Educación indígena: 30 años de discurso tienen en riesgo a 2 lenguas...

Educación indígena: 30 años de discurso tienen en riesgo a 2 lenguas maternas en Chihuahua

Raíchali

La pérdida de la identidad étnica y la extinción de dos de las cuatro lenguas maternas que hay en Chihuahua es el resultado de un sistema de educación indígena fallido que, a más de 30 años de su aplicación, se ha impartido en español y sin respetar la cosmovisión de los pueblos originarios.

El profesor rarámuri Rafael González, no duda al responder qué provocó la erosión lingüística: En Chihuahua, 75 por ciento de los maestros son monolingüe español, 15 por ciento conocen alguna lengua materna y 10 por ciento, la cifra más preocupante por su impacto social, son indígenas que ya no se reconocen en su etnia.

El principal problema, opinó, es que los programas educativos que les han impartido a los niños y niñas indígenas en las últimas tres décadas les ha impuesto creencias y un idioma completamente diferente al que conocieron en su núcleo familiar.

“Aunque 10 por ciento de los maestros somos indígenas, no somos bilingües porque no hablamos bien el español, no hablamos bien nuestra lengua; ya perdimos nuestra identidad étnica y ya no somos de alguna raza. Así lo asimilo yo. Veo que entre los compañeros indígenas ya no nos reconocemos como pertenecientes a una cultura”

El maestro fue nombrado jefe del departamento de Educación Indígena, Migrante y Menonita en 2016, pero ha trabajado en esa área casi desde su creación.

Más allá de esa experiencia, el profesor originario de Guachochi reconoce que la educación que él recibió fue completamente en español y que en la escuela no le enseñaron a respetar su cultura ni a valorar su lengua materna.

“Fue por la forma de educación que tuvimos desde la niñez. En nuestra primera escuela que fue el preescolar o en la primaria, nunca nos inculcaron una lengua materna (…) Es muy triste. Como familia indígena nos enseñan nuestras propias raíces y cuando no nos toman en cuenta, viene una descontextualización drástica”

Al ser la realidad de miles de alumnos indígenas, relata, cuando asumió el cargo se comprometió a que la educación indígena pase del discurso a la realidad y que se respeten los lineamientos generales de operación.

Pero el camino no ha sido fácil. El primer obstáculo que enfrentó fue la resistencia masiva del personal docente y administrativo para participar en una primera etapa de sensibilización sobre la educación indígena.

El primer y segundo año fueron los más difíciles. Aunque ahora hay más apertura, señala que falta mucho trabajo por hacer para concientizar al personal.

Un ejemplo del atraso que existe en la educación indígena se puede observar en la estructura del sistema, pues él es el primer maestro rarámuri en el estado que logra encabeza dicho departamento de Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (SEECH).

Continuar leyendo en Raíchali

1 COMMENT

  1. ¿Por qué llaman a las lenguas indígenas «lengua materna» y no llaman al español como «lengua materna»?
    ¡No al indigenismo y a las lenguas indígenas, que no sirven para nada!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.