#19s No hay avance claro de la reconstrucción de vivienda en Puebla

#19s No hay avance claro de la reconstrucción de vivienda en Puebla

Aunque el gobierno de Gali reportó que 80% de las casas de pérdida total ya estaban reconstruidas, la Conavi calcula que el avance general es de 59%. Hasta noviembre del 2018 Sedatu habría entregado 27 mil 404 tarjetas Bansefi, equivalentes a 1,015 millones 335 mil pesos; al respecto hubo 508 quejas.

Pilcaya / Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez y Mely Arellano

@aranhera y @melyarel

A dos años del sismo del 19 de septiembre la información sobre la reconstrucción de vivienda en Puebla depende del órgano de gobierno que se consulte.

Las cifras, llanamente, no cuadran, incluso en un mismo documento. Por ejemplo, dentro del Libro Blanco. Acciones realizadas para la Reconstrucción de los Municipios Afectados por el Sismo del 19 de septiembre del 2017 que redactó la administración de Antonio Gali Fayad, es posible encontrar cifras dispares a un mismo concepto.

En la página ocho del documento se lee: “27,464 viviendas sufrieron daños totales y parciales de acuerdo con el Informe de Avances de Reconstrucción de Vivienda”; páginas más adelante se menciona que de acuerdo con el Subcomité Operativo de Vivienda el sismo dañó a 28,345 viviendas.

Y en el desglose del tipo de afectación pasa lo mismo, primero se habla de 5,764 viviendas con daño total y más adelante se dice que son 5,638.

Para seguir con la confusión, el Informe final de Acciones del Comité de Seguimiento a la Reconstrucción de Vivienda, un organismo que se conformó entre gobierno federal, gobierno del estado y entidades como el Instituto de Acceso a la Información Pública (Itaip), tiene otros datos: son 32,318 viviendas dañadas que fueron atendidas por gobierno estatal y grupos empresariales, de las cuales 7,141 fueron daño total.

Los dos documentos fueron fechados en noviembre del 2018, es decir, en el cierre de las dos administraciones: estatal y federal.

Los datos que no cuadran entre sí no sólo están presentes en documentos estatales de administraciones pasadas, también en la administración actual hay cifras dispares.

Así, por ejemplo, la Comisión Nacional de Vivienda estimó que en Puebla hay un avance de reconstrucción del 59%. 

Mientras que, según David Cervantes Peredo, responsable del Plan de Reconstrucción del Gobierno Federal, el avance es de “aproximadamente del 20 por ciento”. La cifra fue dada a conocer durante la conferencia de prensa que ofreció el gobierno federal el miércoles 18 de septiembre.

Por su parte, la Secretaría de Bienestar del estado, ya en la administración de Luis Miguel Barbosa, identificó mil 133 viviendas todavía con alguna afectación en 43 municipios.   

Las cifras cambian según la fuente, pero lo cierto es que al interior del estado, más allá de las cifras, hay personas y familias que aún no tienen un techo que les cubra.

Cuayuca / Foto: Viridiana Contreras

Reconocen pendientes

En una entrevista para Puebla TV, la secretaria de Bienestar, Lizeth Sánchez García informó que el gobierno de Luis Miguel Barbosa ha identificado mil 133 viviendas todavía con alguna afectación en 43 municipios, por lo que destinaron 150 millones de pesos para hacer 1,003 recámaras adicionales y 200 recámaras más con baño.

En la misma entrevista el subsecretario de vivienda, José Antonio López Ruiz, dijo que en 2018 el Fideicomiso Fuerza México se comprometió a construir recámaras adicionales pero “alguna de las partes” no aportó el recurso y por eso la reconstrucción está incompleta, pero eso es un tema que ya está revisando la Auditoría Superior de la Federación.

Las autoridades de la Secretaría de Bienestar estatal reconocieron que a dos años del sismo aún hay gente cuyas casas siguen apuntaladas, o sin algún avance, y muchas personas viven aún con familiares, o tuvieron que mudarse para no vivir en casas dañadas.

“Encontramos muros sin techos; recámara adicional a medias; casos donde sólo está montada la plancha”, dijo López Ruiz.

Por su parte, a solicitud de LADO B, la Conavi informó que tiene detectadas 6 mil 786 viviendas todavía pendientes de algún tipo de reconstrucción, en 20 municipios: Ahuatlán, Atlixco, Atzala, Calpan, Caltepec, Chiautla, Chietla, Chila de la Sal, Chinantla, Coatzingo, Cohetzala, Cuayuca de Andrade, Domingo Arenas, Huaquechula, Huehuetlán El Chico, Huejotzingo, Ixcamilpa de Guerrero, Izúcar de Matamoros, Jolalpan, Puebla, Santa Inés Ahuatempan, Tehuitzingo, Teotlalco, Tepanco de López, Tepexco, Tepexi de Rodríguez, Tochimilco, Xicotlán, Zapotitlán, Tlacotepec de Benito Juárez, Tecamachalco, Tecali de Herrera, San Pedro Cholula, Tehuacán, Yehualtepec, Tepemaxalco, Santa Catarina Tlaltempan, San Matías Tlalancaleca, Ocoyucan y Huatlatlauca.

La dependencia federal trabaja con el Programa Nacional de Reconstrucción (PNR) que incluye no sólo reconstrucción de vivienda sino “rehabilitación, mantenimiento y capacitación para la prevención y la conservación de bienes culturales, históricos, arqueológicos y artísticos.” 

Esta estrategia destinará para el estado de Puebla 756 millones de pesos, que representan 6 mil 786 acciones de reconstrucción de viviendas.

Hasta el corte de agosto de 2019, se habían aprobado 3 mil 973 acciones de las 6 mil 786 contempladas, dejando 2 mil 813 todavía pendientes.

Metepec / Foto: Marlene Martínez

La reconstrucción en tiempos de Gali

De acuerdo con el Libro Blanco, documento que dejó la administración de Gali Fayad se diseñaron los siguientes esquemas:

Autoconstrucción, que consistía en un apoyo de 120 mil pesos: 90 mil aportados por el gobierno federal y 30 mil por el estatal. Se entregaba por medio de tarjetas de débito Bansefi que repartían la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) y una Contraloría Social, conformada para dar seguimiento a la entrega de apoyos a personas afectadas por el sismo. 

Hasta octubre del 2018, Sedatu habría repartido 5 mil 755 tarjetas por 120 mil pesos cada una, para viviendas que fueron pérdida total, que son entre 5 mil 764 y 5 mil 861. El avance de reconstrucción reportado era de 2 mil 285 viviendas, es decir que 3 mil 470 personas recibieron la tarjeta pero no habían construido aún.   

Respuesta Inmediata, es un apoyo conformado por un subsidio federal, más el programa cuartos dormitorios y el programa un cuarto de baño, ambos de Sedeso, para la construcción de una vivienda de 42m2 por 134 mil 444 pesos.

La vivienda debía ser construida por una APV (Agencia Productora de Vivienda). En total por este esquema se habrían construido mil 169 viviendas, principalmente en Pilcaya, donde sin embargo aún hay casas sin terminar. 

Fonden, es un esquema que también consistía en que el gobierno federal ponía 90 mil pesos y el estatal 30 mil, más un cuarto adicional de Sedeso, para la construcción de una casa de 46m2 con un valor de 164 mil pesos, a través de una APV. Por este esquema se habrían construido mil 163 viviendas.

Fideicomiso Fuerza México, Sedeso y Empresarios de Puebla, se unieron para financiar un esquema que consistía en construir mil 500 viviendas de 60.1m2, a través de una APV. Hasta noviembre del 2018 según el Libro Blanco había 689 viviendas construidas, pero Comisión Estatal para la Reconstrucción tan solo reporta 101 terminadas.

Materiales de construcción era un esquema para viviendas con daño parcial y consistió en entregar un paquete de material de construcción equivalente a 7 mil pesos, a través de Sedatu (977) y Sedeso (2,500). En octubre, según el reporte oficial, ya habían entregado todo.

Apoyo a viviendas con daño parcial, fue a través de tarjetas de débito Bansefi, y hasta noviembre del 2018 Sedatu habría entregado 21 mil 649 tarjetas por 15 mil pesos cada una, alrededor del 93% del total, aunque en varios municipios, por ejemplo en Cuayuca y Metepec, se reportó que las tarjetas no tenían el recurso completo o ni siquiera, hasta la fecha, han entregado las tarjetas.  

Hasta noviembre del 2018 el Comité de Seguimiento a la Reconstrucción de Vivienda atendió 508 quejas relacionadas con las tarjetas Bansefi.

Tilapa / Foto: Marlene Martínez

*Foto de portada: Marlene Martínez

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.