Membrana Colectivo: estudiantes comprometidos con la juventud y la diversidad

Membrana Colectivo: estudiantes comprometidos con la juventud y la diversidad

Julio Sandoval

Del abismo al paraíso, o viceversa, intentando escalar por medio del rito o cayendo a través del limbo, Membrana Fest ll buscará representar este viaje sensorial con música de todos los estilos aprovechando la sintonía  que existe entre melodía y espíritu.

En marzo del 2018 un grupo de estudiantes de Comunicación de la BUAP tuvo la idea de organizar un festival musical que incluyera todo tipo de géneros y propuestas con el objetivo de integrar a la comunidad universitaria. Un mes después, el Membrana Fest se desarrolló con una respuesta muy positiva por parte del público y de los participantes.

–Muchos chicos respondieron a este llamado artístico. Ese día se presentaron 17 proyectos musicales de todos los géneros, desde música folklórica, latinoamericana, hasta metal, rock progresivo, proyectos acústicos– comenta Miguel Vargas, director de Membrana Colectivo. –De verdad hubo una gama de diversidad muy amplia. Fue un proceso muy natural en el que público, participantes y organizadores éramos de la misma edad, fue un evento planeado por jóvenes y para jóvenes.

Miguel tiene 22 años, estudia Comunicación, es amante de todas las expresiones artísticas, sueña con la construcción de nuevos y mejores entornos, y tiene claro que para lograr esos objetivos es necesario que esos sueños se transformen en acciones diarias. Su pasión por las artes y su deseo por influir positivamente en el ambiente universitario lo llevaron a formar Membrana.

–Surgió de una manera poco planeada, muy espontánea. Entre los antecedentes se encuentra el hecho de que en la Facultad se habían realizado asambleas con el objetivo de mejorar algunas cuestiones, pero hubo poco interés. Llegó el punto en el que pensé que la vía para mejorar las cosas en la Facultad no era lo político, sino lo artístico.

El colectivo buscaba influir en el entorno a través de las expresiones de los jóvenes, al brindarles un espacio para que presentaran sus ideas y su arte. De esta manera surgió el primer festival musical organizado por su cuenta, el cual logró motivar a los estudiantes para involucrarse más en las decisiones de la Facultad y a Membrana para continuar con su objetivo.

En un principio el colectivo se llamaba Neurona, su idea era manejar nombres que tuvieran que ver con el cuerpo humano, y al encontrarse esa célula en el cerebro, el proyecto en conjunto llevaría ese nombre. Al organizar su primer festival, dedicado a la música, eligieron el nombre pensando en la membrana auditiva del oído, la cual recibe los sonidos y los comunica al cerebro. El plan era que ese concepto sólo le diera nombre a ese festival, pero el público los empezó a reconocer bajo esa palabra, y tras dialogarlo decidieron de manera definitiva llamarse Membrana Colectivo.

Tras el buen recibimiento de la iniciativa, los integrantes del grupo planearon otro festival, pero esta vez tomando en cuenta los vacíos que percibían en los eventos culturales universitarios: las escasas propuestas y el poco apoyo que recibían las expresiones corporales. Así se organizó Cuerpos Terrestres, un festival dedicado a la danza, el performance y  las artes circenses.

Cuerpos Terrestres permitió al colectivo fortalecerse y encontrar la inspiración para su próxima aventura: Membrana Fest ll; que este año cuenta con más sedes, más artistas y una nueva temática.

–A todas las sedes decidimos darle un concepto para que el festival tuviera unidad. El concepto que le dimos fue pensando en la cantidad de emociones que provoca la música, lo que quisimos fue vincular la música a la cuestión espiritual.

El festival se desarrollará en cinco espacios durante tres días: viernes 17, sábado 18 y domingo 19 de mayo.

Cada una de las sedes representa un lugar dentro de las religiones o mitologías distintas del ser humano. Todas fueron diseñadas para lograr una armonía entre escenario y música. Las sedes llevan por nombre Abismo, Limbo, Tierra, Rito y Paraíso.

–Pueden ser vistas como un ascenso o un descenso. Abismo es una metáfora del inframundo o del lugar de los muertos, ahí se alojan las propuestas musicales de crítica social, experimentales, oscuras, densas. Limbo es “la nada”, es un espacio en el que estás “flotando”; ahí están las propuestas psicodélicas como rock progresivo, math rock, post rock, ambient; están las propuestas más etéreas, más efervescentes. Tierra es como la realidad total, ahí es diversidad pura, propuestas de todos los géneros; es la sede principal y ahí van a tocar la mayoría de los headliners. En Rito están las propuestas que te conectan con la divinidad; en este lugar, que es una mezcalería, habrán bebidas como mezcal o pulque, que son bebidas ligadas a la conexión con los dioses; es esa sede en la que te elevas y se toca la música que te conecta con la espiritualidad, en este caso la música folklórica y todos los géneros que están enraizados en la cultura mexicana como cumbia o son jarocho. Y el viaje termina en Paraíso, que es la sede más tranquila, es al aire libre y la mayoría de los artistas son folk, pop, rock alternativo, sonidos más amables, más relajados.

Para Membrana este festival representa un gran reto, ya que en esta ocasión trabajan de manera independiente y con otra dinámica; en la primera edición, cuestiones como la logística fueron facilitadas por la propia Facultad, pero en esta oportunidad no contarán con ese apoyo, lo que implica una mayor responsabilidad económica y organizativa, pero al mismo tiempo una total libertad en la planeación y en el desarrollo del evento.

Su deseo por crecer los llevó a tomar en cuenta a artistas más posicionados en la escena nacional como Mike Díaz, El David Aguilar o Axel Catalán.

–Llevamos cinco meses trabajando en este proyecto; ha sido un trabajo bastante arduo. Nos hemos enfrentado a cuestiones nuevas y, a pesar de que somos un grupo joven de apenas un año, las hemos sobrellevado. Las expectativas son altas en el sentido de que la gente y los artistas queden satisfechos. En la cuestión económica me daría por bien servido si al menos se cubre la inversión de tiempo y dinero. A mí lo que me hace sentir orgulloso es que todo el colectivo lo componen jóvenes menores de 23 años y que estamos creando un evento profesional y que vale la pena.

Actualmente, Membrana Colectivo está conformado por 35 integrantes, hombres y mujeres estudiantes de Comunicación que tienen un solo objetivo en mente: construir eventos y propuestas culturales interesantes, atractivas y pertinentes para el público juvenil.

El Membrana Fest ll apuesta por la diversidad musical, bajo la premisa de que no hay música mejor que otra; cualquier música es disfrutable, tiene su valor y su calidad. Todas sus sedes están ubicadas en el centro de la ciudad de Puebla. Y, para mayor información sobre accesos, pueden consultar Membrana Colectivo.

Aquí puedes escuchar un poco de lo lo que habrá en cada sede de Membrana Fest ll

-Abismo

Mike Díaz

The Animal Plastics

-Limbo

Arik Lau

Never Been to Budapest

-Tierra

El David Aguilar

Axel Catalán

-Rito

Nam Varano

Ángel Recoba

-Paraíso

Sous Sol

Esmeralda Guillen

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.