Alteración de actas y paquetes electorales perdidos en comicios municipales: TEPJF

Alteración de actas y paquetes electorales perdidos en comicios municipales: TEPJF

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación decretó la nulidad en los comicios de cinco municipios, Ocoyucan, Ahuazotepec, Cañada Morelos, Mazapiltepec y Tepeojuma tras comprobar las irregularidades; la más alta en los últimos 18 años según el IEE

Foto: Marlene Martínez
Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

Actas de escrutinio y cómputo alteradas o desaparecidas y paquetes electorales que no llegaron a los comités electorales municipales fueron algunas de las irregularidades que se registraron en la jornada electoral del pasado 1 de junio, de acuerdo con las sentencias que emitió el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) donde ordena la nulidad de los comicios en 5 municipios poblanos: Santa Clara Ocoyucan, Tepeojuma, Ahuazotepec, Mazapiltepec y Cañada Morelos.

La cifra, a la que se suma el caso de Tianguismanalco anulada previamente por el Instituto Estatal Electoral (IEE), es la más alta de comicios municipales anulados desde el año 2000 a la fecha, de acuerdo con el archivo histórico del IEE.

Tras las sentencias, el Congreso del estado sesionó para conformar Consejos Municipales, que serán la autoridad temporal en esas localidades, hasta que se realicen elecciones extraordinarias.

Los Consejos Municipales aprobados por los y las diputadas están dominados por militantes de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), pues al menos cuatro de los cinco presidentes de dichos Consejos están afiliados a ese partido.

En Ocoyucan se rompió la cadena de custodia

La madrugada del 2 de julio llegaron al Consejo Municipal de Santa Clara Ocoyucan sólo dos de los 39 paquetes electorales que se esperaban, los de las casillas 863 C1 y 866 E1.

El resto, 37 paquetes electorales, aparecieron tres días después, el 4 de julio, cuando los presidentes de las juntas distritales 13 y 21 los entregaron al Consejo Municipal de Ocoyucan, pero sin datos de cuándo y a qué hora, en qué condiciones ni quién los había llevado a las direcciones equivocadas, según confirmó la autoridad electoral judicial.

La irregularidad rompió, dijo el PRD en su impugnación, la cadena de custodia de los paquetes. El asunto llegó a las oficinas del IEE, pues hasta ahí se llevó el cómputo supletorio de la elección ante la falta de garantías y seguridad para realizar el cómputo en el Consejo Municipal.

EL TEPJF descubrió que el IEE y el Partido Social de Integración (PSI) utilizaron actas de escrutinio y cómputo “falsas” y duplicadas, y que el TEE lo validó.

Y se realizó con base en las actas de escrutinio y cómputo de la jornada electoral, con ellas el IEE validó el triunfo del candidato de Antorcha Campesina que compitió bajo las siglas del PRI, Rosendo Morales, pero cuando los magistrados del TEPJF pidieron las actas con las que realizaron el cómputo, el IEE sólo envió 28 de las 39 casillas instaladas, aunque únicamente  23 eran originales, seis eran copias al carbón, y tres eran ilegibles.

El tribunal federal pidió a los partidos que proporcionaran sus actas para verificar los resultados, y sólo el PRI dijo contar con dichos documentos y entregó copias de 30 actas, de las cuales 2 se encontraban en blanco, 4 eran ilegibles y 7 venían remarcadas, es decir sólo en 21 casos tenían validez legal.

Con esa documentación la Sala Regional sólo tenía elementos para validar el 58.9%, por lo que decidió ordenar la anulación del proceso.

Ahuazotepec, el acta fantasma

En Beristain, comunidad ubicada en el municipio de Ahuazotepec, en la sierra norte de Puebla, hubo casillas quemadas: cuatro de las 14 instaladas para definir al nuevo presidente municipal. Por la violencia desatada en ese municipio, el Consejo Electoral pidió al IEE realizaran el cómputo supletorio y se mandaron a Puebla los paquetes electorales que sobrevivieron.

Tras el cómputo de esos 10 paquetes el IEE resolvió dar el triunfo al candidato del PRI Juan Daniel Ramírez Ramírez, lo que provocó que Morena impugnara la resolución primero en el Tribunal Electoral del Estado, en donde se ratificó la decisión del IEE, y más tarde en el TEPJF.

En su sentencia, los magistrados federales comprobaron dos cosas, primero que esas cuatro casillas quemadas eran suficientes para anular la elección pues representan el 28.5 por ciento de las casillas instaladas, y la ley establece que con 20% o más se debe anular el proceso.

Además descubrieron también que el IEE y el Partido Social de Integración (PSI) utilizaron actas de escrutinio y cómputo “falsas” y duplicadas, y que el TEE lo validó.

Morena presentó como prueba en su demanda ante el TEPJF “el testimonio notarial de quien fuera presidente de la mesa directiva de casilla 77 Contigua 1, quien declaró ante un fedatario público que, dados los hechos de violencia acontecidos en la localidad, les fue imposible realizar el escrutinio y cómputo de dicha casilla”.

Pero la Secretaria Ejecutiva del IEE, Dalhel Lara, aseguró que “durante el acomodo de la documentación electoral del Consejo Municipal, se pudo localizar el acta de escrutinio y cómputo original de esa casilla”, por su parte el PSI también “dijo exhibir la copia carbónica de esa acta de escrutinio y cómputo”.

Pero las dos actas presentadas tienen la misma leyenda “Original para la bolsa del expediente de la elección para el ayuntamiento”, lo cual, dice el TEPJF: “es un sinsentido al solamente existir por paquete electoral un original de esa acta para ser ingresada al mismo”.

Actas alteradas en Cañada Morelos

La jornada electoral en el municipio de Cañada Morelos, ubicado en los linderos con Veracruz, estuvo marcada por la violencia y la quema de paquetes electorales, además, a decir del PRD durante la jornada e incluso días previos hubo “presencia de personas armadas y grupos de camionetas que circulaban por la carretera municipal amenazando el electorado para no participar en la jornada y al Consejo Municipal de secuestrar las urnas”.

Foto: Marlene Martínez

Y aunque sólo pudo computarse la votación de 20 de las 27 casillas instaladas el día de la jornada electoral (76%) el IEE validó y reconoció el triunfo de la candidata priista, María de Lourdes Carrera Carrera.

En la impugnación que el PAN llevó al TEPJF se señala que al menos 7 de los paquetes que llegaron al Comité Municipal “presentaban claras muestras de alteraciones y manipulaciones, por lo que dicho consejo dispuso separarlas para contar boleta por boleta de esos paquetes”, pero ese recuento ya no se realizó cuando la paquetería fue enviada al IEE para que se realizara el cómputo supletorio.

Por su parte Morena aseguró en su impugnación que hubo actas de escrutinio en donde “no coinciden el número de personas que votaron y la suma de la votación”.

El TEPJF reconoció que el IEE utilizó actas de cómputo y escrutinio aportadas por el PRI y el Partido Verde en donde “es posible advertir que, en ambos casos, presentan inconsistencias y alteraciones que ponen en duda los resultados contenidos en las mismas”.

Y señala que en las actas presentadas por el PRI y el PVEM, “es posible advertir que ambas tienen muestras de alteración”, pues “entre la columna de resultados de la votación de casilla de la elección del Ayuntamiento “con letra” y la columna de “con número”, no coinciden las cantidades asentadas entre en una y otra, en los resultados asignados a Movimiento Ciudadano -dieciocho y (0) cero- Compromiso por Puebla -dos y (18) dieciocho- Pacto Social de Integración -sesenta y tres y (2) dos- y MORENA -en blanco y (73) setenta y tres”.

4 COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.