Los Defensores de Derechos Humanos, criminalizados y enjuiciados por apoyar a los...

Los Defensores de Derechos Humanos, criminalizados y enjuiciados por apoyar a los migrantes

Éxodo de migrantes en Puebla / Foto: Marlene Martínez
Olga Valeria

@ovalehm

Una reciente investigación hecha por Front Line Defenders (FLD), el Programa de Asuntos Migratorios (Prami) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México-Tijuana, y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos Para Todas y Todos” (Red TDT), llamada Defensores sin Muros: Personas defensoras de Derechos Humanos criminalizadas en Centroamérica, México y Estados Unidos, denotó que, de los meses entre abril y agosto del presente año, los Defensores de los Derechos Humanos (DDH) en temas de migración, enfrentan una serie de conflictos e injusticias por parte de instituciones estatales y privadas

Los DDH se encargan de distribuir alimentos, bebidas y medicamentos a migrantes, además de administrar albergues que ayuden a refugiar a las familias de estos en las zonas fronterizas. También tratan de evitar que durante la migración las personas sufran situaciones de violencia, abuso físico y sexual, discriminación, robo, muerte, o desaparición por parte de las autoridades o por grupos del crimen organizado de la zona.

Éxodo de migrantes en Puebla / Foto: Marlene Martínez

Estas acciones han provocado que sean amenazados por los gobiernos de México y Estados Unidos. Las amenazas giran en torno a ser detenidos, interrogados, arrestados, enjuiciados o hasta ser merecedores de una sentencia de 24 años en prisión. Sin olvidar los hostigamientos recibidos por grupos criminales que ven a los activistas como un obstáculo para realizar tráfico de personas. 

Los atentados a su integridad se deben a la nueva forma de legislación transnacional para frenar la migración de personas que salen de su país de residencia con la esperanza de encontrarse con una mejor calidad de vida económica, social y política. 

Estados Unidos exige a los gobiernos de México, Honduras, Guatemala y El Salvador tácticas para evitar que su población siga migrando hacia el país estadounidense. Y los gobiernos han respondido favorablemente ante el llamado, elevando los grupos de autoridades para que detengan a las personas que sean atrapadas en los cruces de las zonas fronterizas.

El estudio sustenta que la migración es una situación mundial que continuará hasta que asuntos de sistemas políticos, económicos, religiosos y sociales sean atendidos por los representantes políticos de cada país involucrado, encargados de encontrar las mejores soluciones para su comunidad.

Por último, los DDH piden terminar con las difamaciones y criminalizaciones hacia sus integrantes. De la misma manera, hacen un llamado a los gobiernos de los países ya mencionados para garantizar y proteger a todas las personas migrantes y defensoras sin importar su nacionalidad.

*Foto de portada: Marlene Martínez

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.