presentó las pruebas suficientes para inculparlo.

Kenya Cuevas se ha dedicado a acompañar y defender los derechos humanos de mujeres trans trabajadoras sexuales. Foto: Efraín Tzuc

Suicidios o transfeminicidios

En conferencia de prensa, Gisela Delgadillo, secretaría ejecutiva de Casa de las Muñecas Tiresias, mencionó el lunes pasado que han solicitado un nuevo peritaje. El dictamen de la Procuraduría concluyó que Itzayana se quitó la vida, sin que se hayan considerado otros elementos contextuales, como los antecedentes de violencia que habían sido mencionados por personas cercanas a la joven.

Continuar leyendo en Pie de Página

*Foto de portada: Efraín Tzuc

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.