Anarcha, Lucy y Betsey: la descolonización corporal

Anarcha, Lucy y Betsey: la descolonización corporal

María José Andrade Gabiño

@MajoAg23

Glándula de Skene, glándula de Bartholino, trompas de Falopio, al menos tres nombres de hombres que designan partes de los cuerpos de mujeres y personas con vulva. Eso sin contar los instrumentos, posiciones y técnicas que se utilizan en la ginecología que también reciben nombres de doctores y científicos varones. 

Partiendo de que el nombrar da poder sobre las cosas que se designan, ¿por qué seguimos llamando a los conductos y glándulas del placer y lubricación femeninos con nombres masculinos?

El video-documental Anarcha, Lucy, Betsey y otras chicas del montón pretende cuestionar la historia de la ginecología y esas designaciones de nombres, reivindicando a mujeres que fueron torturadas para investigar su anatomía y llamando a las glándulas con los nombres de ellas.

El proto-video, como lo designa Klau Chinche, su directora, fue presentado el sábado 7 de septiembre en Foro Karuzo y se mantuvo un diálogo con la directora sobre la colonización del cuerpo y otras violencias que las personas con vulva sufren.

Klau Chinche, artista y hacker chilena que ha vivido mucho tiempo en España, dice que la idea del producto audiovisual, y toda la investigación que llevó a cabo sobre la ginecología y obstetricia para ello, se originó en una vivencia de violencia ginecológica. 

Tras una infección vaginal asistió al médico para revisión y allí fue juzgada por su vida sexual y fue víctima de racismo por su origen latinoamericano. El enojo tras la violencia la llevó a que por sus propios medios, investigando en libros e internet, se curara la infección y comenzó a conocer su cuerpo, específicamente el “aparato reproductor femenino”. 

Así se enteró de que partes de su cuerpo tenían nombre de hombres cis: “Me rayé. Me imaginaba las caras de hombrecitos ahí abajo. Me intentaba masturbar y no podía sacármelos de la cabeza”.

Foto tomada de Anarchagland

Al mismo tiempo, asistió a un encuentro de hackers donde tenía la oportunidad de hacer un laboratorio de información. Ahí decidió que tenía que compartir todo lo que había investigado y creó la página Anarchagland, donde dispone gráficamente su trabajo e ideas sobre la ginecología, y el video Anarcha, Lucy, Betsey y otras chicas del montón

La propuesta de Chinche, después de toda su labor, es terminar con el nombramiento colonizador y patriarcal de los cuerpos de las mujeres y personas con vulva. De esta manera, la glándula eyaculadora o parauretral, antes llamada “de Skene” por el ginecólogo escocés que la “descubrió”, la llama de Anarcha y las glándulas lubricadoras o vestibulares mayores, “de Bartholino” por el anatomista danés, las llama de Lucy y de Betsey

Anarcha, Lucy y Betsey fueron esclavas en los campos algodoneros de Alabama, Estados Unidos, en 1840 y James Marion Sims, un médico que mucho tiempo fue considerado el padre de la ginecología moderna, experimentó con ellas para estudiar el cuerpo de las mujeres. 

En realidad la palabra “experimentar” es muy leve para lo que les hizo. Ellas padecían de fístula, una lesión que abre un orificio entre la vagina y la vejiga o el recto, por un parto mal llevado y las llevaron con Sims para ser tratadas. Él lo que hizo fue someterlas a diversas cirugías sin anestesia para entender la anatomía de las mujeres. Y ellas no fueron las únicas. Según las memorias del doctor, torturó a otras once mujeres esclavas, solo que no menciona sus nombres. 

Foto tomada de Anarchagland

Por la violencia con la que se obtuvo el conocimiento científico sobre los cuerpos con vulva, Klau Chinche también escribió una especie de manifiesto, llamado este es un grito visceral, en el que rescata especialmente el nombre de Anarcha y le declara la muerte a la denominación patriarcal de los médicos colonialistas:

Foto tomada de Anarchagland

Durante el diálogo que entabló con quienes asistieron a la proyección en el Foro Karuzo, se habló de la violencia ginecológica y obstétrica, que es atravesada por violencia económica y las nulas políticas públicas de salud en México. Así como de la poca conciencia que se tiene sobre la anatomía, la necesidad de que las mujeres y personas con vulva la conozcan y gracias a ello puedan decidir y tener control, resistiendo al orden patriarcal que las aleja de lo más propio: el cuerpo. 

El proto-video Anarcha, Lucy, Betsey y otras chicas del montón puedes verlo aquí

*Foto de portada tomada de Anarchagland

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.