Violencia política de género desde los medios

Violencia política de género desde los medios

Tonalli Pérez Saldaña
@OVIGEM

Durante el proceso electoral de 2018, en el Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (OVIGEM) realizamos un monitoreo y diagnóstico de la cobertura que tres medios digitales hicieron a las y los aspirantes a la presidencia municipal, la gubernatura y las senadurías por Puebla.

El objetivo central fue identificar si hubo diferencias en la cobertura periodística, el tratamiento informativo y la importancia asignada a temas relacionados con la igualdad de género.

Si bien el monitoreo no se centró en la violencia política contra las mujeres, una de las razones que nos llevó a plantear la necesidad de realizarlo fue la agresión contra Violeta Lagunes Viveros –política y abogada mexicana– en febrero de 2018, en el marco de las precampañas. La relevancia del caso se debe a que fue el director de un portal de noticias quien ejerció la violencia política de género.

De acuerdo con el Protocolo para la atención de la violencia política contra las mujeres en razón de género, los elementos que permiten verificar cuándo la violencia política se ejerce por razones de género son:

  • Un impacto diferenciado, desventajoso o desproporcionado en una mujer o grupo de mujeres.
  • Se da en el marco del ejercicio de sus derechos político-electorales o el ejercicio de un cargo público.
  • Resulta en el menoscabo o anulación de ese conjunto de derechos.
  • Involucra otros tipos de violencia (simbólica, psicológica, sexual, física, económica, patrimonial).

Es importante destacar que la violencia política de género es perpetrada por cualquier persona o grupo de personas (OJO: aquí caben integrantes y representantes de medios de comunicación), tanto hombres como mujeres, el Estado y sus agentes.

En el Protocolo también se indica que hay dos elementos importantes para entender la violencia política que se ejerce contra las mujeres por razones de género: por un lado, los estereotipos y, por otro, la violencia simbólica. En gran medida, la violencia que se ejerce contra las mujeres en el ámbito político “opera al nivel de las representaciones y busca deslegitimar a las mujeres a través de los estereotipos de género que les niegan habilidades para la política”.

Respecto al caso de Violeta, en la resolución emitida por la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el 12 de julio de 2018, se señala la importancia de reconocer como violencia el hostigamiento en medios de comunicación, en línea y redes sociales, las agresiones verbales y las visiones discriminatorias basadas en estereotipos.

Además, se indica que los medios de comunicación “tienen un papel importante no sólo en combatir la violencia política en razón del género, sino también una responsabilidad de no incurrir en ella”.

Entre las conclusiones de la resolución emitida por el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) sobre la misma agresión, me interesa destacar que, tanto para el análisis del caso como para la definición de la sanción, se tomaron en cuenta diversos manuales de periodismo con perspectiva de género, reconociendo que son herramientas útiles para quienes forman parte de los medios de comunicación.

El TEEP consideró la sensibilización y capacitación con perspectiva de género como una forma de garantizar la no repetición de la violencia política; así, en consecuencia, hizo llegar este material al actor denunciado para que incorpore la perspectiva de género en sus publicaciones futuras, con la finalidad de que evite el lenguaje sexista y la reproducción de estereotipos o violencia en contra de cualquier mujer.

Desde el OVIGEM buscamos contribuir a la eliminación de visiones sexistas y estereotipadas de las mujeres en los medios de comunicación durante los procesos electorales, es por ello que durante el proceso electoral extraordinario de 2019 generamos un Decálogo para comunicar durante las elecciones en Puebla.

Imagen tomada de OVIGEM

Algunas de nuestras recomendaciones fueron: utilizar un lenguaje incluyente y no sexista, visibilizar sin estereotipos de género los aportes de las mujeres, y evidenciar los casos de violencia política contra las mujeres en razón de género, pero sin reproducirla.

Finalmente, los medios de comunicación pueden contribuir a prevenir la violencia política cubriendo de una manera equitativa y equilibrada la participación política de las mujeres, incorporando cada vez más sus opiniones, consultándolas como especialistas en asuntos públicos y abordando temas relacionados con la igualdad de género; es decir, ejerciendo un periodismo que sea no sólo respetuoso sino promotor de los derechos humanos de las mujeres.

*Foto de portada tomada de OVIGEM

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.