En Puebla, cada vez más denuncias y menos investigaciones

En Puebla, cada vez más denuncias y menos investigaciones

Foto: Archivo
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Paolo Prato Paredes fue con su mamá a hacer las compras al mercado Hidalgo. El joven de 27 años le dijo a su mamá que iba a entrar rápidamente al mercado Unión, que no tardaba. Era el 19 de septiembre de 2018. Paolo nunca regresó. Fue asesinado y días después su cuerpo fue encontrado en un paraje en Tlaxcala.

El asesinato de Paolo sigue sin ser esclarecido y la Carpeta de Investigación (CDI) 14401/2018, estancada. Este caso se sumó a la estadística: es uno de los mil 88 homicidios registrados en 2018 cuya investigación aún no han sido concluida.

De acuerdo con un estudio del  Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM) Observatorio Ciudadano, el año pasado en el estado de Puebla se iniciaron mil 105 CDI por el delito de homicidio doloso, de las cuales apenas 17 fueron concluidas, lo que equivale al 1.54% del total.

El documento también analiza los datos de 2016 y 2017, y en las cifras la eficiencia de las autoridades fue igualmente baja, de las 581 CDI iniciadas por ese delito sólo se concluyeron 47, lo que representa el 8.08%; para el año siguiente se resolvieron 17 de 894, es decir el 1.9%.

También puedes leer: Acoso sexual, feminicidio, secuestro y otros delitos registran incrementos superiores al 100 en Puebla en el primer bimestre 2019

Feminicidios, la mayor impunidad

El documento “Carpetas de investigación iniciadas vs. concluidas. Estado de Puebla 2018”, publicado la primera semana de junio por el IGAVIM, analiza 12 delitos: homicidio doloso, homicidio culposo, feminicidio, secuestro, extorsión, violación, violencia familiar, y los robos de vehículo, con violencia, a negocio, a casa habitación y a transeúnte.

El análisis compara el número de CDI abiertas cada año y las concluidas, tomando en cuenta datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y de solicitudes de información a la Fiscalía General del Estado (FGE) hechas por el IGAVIM.

Con esos datos, se demuestra que en el estado la investigación de femicidios tienen los peores indicadores, pues fue el único ilícito que reportó 0% de investigaciones concluidas. De los 91 casos que se investigan como feminicidio de 2016 a 2018, ninguno había sido terminado.

Hace unas semanas se dio a conocer que en el caso de Tania Verónica Luna, quien fue víctima de feminicidio el 28 de septiembre de 2016, ya se emitió una sentencia de 50 años de prisión a su asesino. Este caso no se incluyó en la respuesta a las solicitudes de información pues se resolvió apenas este año, gracias a una estrategia ardua por parte de la familia de Tania, por lo que además fue un caso excepcional.

De modo que el feminicidio de Tania, ocurrido en 2016, es el único en los últimos tres años que ya tiene una sentencia y el proceso legal concluyó.

De hecho, en marzo de 2016 la Secretaría General de Gobierno (SGG) confirmó que hasta ese momento no se había castigado ningún feminicidio en Puebla, pese a que el delito se tipificó desde 2013. Tres años después de esas declaraciones, la situación no ha cambiado.

Marcha contra feminicidios
Foto: Ámbar Barrera

También puedes leer: La violencia sexual es el único delito que no disminuye en Puebla capital

Poca eficacia

Además de la nula eficiencia en las investigaciones de feminicidios hay otros delitos que tienen un avance mínimo en la conclusión de investigaciones:

En 2016 el delito que menos avance tuvo, después del feminicidio, fue el robo con violencia, con apenas 1.82%. Ese mismo año el delito del cual se concluyeron más Carpetas de Investigación fue el homicidio culposo, con 38.56% de los casos registrados como concluidos.

Para el 2017 el ilícito con menos CDI concluidas, después del feminicidio, fue el robo con violencia, con 1.86%, y el homicidio doloso, con 1.9%.

En todo 2018 la cifra más alta de CDI concluidas vs iniciadas fue en las denuncias por violación, con 72.46%. Y el segundo ilícito con menos avance en las CDI fue otra vez el homicidio doloso, con 1.54%.

En correspondencia, el avance en la investigación es muy bajo: en los 3 últimos años se concluyó apenas el 14.42% de las CDI iniciadas, es decir, un porcentaje promedio de avance anual de 18.44% en 2016, 10.13% en 2017 y de 14.85% en 2018.

El IGAVIM apunta entre sus conclusiones que falta transparentar los gastos de la FGE y desglosarlos para saber cuánto dinero se destina en promedio para cada delito.

Así, el documento dice que “aunque sus informes contables (de la FGE) están elaborados bajo lo indicado por el Sistema de Contabilidad Gubernamental solo son generales y no desagregados, lo que expone una planeación frágil y limita la TRAZABILIDAD para eficientar el recurso, esto exhibe una nula jerarquización de las carencias constantes y una operatividad reactiva y deficiente”.

Esto es: que los datos del gasto no estén desagregados revela su mala planeación y uso, y su ineficiencia para reconocer en qué es importante gastar, sobre todo porque la poca eficacia en las investigaciones desincentiva la denuncia ciudadana.

Y pese a la lentitud en las investigaciones y la impunidad, las denuncias en general han aumentado en Puebla.

Sólo en 2017, de acuerdo con los datos del SNSP, citados en el documento del IGAVIM, hubo menos denuncias por extorsión, en comparación con la cifra de 2016, pero en homicidio doloso, feminicidio, homicidio culposo, secuestro, violación, robo con violencia, robo de vehículo, robo a casa habitación, robo a negocio y robo a transeúnte la tendencia se mantuvo a la alza.

Puedes consultar el reporte completo aquí.

*Foto de portada tomada de portaley.com/

Periodista en constante formación, interesada en cobertura de Derechos Humanos y movimientos sociales. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.