Especial 31 de octubre: 10 películas sobre brujas para ver en Halloween
¿Y las brujas? ¿No es acaso noche de brujas? Prepara tus palomitas y tu gato negro, estas son 10 películas de brujas para ver en Halloween
Por Héctor Jesús Cristino Lucas @
30 de octubre, 2018
Comparte
Imagen relacionada

Foto tomada de The AV Club

Héctor Jesús Cristino Lucas

Es común que en estos días recomienden películas de zombis, como la emblemática trilogía de George A. Romero: Night, Dawn y Day of the Dead o los filmes de Lucio Fulci como The Beyond o Zombi 2. Es usual que te recomienden todo sobre casas embrujadas: un poco de The Shining por ahí y otro poco de Poltergeist por allá, pero… ¿y las brujas? ¿No es acaso noche de brujas? ¿Dónde quedan las protagonistas de esta festividad?

Como es de costumbre, El Cinemaniaco prepara un especial 31 de octubre con los mejores filmes para disfrutar en Halloween. En esta ocasión, y con motivo del reciente estreno de la serie Chilling Adventures of Sabrina de Netflix, recomendaremos diez de las mejores películas de brujas –o sobre brujería– que son perfectas para esta noche.

Prepara tus palomitas y tu gato negro, estas son 10 películas de brujas para ver en Halloween.

10.- The Blair Witch Project (1999)

Empezamos con una popular. Responsable no sólo de establecer el ya desgastado Found Footage (metraje encontrado) como un subgénero oficial dentro del cine de terror, sino también de popularizarlo con cientos de imitaciones que le siguieron después en nuestro siglo.

Película independiente, cuya fortaleza no radica en sus efectos especiales o en rostros conocidos, sino más bien en su insaciable ingenio. The Blair Witch Project de Eduardo Sánchez y Daniel Myrick, para muchos, es una pretenciosa y hasta absurda película de horror que no merecería entrar en un top de esta clase. Pero vaya que se equivocan. La película es brutal.

Y no precisamente por lo que muestra mas por todo aquello que se reserva a mostrar. Es impactante todo lo que se puede lograr con una simple premisa y una sola locación en concreto. La película es una clase magistral de cómo hacer buen cine sin tanto presupuesto y de cómo, en ocasiones, tampoco es necesario mostrar al “antagonista” para infundir un horror insoportable…

9.- The Witches of Eastwick (1987)

Vayamos a un clásico ochentero. Basado en la novela homónima del escritor estadounidense John Updike, The Witches of Eastwick es una película dirigida por el mismísimo George Miller –Mad Max Franchise– y resulta una experiencia tremendamente divertida pero no por ello menos escabrosa.

El filme juega con ciertos símbolos femeninos detrás del extenso tema de la brujería, tanto en el rubro mitológico como en el histórico, y recrea interesantes paralelismos con la época moderna. Que la caza de brujas en la Edad Media sea comparada con el machismo que habita aún en nuestros días es sólo uno de los temas de esta película… y resulta irreverente. De ahí la comedia.

Una película astuta que busca acercarse a los tabús femeninos, como la falsa idea de la maternidad como sinónimo de “una mujer realizada”, para destrozarlos de las formas más inusuales y fantásticas posibles.

Con la actuación de un emblemático Jack Nicholson y de unas jóvenes Cherilyn Sarkisian –Cher–, Michelle Pfeiffer y Susan Sarandon, esta película promete ser una odisea de risas, gritos y brujería por doquier.

8.- The Witches (1990)

Sería un crimen no incluirla. Basada en el libro homónimo del magnífico escritor inglés Roald Dhal y adaptada posteriormente por el cineasta Nicolas Roeg –The Man Who Fell to Earth–, The Witches de 1990 es una película que suele ser vendida como una obra destinada sólo para el público infantil. Pero como es común en este particular tema, vaya que es discutible.

Tanto la novela como la película han recibido múltiples críticas por algunos expertos debido a la rudeza de su contenido. Incluso, la adaptación de Roeg ha sido recordada por muchos nostálgicos como una pieza, ¿cómo decirlo?… tremendamente aterradora. Goza de algunos momentos que son horror puro.

Esto se debe a la calidad de efectos especiales y uso de marionetas de la mano del mismísimo Jim Henson –The Muppets– que, para nuestros días, han envejecido bastante bien. Aquí, la mitología de las brujas se explora a través del folclor inglés, que ronda entre el suspenso, el horror y los cuentos de hadas.

7.- The Craft (1996)

Un clásico de brujas nacido en una década repleta de películas de culto y, por supuesto, de mucho cine teen. The Craft, del cineasta Andrew Fleming nació como parte de una tendencia a este extraño “enaltecimiento” de películas juveniles en el cual podríamos incluir: el escatológico Trainspotting de Danny Boyle (1996), el violento The Doom Generation (1995) de Greg Araki y la terrorífica Scream (1996) de Wes Craven.

Una película que combina los clásicos dramas juveniles con elementos del cine de terror y ciertos simbolismos de la religión neopagana Wicca. De hecho, se menciona que varias escenas, como por ejemplo la famosa tormenta frente a la playa, es auténtica, y esto se debe en parte a que Fairuza Balk –una de las protagonistas más recordadas del film– profesaba esta religión y realizaba conjuros durante todo el rodaje.

The Craft es maravillosa. Tiene todo el espíritu teen de la década: divertida, erótica por momentos y, claro, visceralmente aterradora.

https://www.youtube.com/watch?v=xfstws5BSmg

6.- Halloween III: Season of the Witch (1984)

Probablemente, las brujas no sean las protagonistas de esta película pero vaya que sí se aborda el tema de la brujería por todos lados.

Halloween III: Season of the Witch de Tommy Lee Wallace es una rareza dentro de la franquicia de Halloween. Concebida para convertirse en una película episódica que nada tuviera que ver con la franquicia de John Carpenter, este film nos narra cómo una secta sanguinaria decide cometer un asesinato masivo de niños con uso de magia y tecnología a manera de sacrificio.

La película es estupenda porque maneja un suspenso de sello Carpenter inigualable, con efectos especiales de la década y un sinfín de giros argumentales que la vuelven una extrañeza difícil de clasificar. Parece una película fantástica con tintes de horror, brujería e incluso… ¡Ciencia ficción!

Halloween III: Season of the Witch no es sólo una recomendación que siempre mencionaré cada 31 de octubre, es una demanda para los fanáticos.

5.- The Witch (2016)

La siguiente fue considerada la mejor película de terror del 2016 y presumió el lujo de haber sido aprobada por la mismísima The Santanic Temple –iglesia con culto a satán– de la ciudad de Detroit. The Witch, la ópera prima del director estadounidense Robert Eggers, es una de las máximas sorpresas en el campo del horror contemporáneo y vuelta ya un clásico en el cine independiente.

Retoma cientos de mitos, cuentos y fábulas clásicas de la Europa de la Edad Media y las ambienta detalle a detalle a través de una historia que emula a una parábola judeocristiana. De naturaleza contemplativa, The Witches una obra majestuosa tanto en el tema de lo argumental como en el tema de lo audiovisual. Poesía de horror gótico. Hasta el propio Stephen King escribió en su twitter que era lo más visceral que había visto en los últimos años.

Véase | The Witch, de los listones más altos en cuanto a películas de Satán

4.- Las Brujas de Zugarramurdi (2014)

Una vez que miras esta película probablemente no veas el cine como antes. Las Brujas de Zugarramurdi es un tesoro de la cinematografía actual que, lamentablemente, poca gente conoce. Pero no se preocupen que eso lo resolvemos aquí. Déjenme describirla: es una epopeya de acción desenfrenada cuyo arranque tiene todo el espíritu de un Quentin Tarantino rabioso unido a balazos con alguna película enfermiza de la talla de la Troma Entertainment.

Álex de la Iglesia, el director español detrás de joyas tan hilarantes como Acción Mutante (1993) o Balada Triste de Trompeta (2011), nos trajo esta hilarante película exploitation en el 2014 que satiriza todo el mito de las brujas, como The Witches of Eastwick, pero bajo la perspectiva masculina.

De hecho, Álex, nuestro políticamente incorrecto Álex, crea toda una película cuya premisa radica en que, de alguna manera insospechada, todas las mujeres del mundo son brujas y ninguno lo sabemos. Desquiciada y exquisita, una suerte de secuela espiritual de El día de la Bestia (1995).

3.- Suspiria (1977)

Dirigida por el maestro del horror Dario Argento y protagonizada por la inigualable Jessica Harper, probablemente se trate del giallo italiano más famoso de la historia. Suspiria, no sólo es un referente inmediato para el cine de terror, sino también un clásico de culto para el cine universal.

Concebida como una película de horror que debían protagonizar niñas de 10 años –esto con la idea de mezclar la inocencia con lo visceral; la fantasía con la realidad–, Suspiria terminó convirtiéndose, debido a la rudeza de su temática, en un auténtico thriller de crimen y misterio interpretada por mujeres jóvenes.

La película de Argento resulta un viaje surrealista a los confines más recónditos de la cosmogonía brujeril mientras retrata, a manera de cuento retorcido, la ya eterna e histórica lucha entre la superstición y la psicología.

Suspiria es elegante, poética y perversa. Una obra monumental, tanto en su calidad visual technicolor, como en su emblemático tema musical que la volvieron una de las historias de brujas más espeluznantes del séptimo arte.

2.- Veneno para las hadas (1984)

Pude haber colocado otra de mis cintas mexicanas favoritas en este tema, comoEl Santo en: ¡Atacan las Brujas! (1968) pero al final no pude contenerme.

El cineasta mexicano Carlos Enrique Taboada es más reconocido por haber filmado la famosa tetralogía del horror mexicano: Hasta el viento tiene miedo (1968), El libro de piedra (1969), Más negro que la noche (1975) y, por supuesto, Veneno para las hadas (1984), que son hoy en día referentes de culto en nuestra preciada filmografía.

Y ésta última, para muchos fanáticos, no sólo es la más espeluznante, sino la que mejor retrata el tema de la brujería o la superstición con el campo de la psicología a través de un aparente cuento de hadas protagonizado por un par de niñas –Elsa María Gutiérrez, Ana Patricia Rojo– que terminan convirtiendo esta historia en una especie de antesala al giallo italiano.

No por nada el cine de Taboada ha sido considerado por muchos críticos como visionario a la creación de este subgénero mucho antes que el propio Argento.

1.- Häxan: Witchcraft Through the Ages (1922)

No puedo pensar en otro metraje que retrate mejor la tan extensa cosmogonía de la brujería en el mundo que una extraña película danesa de culto como Häxan: Witchcraft Through the Ages.

Dirigida en 1922 por el danés Benjamín Christensen, este filme ha sido considerado por muchos críticos e historiadores como totalmente inclasificable. Algunos la califican como un auténtico documental sobre los mitos de la brujería a través del tiempo, ofreciéndonos una amplia visión sobre la Edad Media y las leyes de época, pero otros, más arriesgados aún, como el primer falso documental de la historia.

Véase | Häxan, un film inclasificable

La razón de esta disputa es que Häxan es una especie de archivo histórico que adapta con lujo de detalle el interesante Malleus Maleficarum (El Martillo de las Brujas), uno de los tratados más importantes sobre la persecución de brujas durante el Renacimiento escrito en 1487. Pero lo hace a través de una suerte de documental que si bien posee datos duros que son auténticos, en ocasiones cruza la línea del humor negro volviéndola una especie de sátira anticlerical.

Incluso, el director de la película, Benjamín Christensen, aparece interpretando al mismísimo Satanás.

Aunque de naturaleza satírica, Häxan es uno de los filmes más interesantes que han existido en el campo de la historia documental. Ya sea por la información que expone a través de ciertas dramatizaciones exageradas –que inspirarían a otros documentales como Mondo Cane (1963)–, o por ser una crítica directa a los conflictos que derivaron la superstición y fanatismo de la propia Iglesia católica, como la Santa Inquisición o la quema de brujas.

Prohibida tras su estreno en Estados Unidos y algunos países europeos, debido a los desnudos explícitos y la enorme carga anticlerical, posee una clara influencia del Expresionismo Alemán en casi todos sus elementos. Häxan no sólo es perfecta para conocer todo respecto a la brujería a través de los tiempos, sino también para ver una fría noche de Halloween.

*Foto de portada tomada de Geek Tyrant

Comparte
Héctor Jesús Cristino Lucas
Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft. Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte. A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado. Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com