El nitrógeno como abono: reducción de costos y contaminación mediante su uso eficiente
El Dr. Genaro Reyes Matamoros investiga que el uso de nitrógeno en el maíz podría reducir costos de implementación y bajar los niveles de contaminación
Por Lado B @ladobemx
13 de septiembre, 2019
Comparte
Carlos Curti

Imagen de Couleur en Pixabay

Desde 2010, el Dr. Genaro Reyes Matamoros empezó a estudiar la manera de conseguir un mejor aprovechamiento del nitrógeno en campos de cultivo, ya que es el elemento más utilizado en la agricultura como abono. Asimismo, el maíz es uno de los cultivos más importantes a nivel mundial, ya que los cereales como el maíz, arroz, avena o trigo son la principal fuente de alimento a nivel mundial según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

En México se ha permitido cuantificar semillas criollas, desde el punto de vista del mejoramiento endémico para su cultivo, así el Dr. Reyes ha dicho que “es importante tomar conciencia de la importancia del cultivo del maíz. En México usamos el manejo de razas endémicas y no el uso de transgénicos, que son más utilizados en Estados Unidos y Europa”. A nivel municipal, en Tehuacán, Puebla se siembran las semillas de maíz más antiguas de mesoamérica, y se parte de la hipótesis de que en esa diversidad pueden haber plantas altamente sensibles al nitrógeno; esos genes también se pueden transferir a otras plantas.

El objetivo es lograr que un planta con mínimos niveles de aprovechamiento pueda igualar a una con un óptimo desempeño mediante una modificación genética, a través de una búsqueda en el sistema radicular de las plantas que tengan una raíz más vigorosa.

Por el momento, en un sembradío de maíz se utilizan cuatro bultos de nitrógeno por hectárea, pero si se logra mejorar el aprovechamiento de los consumos, los costos bajarian un treinta por cierto y se reduciría la contaminación que genera una implementación inadecuada: sucede así cuando las condiciones no son óptimas, cuando hay accesos de agua o cuando se aplica mientras llueve; en estos casos no le logra aprovechar al máximo. “A veces la contaminación va de la mano con la mala capacitación de los agricultores a la hora de manejar el nitrógeno”, mencionó el Dr. Reyes, lo cual es relevante en Puebla ya que cuenta con el 16 por ciento de los sembradíos de maíz a nivel nacional.

En este sentido, el Dr. Reyes recalcó la importancia de la agricultura en el país no sólo del maíz, sino de las semillas, de las cuales el 90% sin importadas, ya que no se cuenta con producción a nivel nacional.

Además de científicos de la BUAP, en esta investigación también ha colaborado la Universidad Estatal de Iowa. Y cabe mencionarse que, desde 2010, se han elaborado cinco tesis de licenciatura en diferentes municipios de Puebla basadas en el proyecto.

*Foto de portada: Pixabay

**Contenido patrocinado**

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx