Con el voto de solo 1.2% de los habitantes afectados el gobierno...

Con el voto de solo 1.2% de los habitantes afectados el gobierno federal arrancará el PIM

La participación en los 60 municipios consultados fue de 2.1%; en Huexca y Ayala, donde está la termoeléctrica y pasa el acueducto, respectivamente, hubo un rotundo no; la resistencia continuará, advierte el Frente de Pueblos

Foto: Estrella Pedroza
Estrella Pedroza

@ETUA29

Con el voto a favor de sólo el 1.2% de los habitantes de los 60 municipios afectados, el Proyecto Integral Morelos (PIM) sería una realidad luego de la consulta realizada el pasado fin de semana en la que participaron 55 mil 715 personas, de las cuales el 59.5% votó por el .

El ejercicio, criticado por una pobre difusión, tuvo poca participación en la zona oriente de Morelos -donde se ubica la mayoría de los municipios afectados- debido a que el gobierno federal retiró algunas casillas por temor a las protestas.

La consulta fue para decidir si entra o no en funcionamiento el PIM, que afecta a las comunidades de los 60 municipios consultados en los estados de Morelos, Tlaxcala y Puebla, y consta de dos termoeléctricas, una construida en Huexca, un acueducto y un gasoducto para generar energía eléctrica.

Sin embargo, a pesar del resultado de la consulta, al PIM aún lo detienen un campamento en Apatlaco, Morelos, y tres amparos relacionados con la propia consulta que están por resolverse. Además, también gracias a un amparo, en cuatro comunidades de Atlixco, Puebla, tendrá que haber sendas consultas.

Comunidades más afectadas dijeron no

En los 36 municipios de Morelos donde está el epicentro del Proyecto, de acuerdo con la información proporcionada por el gobierno federal, votaron 43 mil 176 personas (tan solo el 2.2% de la población total), de las cuales el 57.4 por ciento votó y el 42.35, no. Esto es, el PIM sería una realidad con el apoyo del 1.2% de los habitantes; exactamente el mismo porcentaje si se consideran a los tres estados.

“Lo que vimos es que la mayoría de los pueblos afectados dijeron no al proyecto; Ayala dijo no al proyecto, Huexca dijo no al proyecto, Temoac dijo no al proyecto (…), vimos cómo en lugares como Cuernavaca y Cuautla estuvo muy peleado”, destacó Juan Carlos Flores Solís, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire Morelos Tlaxcala y Puebla.

El municipio de Ciudad Ayala, de donde es originario el general Emiliano Zapata, figuró entre los que dijeron un no rotundo. Ahí, campesinos y ejidatarios han impedido -con resistencia social y legal- que se concluya un tramo de 100 metros del acueducto, debido a un plantón que mantienen desde hace dos años a un costado de la comunidad de San Pedro Apatlaco, para evitar que las empresas españolas y la CFE se lleven el agua del río Apatlaco a la comunidad de Huexca para que funcione la termoeléctrica.

En Ayala sí participaron en la consulta, previo acuerdo en asamblea, para demostrar al presidente el rechazo general de la población al PIM.

“Los resultados son los siguientes para Ayala entre el 24 y 24 de febrero, para el sí fueron 148 votos, nulos 7 y para el no, 2 mil 248, significa que estamos informados (…), es vergonzoso, es lacerante lo que nos van a hacer”, dijo Martín Ortiz Salazar, presidente del Comité del Comisariado Ejidal de Tenextepago.

Foto: Estrella Pedroza

De acuerdo con la información recabada por la Asamblea de los Pueblos de Morelos, en Yecapixtla, Ayala, Ocuituco, Tetela del Volcán, Hueyapan (decisión colectiva en asamblea), Zacualpan, Ayala y Cuautla en las urnas dijeron no, mientras que Temoac y Jantetelco rechazaron participar y retiraron las casillas.

Jorge Zapata, nieto del general Emiliano Zapata, envió un mensaje al presidente de la República: “le pedimos que rectifique su actitud en torno a este proyecto porque toda la gente que votó por él se le va a voltear, creyeron en una cuarta transformación a favor del pueblo y tal parece que viene a favor de los que más tienen”.

Pueblos en alerta máxima

El pueblo de Amilcingo consideró que la consulta “manchada por la sangre de Samir” fracasó por la baja participación de los ciudadanos, pero sobre todo porque los pueblos afectados en el oriente de Morelos no participaron, y se declaró en alerta máxima.

“Desde el asesinato del compañero Samir la comunidad ya está en alerta máxima, ha tomado medidas de seguridad como la ronda comunitaria y estaremos definiendo lo que sigue”, dijo Jorge Velázquez, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire Morelos Tlaxcala y Puebla, quien adelantó que en los siguientes días se definirán acciones en asamblea para continuar en la lucha contra el gasoducto y exigir justicia para Samir.

El lunes pasado en conferencia de prensa, ofrecida en plaza de armas en Cuernavaca, Velázquez informó que a partir del resultado de la consulta inicia una nueva etapa de lucha tanto jurídica como social.

“Aún falta resolver los amparos interpuestos y denuncias internacionales que se iniciarán, falta que puedan retirar el campamento zapatista de Apatlaco y falta conocer la respuesta de los pueblos, falta mucho y esto apenas comienza”.

Por su parte, integrantes de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos anunciaron que se sumarán más comunidades. En voz de Martín Ortiz Salazar advirtieron que “no nos vamos a quitar del plantón y se va a incrementar a cuatro más y vamos a seguir haciendo guardia para que no se conecten los 140 metros que hacen falta”.

–¿No temen que haya represión?

–Es muy posible que haya represión porque este gobierno que se está haciendo camaleónico ya está asumiendo las actitudes del antiguo priismo, en donde está la represión, las llamadas, es muy posible, pero le digo una cosa, si nos golpearon de este lado -dijo mostrando la mejilla- les vamos a poner la otra. No a la violencia.

En medio de consignas como “Obrador decía que todo cambiaría, mentira, mentira, la misma porquería” y “Samir vive, la lucha sigue”, los pueblos que resisten al Proyecto Integral Morelos concluyeron su pronunciamiento.

Foto: Estrella Pedroza
Una consulta cuestionada

Para los integrantes del Frente de Pueblos la consulta a la que el gobierno federal ha calificado de democrática “tiene la sangre de Samir (Flores)”, activista y comunicador comunitario, uno de los principales opositores a este megaproyecto, asesinado el 20 de febrero del 2018.

El 21 de febrero, día que Samir fue sepultado, los integrantes del Frente convocaron a los pueblos de las tres entidades por donde cruza el PIM a boicotear la consulta.

A ese llamado respondieron los habitantes de Amilcingo, comunidad donde vivía Samir, y que pertenece al municipio de Temoac, quienes al grito de “¡Samir no murió, el gobierno lo mató!” y “Samir vive, la lucha sigue”, destruyeron las urnas y prendieron fuego a las boletas, a las 8 de la mañana del 23 de febrero, primer día de la consulta.

Minutos más tarde se repitió la misma acción en el municipio de Jantetelco en la comunidad de Amayuca, bajo la consigna “¡La decisión está tomada, su consulta a la chingada!”.

Los inconformes realizaron un recorrido por otras comunidades de municipios vecinos, pero al llegar se encontraban con que las casillas habían sido retiradas, como ocurrió en Zacualpan de Amilpas, Jonacatepec, Hueyapan, Tetela del Volcán y Ocuituco.

Unas horas más tarde, en Cuernavaca distintas organizaciones civiles salieron a las calles a protestar y convocar a los ciudadanos a votar por el no a la termoeléctrica. En una casilla instalada al norte de la ciudad, justo a un costado de la glorieta “La Paloma de la Paz”, tres personas fueron detenidas.

En la comunidad de Huexca, situada en el municipio de Yecapixtla, donde está instalada la termoeléctrica, los habitantes opositores determinaron en asamblea no participar en la consulta y evitar confrontaciones, pero al enterarse de lo ocurrido en Cuernavaca se organizaron para retirar la casilla, aunque antes de que eso sucediera fueron retiradas las urnas y las boletas.

Samantha César, vocera de la asamblea de Amilcingo, subrayó al término de la jornada que “nuestras acciones fueron pacíficas no se agredió a nadie, únicamente retiramos las casillas”.

Para el día domingo, los opositores al PIM anunciaron una jornada informativa en los municipios de la zona oriente, pero al llegar al municipio de Jantetelco la casilla había sido retirada; lo mismo ocurrió en Jonacatepec.

Ambos días en la comunidad de Amilcingo y zonas aledañas hubo sobrevuelos de helicópteros del Mando Único, como lo confirmaron las autoridades federales; además hubo un despliegue importante de más de 300 policías que resguardaron las casillas tan solo en la zona oriente.

Hugo Eric Flores, delegado Federal para los Programas de Bienestar Social en Morelos, coincidió en una conferencia ofrecida la noche del 24 de febrero en palacio del gobierno de Morelos, que la consulta “estuvo manchada” pero “no por el gobierno federal sino por fuerzas oscuras y perversas”.

Foto: Estrella Pedroza
Otra irregularidades en la consulta

En Cuernavaca al menos dos casillas no fueron colocadas y, de acuerdo con la Asociación Cívica Morelense “Gustavo Salgado Delgado”, se detectaron a personas con afiliación partidista llevando acarreados y personal del gobierno estatal.

“Lo que hoy pudimos documentar fue que hubo gente de Morena haciendo acarreo, vimos a Celia Montaño, Delia Ortiz, Cristóbal Vargas de Morena, estuvieron acarreando votos, pero además estuvieron induciendo el voto a favor de Morena”, dijo.

Afiliados a Morena también fueron acusados de agredir a quienes informaban sobre los riesgos del megaproyecto: “nos agredieron verbalmente y nos quitaron algunas pancartas y las hicieron pedazos”.

Samantha César, integrante del Frente en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire, denunció que la consulta “fue cohesionada y violentada por el estado, esto no fue una participación ciudadana. ¿Cómo un pueblo puede participar en una consulta si hay policía a lado de las casillas?”.

Reveló que hubo municipios, como en Yautepec, donde los presidentes municipales estaban “vigilando quién vota y quién no vota”, cuestionó que un mínimo porcentaje total de las boletas se usaron, lo que revela la baja participación de las comunidades directamente afectadas, y destacó la ausencia de algún órgano que vigilara la consulta.

Una lucha larga

Desde hace siete años el Frente de Pueblos Puebla, Morelos y Tlaxcala se ha opuesto a este proyecto: hay quejas contra la termoeléctrica en Huexca por los altos niveles de ruido, hay temor de que el acueducto disminuya el cauce del río Cuautla y contamine el agua que usan los ejidatarios del municipio de Ayala, y riesgo por la ubicación del gasoducto que atraviesa por una zona de deslaves y de alta actividad sísmica por su cercanía al volcán Popocatépetl.

El proyecto ha sido desarrollado por las empresas españolas Elecnor y Abengoa,

y, de acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, de no echar a andar la termoeléctrica “se tendría que comprar la energía eléctrica a empresas extranjeras a precios elevados”, además de pagar subsidios, “afectando a la hacienda pública por 25 mil millones de pesos”.  

(Con información de Aranzazú Ayala Martínez)

3 COMMENTS

  1. Observado desde fuera de Mexico: No importa que sea el proyecto para energia o desarollo del gobierno de Morena : Para entender que los enemigos de un Mexico independiente estan infiltrados en Mexico para agitar. contra el gobierno nacionalista de Morena. Quienes son: Son los mismos enemigos de India: EEUU, Inglaterra, Alemania, Francia. Vea el reporte secreto de la India Intelligence Agency en el internet: IB REPORT ON NGOS PDF. En Mexico estan infiiltrados como ONGs de Alemania e las ONGs con sede en Inglaterra.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.