Control del estado no detuvo los delitos en Serdán; al contrario, aumentan...

Control del estado no detuvo los delitos en Serdán; al contrario, aumentan y se expanden

La inseguridad y la violencia en la zona de Serdán no se han detenido pese a que estuvo en control del gobierno del estado los últimos siete meses del año pasado; las cifras no mienten, los testimonios tampoco. Y peor aún, la situación ha afectado incluso el trabajo de los científicos del Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano y se ha convertido en un peligro para los montañistas de la Sierra Negra

Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Cerca de las cinco de la tarde de un sábado de enero la señora Sara Vázquez y sus hermanas caminaban a la orilla de la laguna de Alchichica con un montón de hojas en las manos. Se acercaban a los negocios y pedían permiso para pegar uno de los papeles; “acá ya tenemos uno”, le contestó a las señoras el mesero de un puesto de tacos junto a la carretera federal El Seco-Xalapa, que conecta la capital poblana con la zona volcánica cerca del Pico de Orizaba.

La familia Vázquez repartía la fotografía de José Raúl Vázquez Montiel, originario del pueblo de Veladero, desaparecido desde el 4 de septiembre de 2018 en Ciudad Serdán. Raúl tiene 48 años, una cicatriz en la pierna izquierda y lo siguen esperando en casa.

José Raúl Vázquez Montiel, desaparecido el 4 de septiembre de 2018

Las hermanas y parientes de Raúl siguen repartiendo los volantes con la foto del hombre, esperando cualquier respuesta que les diga dónde está, y porque quieren que sepan que lo siguen buscando.

Ciudad Serdán fue de 2015 a 2017 uno de los diez municipios de Puebla con índices más altos de personas desaparecidas por cada cien mil habitantes, y la violencia aumentó a tal grado que el 22 de junio de 2018 el gobierno del estado, encabezado entonces por el ex gobernador José Antonio Gali Fayad, tomó el control de la seguridad.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) asumió el mando del municipio hasta diciembre del 2018, cuando terminó la administración estatal. Sin embargo, la violencia en la zona no disminuyó.

Los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP) de los últimos 4 años dan cuenta de un repunte en los delitos de alto impacto sobre todo en 2018, sin mostrar disminución en la segunda mitad de dicho año.

Uno de los ilícitos que se utilizan como indicador confiable del incremento de la delincuencia, de acuerdo con el analista político y consultor Rodrigo Elizarrarás, Maestro en Ciencia Política de la New School for Social Research, es el robo de vehículo con violencia, porque se asume que la mayor parte de ese delito sí se denuncia para cobrar el seguro.

Además, este delito es también indicador de presencia de grupos criminales porque roban autos que utilizan para delinquir y después los abandonan. Al analizar el comportamiento del robo a transportista con violencia –en carretera– y el robo de coche de 4 ruedas con violencia, ambos tuvieron un notable aumento en Ciudad Serdán.

Ciudad Serdán

Si bien el robo a transportista aumentó de 2015 a 2016 y al año siguiente bajó, para 2018 se duplicó pasando de 16 carpetas de investigación (CDI) iniciadas, a 31.

El robo de coche de 4 ruedas con violencia tuvo un crecimiento constante desde 2015, pasando de 5 CDI a 11 para llegar a 50 en 2017 y finalmente cerrar el año pasado con 63 casos denunciados.

Los otros delitos utilizados como indicadores para medir el incremento de la inseguridad son el homicidio doloso y el secuestro, ambos con una tendencia a la alta. Los asesinatos premeditados pasaron de 4 CDI en 2015, a 7 al año siguiente. En 2017 fueron diez y para 2018 subieron a 11.

En tanto que en 2015 se registró sólo 1 secuestro, ninguno en los años siguientes hasta el 2018 cuando llegaron a ser 5 casos en el municipio.

Pero la violencia de la zona no se limitó a Serdán sino que también ha llegado a los municipios aledaños.

La inseguridad pega a montañistas y científicos

El Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM), el más grande del mundo de su clase y ubicado en el municipio de Atzitzintla, colindando con Ciudad Serdán, tuvo que disminuir este año sus actividades a causa de la inseguridad.

El Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), con sede en Puebla, emitió un comunicado este 5 de febrero donde aclaraba que tanto el GTM como el Observatorio de Rayos Gamma HAWC, ambos ubicados en la misma área del Volcán Sierra Negra, han tenido que disminuir sus actividades por la situación de inseguridad en la región.

Dos días después del mensaje, el 7 de febrero, personal del INAOE y el GTM dieron una rueda de prensa acompañados por las autoridades de seguridad pública y del municipio de Atzitzintla, donde anunciaron que pronto retomarían la regularización de las actividades de investigación con al apoyo y acompañamiento de las fuerzas de seguridad.

Los investigadores dijeron que por suerte ninguno de las personas que laboran en ambos sitios ha sufrido un incidente grave.

En el municipio de Atzitzintla algunos de los delitos indicadores de violencia también han aumentado. Aunque el secuestro y el robo a transportista con violencia sí disminuyeron el año pasado, los homicidios dolosos repuntaron, pasando de 1 a 3 casos de 2015 a 2016 y de 2 a 3 de 2017 a 2018. En cuanto al robo de coche de 4 ruedas con violencia, se registró 1 CDI los dos primeros años, cuatruplicándose en 2016 y llegando a 6 CDI en 2018.

Atzitzintla

Aunque aún no hay datos oficiales de la incidencia delictiva de este año, el 25 de enero un grupo de montañistas que se dirigían a escalar el volcán Sierra Negra, entre los municipios de Ciudad Serdán y Atzitzintla, cerca de la frontera con Veracruz en el camino al Pico de Orizaba, denunció en redes sociales un violento asalto.

Sobre la carretera federal a 12 km de la caseta de Esperanza fueron interceptados por una camioneta con cuatro hombres armados, quienes les quitaron todas sus pertenencias. Aunque conservaron un celular con el que le avisaron a sus demás compañeros que iban en otro vehículo de lo que había sucedido, el asalto fue repetido al segundo grupo. No sólo se llevaron los automóviles y objetos personales, sino hasta al perro de uno de los montañistas.

El testimonio de Salvador Quiroz publicado en el grupo de Alpinismo México, dice: “El MP nos dice que afortunadamente estamos vivos y las mujeres estamos sanas. La situación es de guerrilla. Los vehículos han sido localizados y no se pueden recuperar porque se requieren órdenes de cateo para no violentar la propiedad de los delincuentes.”

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.