Godzilla: De secuelas insaciables y de monstruos legendarios

Godzilla: De secuelas insaciables y de monstruos legendarios

Imagen relacionada
Héctor Jesús Cristino Lucas

Hace unos cuantos años Netflix sorprendió a su audiencia con el anuncio de un nuevo proyecto producido por la Toho Animation y animado por la casa Polygon Pictures: Una impactante trilogía del ya legendario kaiju de la cultura nipona por excelencia… Godzilla.

Las expectativas aumentaron debido a que esta nueva serie de películas, a cargo de Kobun Shizuno e Hiroyuki Seshita, fungirían como una especie de “protesta pacífica” ante los deslumbrantes filmes americanos que también se estarían estrenando a la par de este interesante proyecto.

Por ello, el reboot de Godzilla (2014) de Garth Edwards no sería mas que una simple declaración de guerra. Si los americanos hacían del ‘Rey de los monstruos’ un montón de películas digeribles y absurdas, los nipones responderían con una película cada vez mejor y estupenda.

Así, para el 2017 Netflix ya había estrenado Godzilla: Planet of the Monsters. Junto a la también aclamada Shin Godzilla (2017) que sorprendió a más de uno, estamos frente a una de las mejores películas que recuperaron el legado del kaiju como ninguna otra.

Y ahora, en pleno 2018, la tan esperada secuela de la Toho Animation, Godzilla: City on the Edge of Battle, vuelve a estrenarse en la plataforma Netflix, acarreando audiencia por todos lados.

Secuela animada que se adelanta al estreno oficial del siguiente reboot de Godzilla, que veremos en 2019, a cargo de Michael Dougherty.

La guerra de estrenos de Godzilla está vigente hoy en día y, si me permiten aclarar, los nipones tienen la última palabra. Estoy convencido de que nacieron para esto. Ningún otro podría tomar el legado del kaiju como ellos, y esta fantástica trilogía animada es la prueba.

Godzilla: Planet of the Monster (2017) fue apenas una probada de lo que eran aquellos clásicos nipones de monstruos gigantes. No sólo recupera el horror ante aquello que podría provocar el ingenio humano –como clara alegoría a la bomba atómica–, sino también recurre a un tipo de ciencia ficción postapocalíptica muy al estilo de Ray Bradbury y sus Crónicas Marcianas.

Una película completa cuyo único problema sería la extraña y tropezada animación, tan criticada desde su estreno. No obstante, la experiencia y el decente desarrollo de personajes –claros, y por supuesto, concisos–, hicieron de una posible película más del montón, una de las mejores en cuanto al ‘Rey de monstruos’ se refiere.

Ahora, pocas palabras serían las adecuadas para describir a Godzilla: City on the Edge of Battle (2018). Pero seamos lo más claros y sinceros posible: es una secuela insaciable. ¿Qué otra cosa podría ser? Supera con creces a su antecesora y funge, probablemente, como una mensajera de la brutalidad que nos espera en el cierre de esta excelente trilogía.

Esta nueva secuela es capaz de traducir el horror en una pesadilla interminable, mientras que la ciencia ficción toma rumbos aún más rocambolescos, aunque no por ello menos interesantes. Por ende, si a Godzilla: Planet of the Monster la bautizamos como una mezcla de aquella fantástica Gojira de 1954 con Crónicas Marcianas, ésta debería ser una combinación entre Aliens (1986) de James Cameron con Mazinger Z de Gō Nagai.

Una secuela ávida que añade el doble de recursos a su propio universo y el doble de acción, mientras reúne elementos de la ciencia ficción tradicional nipona como el mecha o el subgénero cyberpunk.

Algo que se debe mencionar es que gran parte de los personajes en la primera entrega pasan totalmente desapercibidos, sin distinción ni objetivos íntimos. En esta secuela, en cambio, son capaces de ejercer auténtica profundidad y desarrollarse, es decir, se les dota de personalidad.

Empero, cuando tratamos con personajes de diversas razas en el universo unidas por un mismo fin, éste no será el mismo objetivo que el de la humanidad. Por ello, en Godzilla: City on the Edge of Battle se deja aún más claro cuáles son los propósitos de cada uno en la historia, haciéndola más interesante.

Mientras tanto, el personaje de Godzilla, pese a ser antagónico, rápidamente se transforma no sólo en el personaje principal, sino en el único sobre el cual la atención de la audiencia jamás se disipará. Algo que, sin duda, debemos reconocerle a esta nueva trilogía.

Probablemente el miedo infundido por una criatura como Godzilla ha quedado en el pasado. En aquellos filmes cincuenteros de posguerra. Tantos remakes y reboots americanos sepultaron su legado, pero estas películas niponas no sólo recuperan el horror sino también el miedo y la brutalidad de un personaje que no sólo merece dicha reputación, sino también un reconocimiento patriótico.

Esta versión de Godzilla es probablemente la más gigantesca que se haya mostrado en una versión cinematográfica, alcanzando los 300 metros de altura. Incluso es más gigantesca que la que vimos en Shin Godzilla (2017), y esa es probablemente una de las razones, más que justificadas, por la cual el ‘Rey de los monstruos’ puede infundir tanto horror en estas nuevas entregas.

Además, nuevos personajes aparecen en esta entrega sólo con el propósito de infundir cierto misticismo a esta criatura. Una manera interesante de añadir profundidad a la trama, ya que no estamos frente a cualquier saga de películas que pretenden acaparar la pantalla con explosiones y acción absurda. El mérito es contar una historia de supervivencia y coraje, más allá de lo obvio.

Y lo mejor es que no hablamos de reboots o remakes, que se han vuelto una plaga hoy en día, sino de una trilogía que toma en cuenta toda la mitología del kaiju de la mayoría de las películas anteriores de Japón.

Godzilla: Planet of the Monster y City on the Edge of Battle transcurren en un futuro distópico y desolado de toda la franquicia original. Eso hace que ésta nueva saga adquiera cierto prestigio o seriedad. Una auténtica secuela dentro de un mismo universo que hace palidecer a ciertos productos americanos, y ofrece emoción a los verdaderos fan de la saga. ¡Piel de gallina asegurada!

Como mera curiosidad y porque sé que existen muchos fanáticos de éste destructivo kaiju, el sitio oficial de las películas, Godzilla Anime, develó a inicios de éste año el lanzamiento de una novela precuela titulada Godzilla Project Mechagodzilla, publicada en Japón el 25 de abril. En ella, se retomaron preguntas indispensables como el por qué la humanidad tuvo que marcharse de la Tierra y, qué ocurrió con la mega estructura llamada Mechagodzilla que tanto se ha nombrado en esta nueva entrega.

Sin embargo, aún no hay noticias de si la novela saldrá a la venta en nuestro continente, y mucho menos en nuestro país. Pero vale la pena estar atentos.

Godzilla: City on the Edge of Battle es, probablemente, una restauración de su legado. Una carta de amor para aquellos desinteresados por la nueva tanda de películas americanas del kaiju que tanto omiten, tanto añaden; y sí interesados en una nada pretenciosa trilogía que sabe lo que tiene y ofrece un espectáculo increíble con ello. ¿Que si la recomiendo? Debería ser tarea obligada.

Sinopsis:

“En la Tierra, Haruo y sus acompañantes entablan contacto con la tribu indígena Houtua. Para vencer a Godzilla, ponen rumbo a las viejas instalaciones de Mechagodzilla.”

Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft. Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte. A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado. Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.