Cerrado por futbol

Cerrado por futbol

Imagen de Milton Galvan en Pixabay
Mariana Solana Filloy

Eduardo Galeano decía: “en tiempos de mundial estoy fuera de servicio y pongo aviso de cerrado por futbol”. Estoy tentada a poner ese letrero en la puerta de mi oficina ya que este sábado 7 de junio al fin empieza la Copa Mundial de Futbol de Francia 2019, y lo hace con grandes sorpresas, récords e incluso ausencias. Hoy les voy a contar un poco de lo que veremos, lo que se espera, a qué jugadoras hay que seguir de cerca y, no menos importante, en dónde podremos ver el torneo.

Lo primero que hay que decir es que, por segunda vez, participarán 24 selecciones nacionales. En Canadá 2015 fue la primera ocasión en la que participó este número a diferencia de los 16 que asistían antes.

Dentro de los equipos europeos encontramos a la selección francesa que recibió su pase directo como anfitrión del torneo. Tristemente, entre los equipos de la CONCACAF, no encontramos a México. La selección fue eliminada al perder frente a Panamá en el torneo de clasificación. Los equipos que representarán nuestra zona serán Estados Unidos, Canadá y Jamaica.

Como les he platicado en semanas anteriores, el desarrollo del futbol ha sido lento, esto provocó que durante mucho tiempo fueran pocas las selecciones con posibilidades de llevarse la copa mundial. Muchos de esos equipos siguen siendo potencias como Estados Unidos, Japón o Alemania; no obstante, la competencia se cierra cada vez más enriqueciendo el torneo y el deporte en general.

Y entonces, ¿quiénes son los favoritos?

La selección de Estados Unidos, que llega como campeón defensor, sigue posicionándose como favorita. Es un equipo experimentado que cuenta con jugadoras de gran nivel como Becky Sauerbrunn, Tobin Heath y Alex Morgan

Francia también llega con grandes expectativas. Ha tenido un crecimiento constante en los últimos años y muchas de sus jugadoras son parte de los equipos Olympique Lyonnais y PSG que se han posicionado como potencias en la Champions League. Esto, y jugar en casa, podría ser una combinación exitosa para ellas.

La tradición alemana también sigue siendo uno de los equipos a vencer. A pesar de haber tenido un cambio generacional y de directiva después del mundial pasado, la selección se mantiene en el número dos del ranking de la FIFA, detrás de Estados Unidos y delante de Francia, que ocupa la tercera posición. La mediocampista Marozsán es uno de los pilares del equipo y una de las jugadoras a seguir en el torneo.

Inglaterra, cuarto en el ranking, es otra de las potencias. Su liga doméstica crece cada año y esto se refleja en la selección nacional; el gran apoyo que han recibido de su federación también parece estar dando resultados.

Estos cuatro equipos se perfilan como posibles campeones; sin embargo, no están solos en la batalla por el oro. Japón, con su habilidad técnica y organización inigualable, es un contrincante a temer; en 2011 ganó el oro derrotando a la selección americana a la que volvió a enfrentar en la final de Canadá 2015.

Suecia, con una defensiva potente, ha complicado a estos equipos en varias ocasiones y es uno de los más temidos a la hora de los sorteos de grupos. Podría no ser candidato a medallas, pero seguro representará un obstáculo para otras escuadras.

Además de estos favoritos que podríamos llamar “clásicos”, este mundial trae una ola de equipos jóvenes. Australia es uno de ellos. A pesar de haber calificado al torneo en siete ocasiones, nunca lo habían hecho con tanta contundencia y expectativas como en esta ocasión. Sam Kerr, goleadora en la liga australiana y americana, lidera esta selección que se caracteriza por su entusiasmo y frescura.

En una posición similar encontramos a Holanda que ganó la Euro Copa en 2017 con un equipo poco experimentado, pero con un gran potencial. Entre ellas se destacó la mediocampista Lieke Martens, quien ese mismo año ganó el premio a Mejor Jugadora de la FIFA.

Otros equipos que siempre deben estar en la mira son Brasil y Canadá. Ambas selecciones han sido constantes en su participación y resultados, aunuque no han logrado coronarse campeonas. Estas escuadras llegan al mundial con una combinación de juventud y experiencia que se muestra en un juego técnico y explosivo. Marta, seis veces galardonada como Mejor Jugadora del Mundo por la FIFA, lidera la selección brasileña. La acompaña Formiga de 41 años, quien participará en su séptimo mundial rompiendo el récord de la japonesa Homare Sawa, quien participó en seis ocasiones.

En la selección canadiense también encontramos a una leyenda. La delantera Christine Sinclair, quien con 181 goles es la segunda futbolista con más anotaciones en una selección nacional. El primer lugar sigue siendo de la americana retirada Abby Wambach con 184. Es probable que en este torneo veamos a Sinclair romper el récord.

Una ausencia importante es la de Ada Hegerberg de la selección de Noruega. La delantera es una de las principales figuras del futbol en la actualidad. Este año se coronó campeona de la Champions League con el Olympique Lyonnais y recibió el Balón de Oro; mas no estará con su selección en el torneo. Después de la Euro Copa de 2017 Hegerberg decidió no jugar con el equipo nacional hasta que este recibiera el apoyo de la federación.

Unos meses después, la Federación de Noruega anunció que por primera vez hombres y mujeres tendrían el mismo sueldo, pero “esto no es suficiente”, declaró Ada. “No se trata sólo del dinero, sino del profesionalismo, las condiciones y el trato que recibe la selección”. Desde ese año se ha mantenido firme en su postura y aun tratándose de la copa mundial, Ada no representará a su país.

Las expectativas para este mundial son grandes, no sólo por la calidad futbolística sino por la publicidad y apoyo que han recibido las selecciones. Francia se ha convertido en uno de los espacios privilegiados del futbol femenil por lo que, seguramente, veremos estadios llenos y una gran celebración en este torneo.

En México podremos ver los partidos por la señal de Fox y Univisión. Claro, Sports también tendrá algunas transmisiones, al igual que TDN. Para algunos encuentros probablemente tendremos que recurrir a transmisiones en línea, pero no dejemos de seguir este torneo. Hay que vivirlo, celebrarlo, compartirlo y platicarlo. Y ya saben, a preparar sus avisos de “Cerrado por futbol”.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.