Parches de grafeno para monitorizar la salud

Parches de grafeno para monitorizar la salud

Investigadores del Instituto de Ciencias Fotónicas de Barcelona han usado tecnología basada en grafeno para fabricar parches flexibles capaces de monitorizar los niveles de exposición solar, hidratación, temperatura o saturación de oxígeno en el cuerpo humano. Los dispositivos se puede conectar a un celular para alertar al usuario si se alcanzan niveles peligrosos para la salud.

La tecnología basada en grafeno permitirá medir el ritmo cardíaco, la hidratación y la temperatura, entre otros parámetros. Se presenta este mes en el Mobile World Congress 2019. / ICFO
Agencia SINC

El Pabellón del Grafeno, organizado por la iniciativa europea Graphene Flagship con la colaboración de la Comisión Europea y la asociación de operadores móviles GSMA, vuelve al Mobile World Congress (MWC) con más de 20 prototipos de tecnologías basadas en grafeno, de los cuales cuatro han sido desarrollados por Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) en Barcelona. Según sus promotores estos avances convertirán nuestros móviles en aparatos capaces de salvarnos la vida.

El primer prototipo del ICFO permitirá a los usuarios monitorizar sus niveles de exposición a la luz solar gracias a un sensor de luz ultravioleta (UV). Diseñado como un parche flexible, transparente, y desechable, el aparato puede conectarse a un móvil para a alertar al usuario si alcanza niveles de exposición al sol nocivos.

Usando la misma tecnología que el parche UV, el sensor de actividad para fitness del ICFO podrá medir nuestras pulsaciones, niveles de hidratación, saturación de oxígeno, respiración, y temperatura mientras hacemos ejercicio. Y todavía es capaz de ir más allá.

Imagine la siguiente situación. Una persona está haciendo senderismo por la montaña y su acceso al agua es limitado. Gracias a la tecnología desarrollada por el ICFO, que mide la hidratación de la piel, el usuario puede optimizar la ingesta de agua, haciendo más improbable la deshidratación.

De un modo similar, un alpinista que esté subiendo al Everest puede utilizar este sensor de grafeno para medir la saturación de oxígeno en su sangre. La cantidad de oxígeno disminuye con la altitud, pudiendo afectar a la salud del deportista. El parche puede emitir una señal de alarma si el nivel de oxígeno disminuyes por debajo de un determinado nivel.

Continuar leyendo en Agencia SINC

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.