Periodistas sin título

Periodistas sin título

Susana Sánchez Sánchez

@multiplesvoces

Hace un par de años una directora académica de la licenciatura en Comunicación, de una universidad poblana, me preguntó si conocía a un fotoperiodista que pudiera dar clases con carácter de urgente.

-Sí, conozco a varios –me apresuré a decirle.

-¿Titulados?

-No.

-Se requiere que tengan título y cédula.

En el gremio periodístico, mientras tanto suelen ser soslayados los grados académicos, ¿para qué sirven si se ha logrado hacer carrera en una “profesión”? El periodismo, entonces, está inundado de personas con licenciaturas truncas o con estudios de secundaria o preparatoria, ¿un papel mide su conocimiento? De ninguna manera. El papelito, sin embargo, es el respaldo institucional de ciertos conocimientos y habilidades que les permiten a las personas moverse entre ámbitos prácticos y académicos.

Salvo que alguien sea un periodista con prestigio,  es decir que haya obtenido premios o tenga publicaciones con editoriales importantes, pude inflarse de lisonja y decir que el título sólo sirve para limpiarse el culo o aventarse la clásica frase: el título no quita lo pendejo. Pero si usted es un joven universitario y está encandilado con el discurso de que no se requiere sacar el grado para ser periodista, ¡tiene razón!, ojalá lo sostenga después de quince años, cuando le pese retomar los libros, la tesis y los trámites burocráticos para obtener el grado o haya perdido algunas oportunidades académicas por no tener el grado o bien porque perdió la calidad de estudiante. Recuerde que son tiempos competitivos y si está pensando en poner un changarrito, por ejemplo, un portal de noticias, lo debe pensar dos veces porque de eso está atascada la red y sólo unos cuantos han logrado ganar una posición respetable.

Por fortuna la academia en el área de Sociales ha tenido a bien no aceptar a gente sin título, bastante ha hecho con incorporar a maestros y doctores con posgrados profesionalizantes (de esos que se hacen cada ocho días y se titulan con un proyecto fructífero para alguna empresa).  Ni modo, así son las reglas en las instituciones. Seguro hay quien está brincando de su asiento y diciendo que sabe más que el licenciado, el maestro o el doctor, puede ser cierto, ¿por qué no someterse a un examen y obtener el grado? Hay universidades que ofertan planes tan flexibles que no resulta complicado sacar la licenciatura, claro cuesta unas lanas; pero si es de los defensores de la universidad pública, perfecto, ¿por qué no invertir cinco años y sacar el título y la cédula? Total que por conocimiento, usted es docto y les daría la vuelta a los profesores universitarios.

Además, por otro lado, profesionalizar al periodismo podría ser un buen pretexto para exigirle a los empresarios mediáticos que les paguen como tal, porque ahí sí ellos tienen las de ganar diciendo que el periodismo es un oficio, entonces se paga como tal.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.