19s en Puebla: desaparición de recursos y opacidad en la reconstrucción  

19s en Puebla: desaparición de recursos y opacidad en la reconstrucción  

Clínica en San Felipe Otlaltepec. Foto: Samantha Páez
Samantha Páez

@samantras

Los gobiernos federal y estatal han presumido importantes inversiones para la reconstrucción de las 28 mil 344 casas, 2 mil 272 escuelas, 103 inmuebles de salud, 640 monumentos históricos y nueve museos afectados en Puebla durante el sismo del 19 de septiembre de 2017.

De acuerdo con el gobernador Antonio Gali Fayad y el subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quiros, los recursos equivalen a 5 mil 263 millones de pesos.

Sin embargo en una revisión hecha por LADO B fue posible detectar diversas anomalías durante el proceso, como son la entrega de sólo una parte de los fondos que se aprobaron u obras que se están ejecutando pero de las cuales no se tiene información.

También hay discrepancias en los datos manejados por dependencias estatales y federales, así como falta de transparencia y un manejo engañoso sobre el avance en la reconstrucción.

Estado desaparece recursos

La escuela secundaria técnica “Ignacio Zaragoza”, en la ciudad de Puebla, es parte de lo que queda de la hacienda El Cristo, que data de 1862, y tuvo un daño grave tras el sismo del 19 de septiembre del año pasado, por lo que la SEP federal decidió, de acuerdo con el portal de Transparencia presupuestaria Fuerza México, demoler el inmueble y hacer un plantel totalmente nuevo, para lo cual habría aprobado 14.1 millones de pesos (9.4 millones de Escuelas al cien y 4.7 millones del Fonden).

Además obtendría 16 mil 470.22 pesos extras por una póliza de seguros, esto según la base de datos que el portal Animal Político hizo pública.

Sin embargo el personal docente refiere que las obras que se están realizando para construir un nuevo edificio costarán poco menos de 5 millones de pesos.

Es decir, de los 14.1 millones que se tienen reportados como inversión para la escuela secundaria, solamente se está aplicando una tercera parte.

Personal de la institución, quien prefirió el anonimato, expuso que después del sismo acudió un ingeniero por parte del gobierno federal y valuó la rehabilitación del inmueble histórico en unos 8 millones de pesos.

A pesar de que había recursos suficientes para el proyecto, el Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (Capcee) prefirió edificar un nuevo inmueble y ahorrarse 3 millones de pesos. De los 9.1 millones de pesos que sobrarían no hay más información.

Pablo Clark, investigador del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), explicó durante una entrevista telefónica que si bien es el gobierno estatal quien ejerce los fondos para la reconstrucción de escuelas, es el gobierno federal quien coordina y reporta el gasto.

De tal forma que para analizar la rehabilitación de espacios educativos se deben tomar las cifras que aparecen en el portal Transparencia Presupuestaria. Aunque Clark reconoció que existe falta de claridad y transparencia en la aplicación y distribución de los recursos para las instituciones educativas.

—Prácticamente toda la información de este tipo (aplicación de los programas) empieza en los gobiernos estatales y ellos se la reportan luego al gobierno federal. Entonces (en) la base de reconstrucción de escuelas de Fuerza México de Transparencia presupuestaria (…), la SEP sólo junta la información que le mandan de los estados.

Escuela telesecundaria Ignacio Zaragoza.
Foto: Samantha Páez
El INAH ha sido omiso

La planta docente de la telesecundaria Ignacio Zaragoza comentó que desde el terremoto del 7 de septiembre tuvieron afectaciones, pues una barda perimetral se cayó. Pese a que se pidió ayuda a los gobiernos estatal y municipal, la respuesta fue que no había recursos.

Con el sismo del 19 de septiembre los seis salones quedaron con fisuras en los muros y techos; la capilla donde se instalaron las oficinas administrativas tiene el techo y las torres fracturadas; el techo del comedor está a punto de desplomarse, y todos los arcos presentan daños estructurales.

A pesar de ello el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no ha visitado esa parte de la exhacienda El Cristo, que antes correspondía a las caballerizas y a las casas de los peones.

Tampoco ha invertido en la recuperación del inmueble del siglo XIX y no ha permitido que los padres de familia o el Capcee intervengan el sitio, según el personal de la escuela.

De hecho, el INAH no menciona a la secundaria como parte de los 640 monumentos históricos con afectaciones después de los sismos de septiembre del año pasado. Aun cuando la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos consideran monumentos todas “las obras civiles relevantes de carácter privado realizadas de los siglos XVI al XIX inclusive”.

Ante la omisión del INAH, el cuerpo docente de la escuela, los padres y la asociación de colonos –quienes pagaron la expropiación de la exhacienda para crear un corredor educativo- piensan recurrir a la embajada francesa –el arquitecto de El Cristo era de esa nacionalidad- o a la cooperación ciudadana para que el inmueble sea recuperado.

Esto debido a que las obras del Capcee sólo incluyen seis aulas, baños y cisterna, dejando de lado las oficinas para la dirección y el comedor.

Sin datos de clínica en Otlaltepec

Las irregularidades no sólo se han dado en el sector educativo, sino también en el de salud.

A los habitantes de San Felipe Otlaltepec, comunidad famosa por su vocación musical, les avisaron con un día de anticipación que su única clínica sería demolida por los estragos que causó el sismo del 19 de septiembre.

Nada más les dio tiempo de rescatar algunas piezas prehispánicas nguivas o popolocas que estaban allí en resguardo, entre ellas una figura conocida como “El Sapo” de unos mil 600 años de antigüedad y varios discos de piedra que podrían ser partes de columnas.

Dentro quedaron otros vestigios, como un espejo de piedra empotrado en uno de los muros, sobre los cuales no se sabe qué pasó.

Los habitantes dicen que las obras de reconstrucción iniciaron hace un par de semanas y que sería el gobierno federal el encargado, pues la clínica era del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS).

Sin embargo, el gobierno federal no ha reportado el inmueble en la página de Transparencia presupuestaria; es decir, los trabajos sí se están realizando pero se desconoce el costo, el avance, qué empresa es la encargada y el tipo de daño que presentaba el edificio.

Hasta el momento el IMSS aportó datos de dos hospitales con afectaciones graves en Puebla: uno en Atlixco, en el que invertirá 56 millones, y otro en Chietla, del cual tampoco hay más datos.

Telesecundaria Ignacio Zaragoza.
Foto: Samantha Páez
Manejan cifras dispares

La diferencia entre las cifras no es solamente para la telesecundaria Ignacio Zaragoza, sino en todas las instituciones del estado.

A nivel federal son 2 mil 272 las instituciones afectadas, según datos del portal Transparencia Presupuestaria aunque a nivel estatal sólo hay mil 614 reconocidas, según la solicitud de información folio 00949317. Lo que significa que el gobierno estatal calculó 40% menos escuelas afectadas que el gobierno federal.

Hay también diferencias en los montos asignados para cada una de las instituciones educativas por parte de la Federación y por parte del estado.

Por ejemplo, en el caso de la primaria Centro Obrero, en el municipio de Atlixco, el gobierno federal avaló poco más de 44.3 millones de pesos, pero la Secretaría de Finanzas estatal reportó 17.5 millones, menos de la mitad de los recursos.

La disparidad se presenta también en lo que las dependencias reportan por programa. Tal es el caso de la secundaria Cuitláhuac, en Coatzingo, donde la SEP poblana informó que por “Escuelas al cien” se asignaron 8 millones 250 mil pesos, mientras que la SEP federal reportó en Transparencia Presupuestaria que serían 9 millones 450 mil 633.82.

A su vez la SEP estatal reportó que la primaria Miguel Hidalgo y Costilla, de Zapotitlán, tendría 300 mil pesos por “Escuelas al cien”; pero a nivel federal son 274 mil 457.

Pablo Clark, investigador del IMCO, explicó que el programa de “Escuelas al cien” opera con recurso estatal; el Fonden es recurso federal que se distribuye a través de las entidades y el Programa de la Reforma Educativa lo otorga de forma directa la Federación.

Sin embargo al momento de transparentar es donde la información fluye de forma lenta, debido al atraso de las entidades federativas, y hay confusión.

—Los flujos de información han sido una pesadilla y, en nuestra interpretación, los flujos de información han sido no del todo adecuados, lo cual ha retrasado mucho la reconstrucción de escuelas. Este flujo de información de la Secretaría de Educación de Puebla y del Capcee a la SEP y al Inifed ha sido lento y (ha) generado muchas dudas.

LADO B buscó a la Secretaría de Educación Pública federal para saber su postura sobre la telesecundaria Ignacio Zaragoza y las diferencias en los datos de reconstrucción de escuelas, pero no tuvo respuesta. Por su parte la secretaría estatal dijo que esa información le corresponde al Capcee.

Por su parte el Capcee dijo que la información proporcionada por el personal de la telesecundaria es falsa, aunque no mencionó cuál es la cifra final de inversión.

A su vez la Comisión Estatal para la Reconstrucción dijo que todas las bases de datos del portal Puebla Activa, de donde se tomó la información para este texto, han sido cotejadas tanto por autoridades estatales, como federales y asociaciones civiles.

Cifras confusas y poca transparencia

En sendas entrevistas con medios de comunicación el delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Juan Manuel López  y Eugenio Mora, comisionado para la reconstrucción, dijeron que el avance en la reconstrucción de viviendas dañadas por el sismo es de 85% para las que fueron pérdida total y 90% para las que tuvieron daños parciales.

Sin embargo en el sexto Informe de avances de reconstrucción de vivienda, que se publicó en agosto de 2018, el gobierno estatal dice que van mil 55 casas terminadas, ya sea por Agencias Productoras de Viviendas (APV) o por autoconstrucción.

Si se toma en cuenta esta cifra, el avance de reconstrucción, entonces, sería de dos casas construidas por cada cinco que fueron devastadas.

Sobre las casas con daño parcial, el informe menciona que se entregaron nueve de cada diez tarjetas para la reparación, pero no da más detalles de cómo se han aplicado dichos fondos.

Por otro lado el gobierno estatal informó que fueron 96 clínicas, hospitales y centros de salud los que presentan perjuicios. Si bien el gobernador poblano sostuvo que se gastarían 109 millones de pesos para repararlos, no se tienen datos del monto por inmueble y el detalle de cada una de las obras.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.