Una guerra contra la discriminación y violencia en Tuxtepec; las armas, son...

Una guerra contra la discriminación y violencia en Tuxtepec; las armas, son juguetes

No hay texto alternativo automático disponible.
Eduardo Contreras | Página 3

Tuxtepec.- La discriminación y violencia, que en muchas ocasiones van de la mano, atenta contra las personas y en Tuxtepec hay casos constantes; una posición social no “acomodada”, preferencias sexuales diferentes o la necesidad de mejores condiciones de vida que empujan a la delincuencia, son contextos que hacen víctimas a la ciudadanía, por ello sectores buscan combatirlos con armas fuera de lo común.

Estefanía García, activista y emprendedora en el municipio de San Juan Bautista Tuxtepec le apuesta a participar y sumar en su comunidad, ayudar a combatir la discriminación, estereotipos y demás tabús que incitan a la violencia, a través de un proyecto económico-social denominado “Funky Monsters”; juguetes.

Explicó que existe la necesidad de enseñar a niñas y niños temas tan importantes como la inclusión y la tolerancia, porque existe un escenario donde la trasmisión de mensajes por parte de los adultos no son los más positivos para la infancia, esto es lo que dio origen a su proyecto con visión social.

“La idea nace con el propósito de poder enseñar pero de una manera amigable, divertida y natural, que los niñxs deben aprender sobre la tolerancia en temas como la diversidad sexual, discapacidades y hacia la naturaleza, tan natural como se enseña la heterosexualidad o la equidad de género”, señaló.

El lema que utiliza la activista y emprendedora es “jugando aprendemos a ser libres”, “tratamos de quitar el tabú de que las niñas sólo princesas, los niños sólo guerreros, que los niñxs conozcan todas las posibilidades que existan y crezcan libres y sepan que pueden ser lo que quieren ser.

El mensaje de los juguetes es hacer inclusión; muñecas con sobrepeso, muñecos morenos, también se encuentran cuentos, por ejemplo el de El príncipe azul y verde, donde se narra cómo dos príncipes se conocen luchando y se enamoran, o el de la Princesa Súperheroína, que sola tiene la capacidad de proteger y salvar a su pueblo, también juguetes de especies en peligro de extinción.

Se busca normalizar todo lo que la sociedad actual discrimina, que los niños no lleguen a un mundo donde no entiendan las cosas y se pongan a la defensiva como ocurre ahora, con personas a la defensiva ante temas como el feminismo o la protección de los derechos de la comunidad de la diversidad sexual, temas sociales que en algún momento pueden atentar contra la integridad de un individuo.

Estefanía García reconoció que la tarea no es fácil; en un principio existió miedo porque al final el emprendimiento se trata de un negocio, sin embargo, poco a poco y de forma tenue se abordaron los temas para poder cumplir el objetivo del proyecto, pero también que funcione como un modelo de emprendimiento económico para poder producir, hacer y vivir.

Hoy, para lograr la aceptación de la sociedad, Funky Monsters maneja diversas líneas, incluso cuando solicitan juguetes y si los pedidos no perpetúan estereotipos de género o requieren algún tema de inclusión, se hacen descuentos para quienes los adquieran.

La activista mandó un mensaje para los adultos, a los padres de familia; dar una oportunidad al proyecto que no plantea nada malo, al contrario, son juguetes súper naturales y a los infantes que simplemente jueguen con todos los juguetes que quieran.

*Fotos tomadas de Funky monsters

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.