¿Por qué debe preocupar a México el debilitamiento de la corriente del Golfo?
La energía interna de un sistema está relacionada directamente con su temperatura. Aguas más cálidas proporcionan mayor energía a los huracanes que sus contrapartes de baja temperatura
Por Lado B @ladobemx
29 de mayo, 2018
Comparte

El debilitamiento de las corrientes está vinculado con la intensidad de los huracanes.
Imagen tomada de pixabay.com

Dr. Alfredo Sandoval Villalbazo *

Las próximas décadas estarán caracterizadas por riesgos crecientes para nuestro país, derivados del calentamiento global antropogénico. Al aumento en la frecuencia de inundaciones extremas y ondas de calor1,2 debe considerarse un incremento en la potencia de huracanes en las costas mexicanas del océano Atlántico; esto como consecuencia del debilitamiento de la corriente del golfo. Este fenómeno había sido anticipado desde principios del siglo XXI y su confirmación ha sido reportada en la revista Nature durante abril de 2018.3

A pesar de que el análisis detallado de las corrientes marinas es complejo y requiere de un alto grado de especialización, es posible comprender a grandes rasgos la razón del debilitamiento de la corriente y el porqué éste está vinculado con la intensidad de un huracán.

Primeramente, se debe considerar el hecho de que la temperatura del océano en las regiones ecuatoriales es mayor que en los polos; entre mayor sea la diferencia de estas temperaturas más fuerte será la corriente, la cual sirve como un termostato planetario que permite el establecimiento de un estado de equilibrio a nivel global. Ahora bien, el calentamiento de los polos y el consiguiente derretimiento de los glaciares ha aminorado la diferencia de las temperaturas y de la salinidad en distintas latitudes, debilitando este importante sistema regulatorio.

La energía interna de un sistema está relacionada directamente con su temperatura. Aguas más cálidas proporcionan mayor energía a los huracanes que sus contrapartes de baja temperatura. Una menor eficiencia en los mecanismos de transferencia de calor en el océano atlántico favorece la aparición de vientos sostenidos con mayores velocidades, aumentando con ello la capacidad destructiva de estos fenómenos meteorológicos.

Los estudios publicados en Nature apuntan a que la corriente del golfo se ha debilitado aproximadamente en 15% en los últimos 70 años. Este descenso es consecuencia de los altos niveles de gases de efecto invernadero presentes en la atmósfera terrestre, los cuales a su vez están vinculados a la acción humana.

Los efectos negativos de este fenómeno no se limitan a la destrucción material directa causada por el paso de huracanes más potentes; existen también consecuencias indirectas sobre el ciclo de carbono vegetal. En particular, se ha documentado que el arrastre de hojarasca debido a huracanes ha alterado la distribución de nutrientes en bosques nacionales, afectando a la ecología de diversas zonas boscosas del país.4

Es necesario que existan mayores recursos humanos especializados en México para cuantificar y prever fenómenos climáticos extremos asociados con el calentamiento global. El reciente debilitamiento de la corriente del golfo debe ser considerado con particular atención, pues los efectos potenciales de este fenómeno pueden alcanzar niveles muy delicados en la costa este del territorio nacional.

Referencias:
  1. A. Sandoval Villalbazo, “Ondas de calor afectan a un tercio de la población mundial”, Prensa Ibero, 26 de junio de 2017.
  2. A. Sandoval-Villalbazo, “Crece riesgo de inundaciones extremas en costas mexicanas”, Prensa Ibero, 12 de marzo de 2018.
  3. L. Caesar, S. Rahmstorf, A. Robinson, G. Feulner & V. Saba, “Observed fingerprint of a weakening Atlantic Ocean overturning circulation”, Nature 556,191-196 (2018).
  4. Juan Carlos Álvarez-Yépiz y Angelina Martínez-Yrízar, “Huracanes, sequias y heladas: eventos climáticos extremos en México“, Revista Oikos, 14 de diciembre de 2015. 

* Coordinador del Programa de Servicio Departamental de Física del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Investigador Nacional Nivel II (SNI)

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx