Junji Ito Collection: Horror hecho anime, un manual básico

Junji Ito Collection: Horror hecho anime, un manual básico

Resultado de imagen para junji ito collection
Foto tomada de El palomitrón
Héctor Jesús Cristino Lucas

Probablemente el nombre de Junji Ito no sea tan reconocido en Occidente como el nombre de Stephen King, pero algo debes saber: tanto el miedo como el horror, están igual o más que asegurados.

Junji Ito se ha convertido a pulso, al lado de mangakas tan importantes como Kazuo Umezu –Orochi: Blood– o el mismísimo Suehiro Maruo –Midori, la niña de las camelias–, en uno de los artistas más citados en el amplio mundo del horror japonés. Mangaka y escritor, sus historias han desconcertado a un gran número de lectores alrededor del mundo y, pese a que algunas obras son mejores que otras, es seguro que te lleves las manos a la cabeza por las incontables pesadillas que encierran cada una de sus páginas.

Su horror no sólo está presente en historias gráficas y violentas, sino también es capaz de jugar con nosotros, sus lectores, a través de ciertas artimañas psicológicas: fobias humanas; body horror; miedo a lo desconocido; y, por supuesto, folclor… mucho folclor japonés.

Si Hayao Miyazaki es capaz de mostrarnos tanto el lado más fantástico como mágico de toda su cultura, a través de películas como Viaje de Chihiro (2003) o El Increíble Castillo Vagabundo (2004), Junji Ito repite la fórmula a través de maldiciones, leyendas urbanas, Yokais y Onis –monstruos y demonios–. Recordándonos así que, cada cultura tiene sus criaturas y deidades con las cuales jamás quisiéramos toparnos.

Entre sus mangas más populares, y que yo recomiendo siempre que cito a este impresionante mangaka, se encuentra, primero: Tomie, publicado por primera vez en 1999. Una historia de misterio y terror que gira en torno a una chica bastante peculiar, cuya extravagante belleza es capaz de cautivar la atención de cualquier hombre hasta llevarlo a un declive físico y psicológico, que raya en lo lunático y anormal.

Incluso, se hicieron diversas adaptaciones live action de estos mangas con hasta 8 partes. Muy populares en Japón y, algunas de ellas, son referentes de culto.

Otra de sus obras más conocidas es el manga Gyo, publicado episódicamente en Japón dentro de la revista semanal Big Comic Spirits, allá por el 2001. Este manga es peculiar, ya que no sólo explora otro rubro de Junji Ito, con más ciencia ficción y body horror de manera fetichista, sino que también nos demuestra su rotunda admiración al trabajo del maestro del horror cósmico H. P. Lovecraft.

Esta historia, aunque no tan fiel al manga original, fue adaptada en 2012 por el cineasta de anime Takayuki Hirao, pero a manera de OVA –por sus siglas: Original Video Animation, son producciones animadas destinadas para su consumo en video–, titulada: Gyo Tokyo Fish Attack. Aún así, la historia conserva lo esencial de la marca Junji Ito. Una gran muestra de cómo adaptar un manga sin morir en el intento.

Y por supuesto, no podemos dejar de mencionar la obra más reconocida en Occidente de este autor. El siempre aterrador y retorcido: Uzumaki.

Su publicación inició en 1998, también de forma episódica en la revista Big Comic Spirits, y fue un éxito tan rotundo que se ha vuelto todo un referente del horror dentro del manga. Gracias a éste fue que Junji Ito comenzó a ser conocido en distintos países. Rápidamente fue citado como una de las obras más espeluznantes que se puedan leer.

La trama es básica, pero no por eso menos misteriosa y efectiva. En una pequeña ciudad japonesa de Kurouzu, cosas extrañas suceden. Los habitantes parecen entrar en una paranoia obsesiva con la figura de la espiral. A través de diversas historias ocurridas en esta ciudad maldita, Junji Ito transmite horrores tanto psicológicos como gráficos. Y, de paso, un interesante ensayo acerca de esta figura, llevándolo a un límite demencial y lovecraftiano.

Por cierto, si este manga te interesa, la editorial Panini México trajo Uzumaki completamente traducido al español en octubre del año pasado con motivo de las celebraciones de Halloween. Fue todo un éxito en ventas en nuestro país y no es para menos.

Pero, la verdadera razón por la cual ésta editorial decidió traer a Junji Ito doblado al español a nuestro país, se debió a que en Japón ya se había anunciado, tiempo antes, el lanzamiento de una esperadísima serie que llevaría a pantalla cada una de sus historias a inicios del 2018. Y así como se avisó, así fue.

Para los verdaderos fans de este mangaka la noticia fue un sueño hecho realidad. Por fin se atreverían a adaptar, sin censura ni tapujos, varias de las espeluznantes historias de Ito al mundo del anime. Y, si bien es cierto que el manga ya había pasado a live action anteriormente, como con las adaptaciones de Tomie, no muchos habían quedado conformes con ellas.

Se intuía que el anime sería el formato perfecto para mudar los horrores del tan amado mangaka: de las hojas a la animación. El horror hecho anime, al fin de tantos años, rumores y expectación, sería adaptado en la intrigante antología de anime: Junji Ito Collection, de la casa de animación Studio Deen.

Así, como si de un Pesadillas y Alucinaciones (2006) de Stephen King se tratara, éste anime selecciona y compila historias de Junji Ito de varias de sus colecciones publicadas a lo largo de su carrera trayéndonos, a manera de buffet, una inquietante colección de 12 retorcidos capítulos de horror y gore.

No obstante, Junji Ito Collection, para la gran mayoría de expertos y algunos fanáticos, no se ha tratado mas que de un auténtico fracaso. La crítica en Japón, sin embargo, habla de ella como un importante intento de adaptación acerca de un género complicado; poco se podría decir de bueno al respecto.

Y, pese a que estoy de acuerdo en muchas de estas afirmaciones, también discrepo en gran parte de ellas. Junji Ito Collection es una adaptación decente, pero sufre, prácticamente, el mal de cualquier antología de horror que hemos tenido a lo largo de la historia. Desde The Twilight Zone hasta Tyles from the Crypt, el problema es que siempre habrá historias más emblemáticas que otras, haciendo de estos espeluznantes popurrís, trabajos un tanto irregulares.

Este anime no es la excepción. Incluye historias tan escalofriantes como Fashion Model o Slug Girl, como otras un tanto apresuradas. Tal es el caso del relato Boy at the Crossroads, que se recortó para que pudiera encajar en un episodio. Y ese es otro tema sobre el cual se ha discutido demasiado.

Cada episodio contiene dos microrrelatos, al menos en su gran mayoría, y esto hace que las historias sean fluidas, hasta al punto de ir demasiado pronto. Concuerdo con algunos críticos en que lo mejor hubiera sido darle todo un episodio a una sola historia, pero puede que el estilo de Junji Ito Collection juegue un poco a emular las clásicas antologías compiladas, esto con la intención de que te sientas un lector casual de manga.

Igualmente, se ha hablado mucho respecto a la animación; algunos convencidos y otros completamente decepcionados, mas seamos justos. No será una obra maestra de la animación japonesa, pero vaya que hace un fascinante esfuerzo por recrear de cero el peculiar estilo de Junji Ito hasta en el último trazo. Y eso, aunque parezca poco, debería reconocerse como algo positivo.

Este anime podrá no ser el mejor representante de uno de los mejores maestros del terror japonés, ya que ni siquiera muestra la cuarta parte de la brutalidad tanto gráfica como psicológica vista dentro de sus mangas. Sin embargo, tengo la seguridad de decirles que es un intento bastante decente y funcional. Hasta puede ser un manual básico para principiantes.

Si aún no estás convencido o convencida en adentrarte al mundo de pesadilla creado por este inquietante mangaka, comienza con Junji Ito Collection.

Además… ¿han visto qué increíble luce su opening?

*Foto de portada tomada de El peso del aire

Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft. Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte. A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado. Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.