Campaña contra Barbosa usaba cuenta de Twt de empleada del Ayuntamiento  
La campaña “Amlo Sí Barbosa No” arrancó con una cuenta que era originalmente de la jefa de Difusión de Comunicación Social del Ayuntamiento de Puebla
Por Aranzazú Ayala Martínez @aranhera
07 de junio, 2018
Comparte
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

El 25 de marzo, una semana antes del arranque de las campañas locales, inició en Puebla el movimiento “AMLO sí Barbosa no”, encabezado por la ex diputada y ex panista Violeta Lagunes, con la intención de desmotivar el voto hacia el candidato de Morena a la gubernatura, Miguel Barbosa Huerta.

Si bien el movimiento arrancó con fuerza se fue apagando poco después de un mes, pero mientras duró logró posicionarse en la agenda mediática y las redes sociales. En Twitter fue a través de una cuenta con 20 mil seguidores que pertenecía a Cinthya Verónica Valle Hernández, quien en 2016 trabajaba en el gobierno del estado, específicamente en Puebla Comunicaciones, y actualmente es jefa de Difusión de la Coordinación de Comunicación Social del Ayuntamiento de Puebla.

Fue Armando Pliego Ishikawa, activista e integrante del Consejo Ciudadano de Movilidad, quien se dio cuenta el 14 de mayo que la cuenta @AmloSíBarbosaNo había pertenecido a Valle Hernández, pues sin darle follow ya la seguía, y haciendo un rastreo de la cuenta encontró que antes era @MYM_Cindy.

Armando explicó a LADO B que el ID del usuario siempre es el mismo aunque cambie el handle (@ nombre de la cuenta), y aunque la mayoría de los tweets fueron borrados, se conservaron un par que demostraban que la cuenta era de Cinthya Verónica Valle Hernández.

Luego de que Armando Pliego diera a conocer su hallazgo en su cuenta personal de  Facebook, José Flores Sosa, profesor de la UDLAP, encontró mediante la herramienta FavStar que la cuenta antes era @MYM_CINDY, y había sido desactivada unas semanas antes.

“Posteriormente llegó un mensaje de otro amigo en común, Brahim Zamora, que nos dice que la cuenta se había desactivado. Utilizando operadores de búsqueda que te permite saber desde qué momento hay ciertas menciones, encontré que la cuenta había sido abierta en mayo de 2009”, dijo a LADO B.

Cuenta vendida

Cinthya Verónica Valle Hernández, jefa de Difusión de la Coordinación de Comunicación Social del Ayuntamiento de Puebla, confirmó a LADO B que efectivamente era su cuenta de Twitter pero que la había vendido casi dos meses atrás, que no sabía para qué iba a ser utilizada y que no tenía nada que ver con la campaña contra Barbosa.

Dijo también que desde otra cuenta personal (@cynVaiie) notificó el primero de marzo que iba a desactivar @MYM_CINDY.

Los primeros usos del hashtag #AMLOSíBarbosaNo coinciden con los últimos días de marzo, fecha del lanzamiento del movimiento y semanas después del anuncio de Cynthia del cambio de cuenta.

“Yo sé que la cuenta existía y que fue renombrada, llama la atención que haya sido de una usuaria que está vinculada con comunicación social del ayuntamiento de Puebla”, dijo José Flores Sosa.

Después del intercambio público de mensajes de Armando Pliego, José Flores y otras personas, donde se denunciaba que la cuenta era de alguien que trabajaba en el gobierno del PAN, la cuenta fue borrada. Ahora, con la cuenta eliminada, no se puede revisar el handle anterior, pero la propia Cynthia confirmó que sí había sido su cuenta.

El 16 de mayo Violeta Lagunes invitó a seguir “la cuenta oficial” de su movimiento @AmloSíBarbosaNo, que ya tenía un ID diferente y a la fecha tiene apenas 221 seguidores. Haciendo una búsqueda con comandos avanzados, José Flores encontró que la actual cuenta de la iniciativa encabezada por Lagunes no tiene actividades anterior al 16 de mayo, lo que confirma que es una cuenta abierta en esa fecha.

 

Nuevas estrategias

El movimiento contra Barbosa es un intento desde el morenovallismo para restarle votos a Morena y favorecer la candidatura de Martha Erika Alonso Hidalgo, abanderada de la coalición Por Puebla al Frente, opina el politólogo Hervey Rivera.

Este movimiento está enmarcado en una guerra de acusaciones entre Barbosa y Martha Erika Alonso sobre propiedades ocultas, violencia política de género, pinta de bardas y retiro de publicidad, entre otras.

Hervey Rivera lo ve como parte de un cambio en las estrategias de comunicación política: si hace décadas lo más común era pintar muros y aventar volantes, ahora son las redes sociales donde más se atacan a los oponentes políticos.

Consideró que lo ocurrido con la cuenta del movimiento contra Miguel Barbosa responde a una sofisticación de los modos de operación, que ya no utilizan cuentas llenas de bots sino que buscan un sostén, que la cuenta tenga usuarios reales, que tenga tiempo de haber sido creada.

En su opinión, llamar a votar por Andrés Manuel López Obrador pero no por el candidato de Juntos Haremos Historia (Morena-PT) en Puebla efectivamente ayudaría a Martha Erika Alonso. “Un voto dividido es un voto diferenciado, que en este caso favorecería al candidato de Morena para la Presidencia y a la candidata por el Frente, pero a nivel local. Si lo juntamos con toda esta serie de señalamientos da a pensar que el asunto es una estrategia más amplia que no llama solamente a un voto no lineal”.

Comparte
Aranzazú Ayala Martínez
Periodista en constante formación. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014. Segundo lugar Premio Rostros de la Discriminación categoría multimedia 2017. Premio Gabo 2019 por “México, el país de las 2 mil fosas”, con Quinto Elemento Lab. Becaria ICFJ programa de entrenamiento digital 2019. Colaboradora de “A dónde van los desaparecidos”