Disparos: fotografía para resistir en territorios violentos

Disparos: fotografía para resistir en territorios violentos

Foto tomada de Ambulante
Ámbar Barrera

@AstroBruja_

Jair Cabrera lleva 12 años trabajando en la fotografía y su interés siempre ha sido retratar temas de violencia, movimientos sociales, migración y narcotráfico. Él llegó a la fotografía a los 17 años, en un famoso taller llamado el Faro de Oriente en la Ciudad de México y durante 4 años (de 2014 a 2018) las cámaras de dos documentalistas lo siguieron para contar su historia.

Disparos es el título del documental de 71 minutos dirigido por Elpida Nikou y Rodrigo Hernández Tejero que retrata la vida de Jair y muestra cómo la fotografía, a través del Faro de Oriente, se ha convertido en una herramienta de resistencia ante la violencia en el país.

En entrevista para LADO B, Jair contó cómo Elpida y Rodrigo llegaron al Faro de Oriente para documentar el trabajo de los talleres culturales que se imparten ahí y más en específico, el trabajo y los alumnos de Jesús Villaseca, fotógrafo de La Jornada que lleva décadas impartiendo el taller de fotografía. Después de un tiempo los cineastas regresaron para proponerle a Jair un largometraje que además hablara de su travesía como fotógrafo de nota roja y sus vivencias de la violencia como fotógrafo en la delegación que lo vio crecer: Iztapalapa.   

El documental muestra también, a la par del crecimiento de Jair, una escalada de la violencia en el país. En 2017 Jair fue a Guerrero junto a seis periodistas más para investigar un tema sobre enfrentamientos entre grupos del narcotráfico, que los detuvieron y los amenazaron. Y aunque sólo les arrebataron el material que ya tenían y los dejaron ir, Jair decidió irse a España unas semanas después por temor a lo que pudiera pasar a raíz de ese acontecimiento. Un suceso detonante para tomar esa decisión también fue que en esos días asesinaron al periodista Javier Valdez en Culiacán.

—El documental toca muchos temas: la violencia contra los periodistas, las desapariciones en el país, el narcotráfico… pero a pesar de todo esto está este tema esperanzador que es la cultura, y la cultura es la que creo que tendría que salvar a muchos jóvenes que tienen más acceso a armas que a la cultura y a salir adelante.

Fueron los directores del documental los que ayudaron a Jair a irse del país y a la par se convirtieron en compañeros de trabajo en Muzungu, una cooperativa de producciones audiovisuales con una visión social.  

Disparos se ha proyectado en Querétaro, Guadalajara, y en la Ciudad de México y Puebla como parte de la gira de Ambulante.

*Foto de portada tomada de Ambulante

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.