La constelación de Orión es en realidad la de una diosa árabe

La constelación de Orión es en realidad la de una diosa árabe

Orión
Tomada de observatorio.info/ (Observen esa estrella rojiza abajo a la izquierda)
Ámbar Barrera

@AstroBruja_

Esta historia de “¿A dónde me llevarás esta vez, internet?” comienza dentro de la aplicación SkyView que te permite conocer los nombres de las estrellas y las constelaciones en tiempo real.

La estrella que estaba investigando resalta por tener un color rojo brillante. De acuerdo con el SkyView, se trata de la novena estrella más brillante del cielo, forma parte de la constelación de Orión y su nombre es Betelgeuse.

¿Por qué una estrella tiene un nombre tan parecido al del personaje de Tim Burton Beetlejuice? Así fue como inició mi viaje en google…

Es sorprendente lo que hay detrás de un nombre, sobre todo si ese nombre se pierde en los anales de la historia. El nombre de Betelgeuse es producto de una serie de traducciones y lecturas del nombre original que, de acuerdo con Wikipedia, procede del árabe يد الجوزا, es decir, algo así como yad al-jawzā. ¿Y cómo traducimos eso? Evidentemente yo no lo sé, pero los expertos tampoco están muy seguros, ¡ja!.

Al parecer, la mejor traducción es: la mano de Al Jauza. Aquí es donde se pone interesante, pues Al Jauza era una deidad femenina en el antiguo medio oriente y su nombre significaba “la mujer en el medio”, pues su constelación se encontraba atravesando la línea del ecuador celeste.

Sí, la constelación de la diosa Al Jauza estaba conformada por estrellas que actualmente forman parte tanto de la constelación de géminis como de la constelación de Orión. Incluso es posible que la constelación de Al Jauza sea la misma que la que ahora se conoce como la de Orión.

Es comprensible que toda la información anterior al islam en Medio Oriente sea nula o difusa, debido a que mucho conocimiento se perdió tras las conquistas musulmanas, sin embargo, tal parece que los mismos árabes tienen una segunda versión (post conquista musulmana) de esta misma constelación pero con el nombre Al Jabbar (que significa, el gigante) y a partir de ahí la representación gráfica puede encontrarse con la figura de un varón (¿patriarcado, eres tú?).

Como sea, la cultura occidental prevaleció y estamos frente a la constelación de Orión, aunque el rastro árabe perdura en el origen de varios de los nombres de sus estrellas principales, incluida “Betelgeuse”.

Al Jauza, su segunda estrella más brillante, y he de añadir que la que más destaca por su color rojo, tiene detrás a una antigua constelación que corresponde a una diosa cazadora con arco y flecha en manos. Las tres estrellas que ahora conocemos como “cinturón de Orión”, para Al Jauza conformaban la línea de su columna vertebral.

No se conoce mucho sobre Al-Jauza como divinidad más allá de que era cazadora y representaba la fuerza y la fertilidad. Algunos autores especulan que tiene relación con Al Uzza, una diosa preislámica de la que se tiene mayor documentación, sin embargo, esta no es una diosa guerrera y está más relacionada con el planeta Venus que con cualquier otro astro.

Hay algo curioso respecto a la representación de Al Jauza y la leyenda de Orión, que como feminista me parece que vale la pena resaltar:

Orión fue un gigante cazador de la mitología griega del que se tienen varias versiones de su muerte. En una de ellas, mientras Orión está de cacería con las diosas Artemisa y Leto, él se jacta de ser capaz de terminar con todos los animales del planeta, lo que alerta a la gran diosa Geo y envía un escorpión que lo pica y muere.

En otras versiones es la misma Artemisa la que envía al escorpión para matarlo, ya que Orión acosaba a las pléyades (en otra versión es a la misma diosa a la que quiere violar).

En estas versiones hay una clara relación con las estrellas, pues después de la muerte de Orión, tanto él como el escorpión que lo envenena fueron elevados a las estrellas por Zeus y es por eso que ambas constelaciones están en extremos opuestos de la bóveda celeste, dando la impresión de que cuando la constelación de Escorpio sale por el horizonte, la de Orión se oculta, como si Orión continuara huyendo del arácnido que provocó su muerte.

La razón por la que me parece curioso es porque Artemisa (la Diana del panteón romano), es una diosa cazadora, al igual que Al Jauza. Ambas se representan con el arco y la flecha como sus armas. Una ironía muy justa para la historia (y la leyenda) en la que se invisibiliza a las mujeres.

En esta época cálida del año no es posible observar la estrella (y yo diría la constelación) de Al Jauza, pero el próximo otoño-invierno que mires esa hermosa estrella roja en el cielo, no sé, piensa en lo que te acabo de contar.

NOTA: Los datos curiosos sobre la estrella de Al Jauza no terminan aquí. Quiero destacar que esta supergigante roja es tan enorme, que a escala haría ver a nuestro sol como una pequeña mota de polvo. Al Jauza está en su etapa final de vida, por eso es tan brillante y en algún momento (tal vez en cientos o miles de años), desde el planeta tierra será visible la supernova que dejará tras su explosión, iluminando tremendamente nuestro cielo hasta por varios meses.  

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.