La Castellane errante: La migración desde la poesía

La Castellane errante: La migración desde la poesía

María José Andrade

@MajoAg23

El 24 de enero se presentó el libro La Castellane errante de Pablo Piceno en Profética, Casa de la lectura.

No hablo la lengua de nadie.

Ningún muerto habla por mí.

De todos los que han emigrado, que son muchos,

yo no soy uno de ellos.

Nunca subiré a un tren para acabar debajo de él

ni me despojará nadie de mi casa.

Pariré a mis hijas y seca será mi sangre.

Estar lejos del dolor; ése es mi exilio.

La Castellane es un barrio en Marsella, Francia, construido en los años sesenta para los refugiados de la Guerra de Independencia de Argelia durante la década de los 50. La Castellane también es la lengua española, poblada de arabismos e impuesta a los pueblos prehispánicos.

En el poemario de Piceno —tal vez un sólo poema en fragmentos—, se encuentran las dos historias: el colonialismo y la lengua. U otras dos historias: Zinadine Zidane, el futbolista de ascendencia argelina en Francia en el siglo XXI, y San Martín de Porres, el primer santo mulato americano en Perú de los siglos XVI y XVII. Colisiona todo, desde cartas de gobernadores coloniales hasta los fieles peruanos rindiendo culto a una reliquia del santo, desde las violaciones a mujeres africanas hasta Zidane siendo aclamado por la afición francesa.

No hay descripción de la foto disponible.
Foto tomada de Ernesto Aroche

La publicación del libro se inserta en un momento de crisis migratoria. Por un lado, africanos se lanzan en balsas para navegar el Mediterráneo buscando llegar a Europa, por el otro, centro y sudamericanos deciden atravesar sus países y México para llegar a Estados Unidos. La Castellane errante quita el disfraz de emergencia humanitaria y le pone nombre al rechazo: los países colonialistas temen lo que por siglos ellos han hecho en los otros, temen que llegue la usurpación a sus puertas y se cobre venganza.

Durante la presentación en Profética se comentó que el poemario de Piceno era de enunciaciones políticas, más que de denuncia. Sin duda, entre poema y poema se entrevé el racismo, la explotación, la hipocresía, pero es mucho más que poesía acusatoria, es una apología a la migración y una resistencia burlona al colonialismo.

El libro atrapa gracias a su mayor recurso: la polifonía. A veces quien habla es una voz cercana al autor, otras es el colonizado, el asesinado, otra el colonizador. De esta manera, el texto se aleja y se adentra a la historia migratoria, hace hablar a todos sin hablar por nadie. La Castellane errante, como resultado de una conciencia social conmovida por el horror de la violencia hacia el forastero, al final sólo recuerda que, migrantes o no, el mundo nos pertenece a todos.

aquí moramos todos

y aquí moriremos juntos

 

La Castellane errante ganó el Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino 2018. Aquí puedes ver un adelanto del poemario o puedes comprarlo en Profética.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.