El efecto positivo de la Ley de Especies en Peligro de los...

El efecto positivo de la Ley de Especies en Peligro de los Estados Unidos

Mongabay Latam
Traducido por Romina Castagnino

Una nueva investigación publicada en la revista PLoS ONE este mes encuentra que la Ley de Especies en Peligro de los Estados Unidos (ESA, por su sigla en inglés) está ayudando de manera efectiva en la recuperación de poblaciones en peligro de mamíferos marinos y tortugas marinas.

Los riesgos de extinción para muchas de las especies que viven en los océanos del planeta aumentaron a medida que los impactos de las actividades humanas como la pesca excesiva, la pérdida de hábitat, la contaminación y el cambio climático provocaron la degradación de los ecosistemas marinos. Esto, a su vez, ha llevado a que un número creciente de especies marinas se incluyan en la lista de ESA.

Mamíferos como las ballenas jorobadas y las tortugas marinas comprenden 62 de las 163 especies marinas que actualmente cuentan con la protección de ESA. Abel Valdivia, del Centro para la Diversidad Biológica en California, dirigió un equipo de investigación que recopiló estimaciones de abundancia anuales para las poblaciones de las 62 especies de mamíferos marinos y tortugas marinas con el fin de analizar las tendencias de la población y la magnitud de los cambios observados en los números poblacionales.

De esas 62 especies (que incluyen algunas subespecies y distintos segmentos de población), los investigadores optaron por centrarse en el estado de recuperación de 23 poblaciones representativas de 14 especies de mamíferos marinos y ocho poblaciones representativas de cinco especies de tortugas marinas que no solo habitan sino también se reproducen en aguas estadounidenses. Todas las poblaciones en las que se centró el estudio se enlistaron en la ESA antes del 2012.

Ballena Jorobada en el Parque Marino Francisco Coloane, Chile. Foto: Patagonia Photosafaris.
Ballena Jorobada en el Parque Marino Francisco Coloane, Chile. Foto: Patagonia Photosafaris

Más de tres cuartos de las poblaciones de mamíferos marinos y tortugas marinas que Valdivia y el equipo estudió han experimentado aumentos sustanciales de la población. Los investigadores informaron que 18 de las poblaciones de mamíferos marinos y seis de las poblaciones de tortugas marinas «aumentaron significativamente después de la inclusión en la lista de la ESA», mientras que se encontró que dos poblaciones de mamíferos marinos pero ninguna población de tortugas marinas disminuyeron después de recibir la protección de la ESA. Tres poblaciones de mamíferos marinos y dos poblaciones de tortugas marinas mostraron «cambios no significativos».

Valdivia y sus colegas plantearon la hipótesis de que las poblaciones que han sido incluidas en la lista de la ESA durante períodos de tiempo más prolongados tendrían más probabilidades de recuperarse que las especies enlistadas recientemente, independientemente de si estaban clasificadas como «amenazadas» o «en peligro», y eso es exactamente lo que encontraron.

«En general, las 24 poblaciones que aumentaron en abundancia eran de especies incluidas en la lista por 20 años o más (por ejemplo, ballenas grandes, manatíes y tortugas marinas)», escribieron los investigadores en el estudio. “Las medidas de conservación adoptadas a raíz de la inclusión en la lista de la ESA, como el fin de la explotación, el manejo específico de especies, los reglamentos de pesca, y otras medidas nacionales e internacionales, parecen haber tenido un gran éxito en promover la recuperación de especies, lo que llevó a la exclusión de algunas especies y al aumento en la mayoría de las poblaciones.”

Continuar leyendo en Mongabay Latam

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.