LADO B

@ladobemx

En mayo llegó a Puebla un bazar-festival llamado Libre Liebre, que en la Ciudad de México está muy bien posicionado por los productos que brinda y por su atención a promocionar talento artístico mexicano. Allí conocimos, entre muchas otras marcas y artistas, a Astromonos, un proyecto increíble al que decidimos dedicarle una de nuestras galerías de ilustraciones que publicamos todos los viernes.

Astromonos es un proyecto de ilustraciones y animación de los diseñadores Joel Hernández (a.k.a. Bardo) y Saúl Palacios. Los dos viven en la Ciudad de México y son egresados de la UAM Xochimilco: Bardo de Diseño de la Comunicación Gráfica, y Saúl de Diseño Industrial. Su trabajo, que han manejado como una marca pues lo plasman en productos como libretas, stickers, posters y tazas, surgió en sus últimos trimestres universitarios como auto empleo y experiencia. Siguieron con este trabajo ya egresados: primero como alternativa mientras encontraban otro y, después de haber experimentado el mundo laboral, decidieron continuar con este de tiempo completo, pues les daba más libertad para hacer lo que les gusta: ilustrar, animar y contar historias. 

Tal vez lo que hace tan especial a Astromonos, aparte de la particularidad de sus ilustraciones, es justo que tienen el objetivo específico de narrar. Así, tienen 25 ilustraciones, la mayoría con referencias a los astros, que tienen una historia detrás; 10 se relacionan entre sí en una metahistoria que compone su universo más importante. Aquí les dejamos una pequeña sinopsis: 

En un futuro muy lejano, una deidad liebre, llamada Oma, aparecerá en el ocaso para rescatar de nuestra luna a su centinela, que nos ha observado desde el principio de los tiempos. Después de fusionarse con él, nuestro Sol es consumido y la Tierra se sumerge en oscuridad total. Tendremos dos semanas para buscar la forma de encender el astro rey de nuevo. Así es como la magia ancestral, la magia oscura, las Nahualas y los chamanes comienzan una aventura en la que un solo dios tiene todas las de ganar.

Cuando los conocimos nos contaron esa historia mientras nos enseñaban sus trabajos: Oma, el centinela, Toh, Doh, Todoh, las siete Nahualas que prometieron encender el sol, el Preludio… Y entendimos que estábamos frente a un trabajo impresionante, lleno de imaginación y potencial hacia el futuro. Nos contaron en entrevista que llevan alrededor de 60 personajes creados para ese universo narrativo que sigue creciendo, y quieren concretarlos en un libro ilustrado… o tal vez tres. 

Las ilustraciones las hace Bardo y tienen un estilo característico lleno de detalles que aporta a las historias. De ahí pasa a manos de Saúl, quien elabora la animación y la convierte en realidad aumentada (RA). Esto le brinda otra peculiaridad increíble a su proyecto; la mayoría de sus ilustraciones tienen vida propia gracias a realidad aumentada que puedes ver a través de la aplicación de HP Effects. Formalmente, entre bocetos, la labor de dibujar capa por capa, necesaria para la RA y la animación, tarda aproximadamente un mes en hacerse. 

Ellos consideran que la realidad aumentada es un extra para los que compran sus productos; se llevan un pedazo mucho más grande de su universo porque pueden hacerlo más “real”. También creen que, aunque su ascenso ha sido lento, la RA es una forma de renovar las artes plásticas, las hace más atractivas al romper con la interacción tradicional entre la obra y el espectador. 

En la entrevista que les hicimos les preguntamos sobre sus inspiraciones, más allá de la obvia referencia al universo y la astronomía, y nos contaron que se basan mucho en la magia ancestral, los ritos, lo tribal, las complejas leyendas sobre dioses que las civilizaciones han creado y la gente que cree en esas historias. También nos recomendaron algunos proyectos artísticos independientes que admiran, como PM Ilustraciones, Mr Ocio y Almountain. 

Astromonos, como hemos mencionado, plasma sus ilustraciones en productos “útiles” que venden en bazares de diseño y en algunas tiendas. Su producto estrella son libretas que ellos mismos encuadernan. Hacen aproximadamente 300 libretas al mes y sus favoritas son las de pasta dura. También suelen dar talleres de encuadernado en la Ciudad de México.

Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos
Astromonos

Instagram

Facebook

Tienda en línea

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.