Megaproyectos, ausentes en campañas políticas

Megaproyectos, ausentes en campañas políticas

Terrenos en peligro por el gasoducto Morelos en Nealtican y Papaxtla. Marzo 2015
Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Fernando Cuéllar, del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos “Joel Arriaga Navarro”, dijo que hasta el momento no ha visto a algún candidato o candidata tener una propuesta clara respecto al tema de megaproyectos, o una planeación estratégica o iniciativas en mitigación de impacto ambiental.

En su opinión, este tipo de proyectos se están haciendo al momento y los daños se van atendiendo sobre la marcha, sin claridad.

Puso como ejemplo al Gasoducto Morelos, del cual las autoridades no han hablado pese a que se actualizó el mapa de riesgos del Volcán Popocatépetl y creció el radio de la zona de afectación.

Para el defensor, candidatos y candidatas están cuidando referirse al tema de proyectos extractivos y de generación de energía para no ser cuestionados dentro de las campañas. A esto se suma que hay un vacío de información respecto de los llamados megaproyecto tanto desde las autoridades como en la sociedad.

“Creo que hay urgencia de que pase el tiempo electoral para que le exijamos a las autoridades y nos den claridad de cuál es la idea que tienen de política en cuanto a minería y energéticos”, dijo.

Presentan libro

El municipio de Nealtican, cerca del volcán Popocatépetl, lleva años resistiendo contra la instalación y el funcionamiento del Gasoducto Morelos, parte del Proyecto Integral Morelos, que plantea poner un gasoducto en una zona de alto riesgo volcánico.

Uno de los resultados del proceso de organización social comunitario es el libro “Cultura política local: en defensa de la vida, el territorio y el agua”, coordinado por el investigador Neptalí Ramírez Reyes, Doctor en antropología social de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

El libro fue presentado el lunes 18 de junio en el zócalo de Nealtican por Alejandra López García, del Cupreder; Manlio Barbosa Cano, investigador del INAH; Leticia Aparicio Soriano, de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM y el abogado Fernando Cuéllar Muñoz junto con la defensora Selene Santamaría Soriano, integrante del Comité en Defensa de la Vida, el Territorio y el Agua de la comunidad.

A raíz de la organización para frenar el riesgoso paso del Gasoducto Morelos en Nealtican, los habitantes crearon el comité, que también resultó en un centro comunitario de atención ciudadana con un espacio físico dentro del pueblo. Y son las historias de lucha y de articulación de los mismos pobladores las que están en este libro, contados por ellos y ellas, desde su realidad y sus vivencias.

Eso, dijeron los presentadores, es lo que hace único al libro. Porque no es un texto acerca de la historia de Nealtican, sino la historia de la comunidad contada a través de las voces de quienes la habitan y la conforman.

El trabajo que hizo el grupo de estudiantes de antropología del Doctor Neptalí junto con los pobladores es una muestra de un acercamiento diferente a las comunidades, ya que se hizo desde adentro y de manera horizontal, y no desde lejos, o “desde arriba”. Nealtican no fue un caso para estudiar, sino una experiencia completa de integración.

Desde su creación, el comité ha enfrentado problemas que han ido desde la difamación –al decir que se quedaban con el dinero para beneficio personal– hasta algunas amenazas por el tema del gasoducto. Sin embargo, la comunidad ha logrado estructurarse de tal manera que la organización ha seguido tanto para resistir al gasoducto como para construir nuevas formas de interacción comunitaria. Al día de hoy aunque los tubos del gasoducto están enterrados, no pasa gas a través de éste gracias a un amparo y a la constancia de lucha desde el ámbito legal.

Ahora esta historia de resistencia y de hacer las cosas de manera diferente, de organizarse y de continuar después de más de cuatro años, quedará plasmada por siempre en el libro.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.