Reforma 917, un nuevo espacio para el arte en Puebla

Reforma 917, un nuevo espacio para el arte en Puebla

Foto: Marlene Martínez
María José Andrade Gabiño

@MajoAg23

A unos cuantos pasos del Paseo Bravo se encuentra Reforma 917, un proyecto de arte contemporáneo que alumnos y egresados de la UDLAP establecieron en una casona antigua del centro histórico de Puebla. El espacio está pensado como un espacio expositivo, pero también como un lugar donde sucedan nuevas articulaciones de la escena cultural poblana, fuera de la institucionalidad y comercialización que se ha dado desde hace unos años.

La situación del arte en Puebla no es un secreto. Desde hace unos años, los gobiernos estatales y municipales han secuestrado la escena cultural para explotarla económicamente hacia el turismo o hacia megaproyectos que no cubren las verdaderas necesidades del campo artístico, sin aplicar verdaderas políticas culturales. Así, las posibilidades de hacer y dónde hacer arte se redujeron a unas cuantas formas (pintura sobre todo), unos cuantos museos y unos cuantos artistas, aprobados por el Estado.

También puedes leer: ¿Quién le teme a la cultura? | Klastos no. 3 

Reforma 917 es un síntoma de ese contexto. El proyecto, autogestionado y autofinanciado, busca promover nuevas iniciativas dentro del arte contemporáneo, tanto en líneas teóricas como en formas de producción. Así, quiere abrir la escena cultural tanto a los artistas como al público, articularla de otras maneras, con otros espacios, desde el diálogo o generándolo. 

El deseo, según nos cuenta el equipo de Reforma 917, es que se elimine del imaginario poblano que la producción artística está en el Barrio del Artista, en obras de artistas que pertenecen a una élite o sólo en la pintura. 

Con esta visión, el espacio mismo, la casona número 917 sobre Reforma, está dispuesta para que el público deambule y se encuentre con las piezas, esculturas, fotografías, pinturas, videos, instalaciones, híbridas, conforme va caminando, sin un recorrido delimitado como en un museo tradicional. La experiencia del espectador con las obras se vuelve más orgánica, flexible e, incluso, útil. De esta manera, se propone un espacio expositivo con más posibilidades de interacción cultural. 

También realizan actividades con otros proyectos que buscan generar nuevos puntos de encuentro con el arte. Han trabajado con ERROR, Interacciones y el Colectivo La 15. Con este último, por ejemplo, han activado el “DADAD”, un carrito que funciona como un dispositivo para que niños y jóvenes se acerquen a distintos lenguajes artísticos; en este caso, los niños que han asistido o se lo han encontrado en el Paseo Bravo han hecho dibujo, manualidades, y han sido espectadores de obras de teatro, montadas por la compañía La Nave. 

Una nueva interacción con el público no es lo único que quieren proponer, igualmente, desean que los artistas consideren que hay espacio para sus producciones en Puebla, aunque se salgan de lo tradicional. Por ello, su línea curatorial busca la diversificación y pretenden aceptar obras de artistas en cualquier soporte formal, sin importar sus edades, su tiempo de trayectoria o procedencia geográfica.

Aunque, no es que acepten a todos los artistas o toda producción. Más bien, buscan que Reforma 917 albergue obras que cuestionen y propongan nuevas perspectivas tanto del quehacer artístico como de temas de importancia social. Que situaciones como el cambio climático, el feminismo, la violencia, la gubernamentalidad, etcétera, sean habladas desde el arte. 

La primera exposición en Reforma 917, inaugurada junto con el espacio y que estará hasta el 9 de agosto, se llama “(De)limitaciones inciertas”. Expuesta justo con el objetivo de abordar y problematizar el concepto de territorio, en lo geográfico, político e identitario. Con obras de más de cuarenta artistas se cuestionan el ciberespacio, el espacio público, el cuerpo y las instituciones como espacios físicos y simbólicos. Mostrando las grietas y puntos débiles de las fronteras y límites que hemos establecido social y culturalmente para conformar “territorios”, las obras también exponen de qué preguntas sin respuestas se originó el mismo proyecto de Reforma 917.

Así, Reforma 917 se integra como un nuevo camino para definir territorios o espacios: inestable, cuestionante, pero siempre punto de encuentro.

***

Reforma 917 puede ser visitado con previa cita de lunes a viernes de 10 am a 5 pm. Tiene visitas guiadas y actividades todas las semanas. Más información en su Instagram: @reforma917

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.