La historia de un coyote retirado

La historia de un coyote retirado

Foto: El tiempo de Cuenca

.

John Machado | Connectas

PEDRO: “Son lo mismo, son como animales. Hay que llevarlos de un lado a otro con los polleros”.

Cuando cumplió 17 años, Pedro viajó por primera vez al país norteamericano como migrante ilegal. Esto con el fin único para conocer la ruta. Para esto, alguien ya le ofreció entrar al negocio redondo del coyoterismo.

PEDRO: “Este es un negocio familiar. Todos nos conocemos entre todos. Nadie que sea coyote puede estar de incógnito o pasar desapercibido”.

Su travesía, la que cumplió por primera vez hace 29 años, fue totalmente por tierra. Inició en el sur del Ecuador hasta llegar a Guayaquil, luego le tocó atravesar la selva colombiana para llegar a Centroamérica. Desde aquí el camino era directo para llegar a México y finalmente pasar al lado gringo.

Pero como su viaje tenía el objetivo de iniciarlo en el negocio, Pedro hizo contactos en Honduras y Nuevo Laredo.

Tardó dos años en llevar a su primer cliente. Él lo acompañó hasta México y en Tamaulipas, en un hospedaje conocido por los coyotes como el ‘gallinero’, su trabajo de coyote dio un giro inesperado. Las grandes organizaciones internacionales de trafico de migrantes ilegales le dieron su iniciación.

PEDRO: Fui a paga al ‘pasador’, estaba ‘triqueado’. Me recordó que no le hiciera pendejadas y por último me iniciaron, a su estilo, en el negocio. No puedo contar lo que me hicieron ese día.

Desde ese día, Pedro se convirtió en un ‘legítimo’ coyote. Llevaba a la gente desde las provincia del sur del Ecuador hacia la costa, unos 394 kilómetros,  y luego los embarcaba a Centroamérica.

Con el tiempo, le tocó buscar una ruta más segura, por eso de los naufragios de migrantes que se pusieron de ‘moda’ en aquella época.

Pero la nueva ruta que hacían los migrantes de Pedro tenía mayores riesgos. Estaba plagada de grupos antiinmigrantes, de brazos armados de narcos y varias redes de extorsión.

Continuar leyendo en Connectas

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.