Brenda Mato, la modelo que desafía estereotipos de belleza en Argentina

Brenda Mato, la modelo que desafía estereotipos de belleza en Argentina

Flavia Fiorio | Distintas latitudes

Ilustración: Alma Ríos

Brenda Mato, la modelo

Aunque todas las chicas nacidas en los 90 decían, en edad escolar, que de grandes querían ser “cantantes, actrices y modelos”, Brenda Mato jamás imaginó que esa terminaría siendo su profesión.

Brenda primero se movió en el mundo pin up, que después le quedó chico y quiso empezar a abrirse pero eso no fue fácil. La dificultad más grande enfrentó es la que representaron compañías de modelos que pedían chicas de 16 a 20 años, que midieran 1,80 m y fueran muy flacas. Ella era todo lo contrario.

Cuando conoció a su esposo, fotógrafo, le contó la situación que vivía y él le dijo algo que hoy se repite como un mantra: “Que si no había un espacio ahora para mí, yo lo creara. Y decidí hacerlo”.

La manera de crear su propio espacio, lejos de las agencias de modelajes y sus pedidos cerrados de estatura, edad y peso, vino a través de las redes sociales. Se hizo una fanpage de Facebook sin un objetivo en particular y ahí empezó a compartir sus fotos, sus opiniones, lo que le pasaba día a día.

A través de Facebook conoció a AnyBody Argentina, la ONG con la que colabora y de la que ahora es vocera. Brenda hizo su primera campaña como activista contra Facebook en 2015. Entonces lograron que la red social retirara el estado “Me siento gorda”.

A partir de entonces, Brenda se volvió más visible, fue entrevistada por distintos medios de Argentina y fuera del país. Llegó a salir en Cosmopolitan Argentina.

Hoy, años después de aquella primera campaña, Brenda impulsa junto a la ONG una campaña por la ley de talles en Argentina y se para sin problema frente a auditorios repletos de personas a dar charlas sobre la causa, incluso aunque, en lo íntimo y personal, le resulta difícil y muere de vergüenza si tiene que ir a un local y preguntarle algo a la vendedora cara a cara.

***

Si hay algo que a Brenda no le molesta y, de hecho, le parece común, son las contradicciones que tiene consigo misma. Así como en lo privado es vergonzosa y en lo público no, asegura que le molesta que la encasillen.

Una de las cosas que más cuestiona día a día, incluso en sus redes sociales, es los comentarios que le hacen cuando sube fotos en ropa interior. “Todos me dicen que soy muy valiente y la verdad no entiendo por qué. Si una flaca sube fotos en ropa interior nadie le dice que es valiente, ¿por qué asumen que yo lo soy?”

“Hace poco hice una campaña de mallas y la verdad que la pasé mal porque las mallas eran realmente chicas y yo jamás hubiese decidido usarlas en mi cotidianidad pero me pagaron por eso y lo hice. ¿Por qué la gente asume que no tengo estas contradicciones, que soy siempre muy valiente y me amo y todo eso? Es como que si sos gorda y subís una foto en ropa interior o bikini, es porque te amás a vos misma y no es así necesariamente. Quizás a veces sí, a veces no”, dice.

“Además, también está mal que piensen que las modelos flacas no tienen las mismas contradicciones o problemas. Hay una modelo talle chico muy conocida que no deja que cualquiera le saque fotos, pide verlas antes de que salgan en las revistas y sus fotos llevan una iluminación y un retoque especial. Así que todos podemos tener contradicciones”, detalla.

La contradicción que más recuerda y le divierte de su vida es la manera en la que se enteró que era tapa de una revista, L’Officiel: “Me llegó un mensaje cuando estaba en el supermercado comprando una almohada especial porque me dolía la cervical”.

Ser tapa de revista era uno de sus sueños.

Foto: Daiana Aquije.

Continuar leyendo en Distintas latitudes

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.