Combate Monero: un videojuego de superhéroes mexicanos

Combate Monero: un videojuego de superhéroes mexicanos

Julio Sandoval

En Estados Unidos y en Japón los cómics han crecido de manera significativa en las últimas décadas, en donde han pasado del papel a la televisión, al cine y hasta a los videojuegos. En México existen pocos ejemplos de ello, incluso en su formato impreso su impacto no es tan fuerte.

–Es muy difícil que llegue a la televisión o al cine, y ya ni hablemos del videojuego. Decidí brincarme esos pasos, no iba a esperar a que la industria llegara a ese nivel de éxito, tenía los conocimientos y quería hacerle un homenaje al cómic mexicano– comenta Gustavo Oribe Mendieta, creador de Combate Monero.

Combate Monero es un videojuego de peleas desarrollado de manera independiente en México. En éste se pueden encontrar a personajes de diversos autores del cómic mexicano, como El Bulbo de Sebastián Carrillo, Buba de José Quintero o Koatl “El Defensor” de Yair Pérez Trujillo. El nombre se debe a la expresión coloquial con la que se conoce en este país a los caricaturistas o a los ilustradores: “moneros”.

Gustavo, mejor conocido como Strider, se interesó en cuestiones multimedia y de imagen digital mientras estudiaba Artes Visuales en la Universidad Autónoma de Hidalgo, lo que lo llevó a desarrollar un videojuego entre amigos, una especie de Mortal Combat que terminó convenciéndolo para diseñar proyectos similares.

Tiempo después creó Tzompantli, un videojuego basado en los cómics de Edgar Clement, que posteriormente dio origen a Combate Monero.

–Conocí a Clement en una Feria del Libro aquí en Pachuca. Le pedí permiso para hacer un videojuego con sus personajes; él aboga mucho por la libertad del uso de ideas y de cuestiones intelectuales, entonces no tuvo problema. Más adelante me invitó a un par de eventos, a un Festo de cómic y a una Conque, para promocionar y vender el juego en su estante. En el Festo, el maestro Clement le comentó a Sebastián Carrillo sobre nuestro videojuego y, luego de preguntarle, estuvo de acuerdo con que se incluyera al Bulbo como invitado. En Conque conseguimos el permiso para añadir a Meteorix de Jorge Break –relata Gustavo.

A partir de ese momento, algunos artistas independientes se acercaron para pedir que sus personajes se incluyeran en el juego. Strider consideró que la idea inicial de Tzompantli se estaba diluyendo, pues ya se tenían a varios autores invitados y no solo a uno, como se pensó en un principio. Entonces tuvo la idea de incluir a todos los autores que se habían acercado, y de contactar a algunos otros, para crear un mega crossover de personajes del cómic mexicano. Así nació Combate Monero.

El juego está desarrollado en el motor Unity y utiliza las librerías de programación UFE (Universal Fighting Engine), que son una especie de base para diseñar juegos de pelea. En el proyecto colaboran tres personas: Strider, licenciado en Artes Visuales y maestro en Arte y Diseño; su hermano, Benjamín Oribe Mendieta, ingeniero en Sistemas; y Jake Wayne, músico y compositor, un amigo que se  acercó al igual que algunos autores para colaborar.

–Yo me dedico a hacer a los personajes, a animarlos y a darle valores a sus acciones– la dinámica del personaje: cómo pega, qué tan rápido es–. Mi hermano se encarga de las cuestiones técnicas, la parte de los códigos– agrega o modifica funciones que no están incluidas en la base inicial–. Y mi amigo construye el tema musical a partir de ciertas características de una situación o de un cómic–.

Uno de los objetivos del videojuego es mantener vigentes a algunos personajes y darle la oportunidad a otros emergentes. A pesar de su corta existencia, pues apenas fue lanzado de manera oficial el 3 de mayo, el título ha generado respuestas favorables –hasta curiosas– hacia los personajes y, claro, hacia los creadores.

–Las respuestas han sido positivas; la interacción y la recepción del contenido que hemos subido siempre ha sido buena. La gente está muy emocionada de ver algo tan extraño, que para muchos salió de la nada. Hay gente que se acerca y nos dice que son fans de los cómics y que por eso conocieron el juego; y gente que llega con los autores y les dice que conocieron a sus personajes por el juego–.

El proyecto busca convertirse en un referente del cómic y del videojuego en México, al ser uno de los primeros títulos de peleas protagonizado en su totalidad por personajes mexicanos.

Combate Monero hace frente a la marginación que sufre el cómic mexicano –muchas veces provocada por la presencia de la industria genérica del entretenimiento– celebrando la creatividad de los trazos y la autenticidad de las ideas de cada uno de los personajes que son parte de este multiverso.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.