Habitantes de Chipilo exigen cancelación definitiva de fraccionamiento en zona de riesgo
Aunque el Ayuntamiento de Atzompa clausuró la obra, los habitantes de la única junta auxiliar de ese municipio temen que sea un engaño
Por Lado B @ladobemx
04 de abril, 2018
Comparte

Foto: Cortesía

LADO B

@ladobemx

La mañana de este miércoles, habitantes de Chipilo se manifestaron en la presidencia municipal de San Gregorio Atzompa para exigir al edil Horacio Tlahuel Abrajan que cancele la construcción del fraccionamiento Rincón del Véneto.

La obra en cuestión está a cargo de Construcciones y Edificaciones Viento SA de CV y, de acuerdo con los habitantes de la única junta auxiliar de Atzompa, viola el Programa de Ordenamiento Ecológico y por Riesgo Eruptivo del Territorio del Volcán Popocatépetl y su Zona de Influencia del Estado de Puebla aprobado por el Congreso del Estado y publicado en el Periódico Oficial el 28 de enero de 2005.

Durante la manifestación, los quejosos revelaron que el predio donde se está construyendo el fraccionamiento Rincón del Véneto está en litigio, por lo que Tlahuel Abrajan se comprometió a cancelar la obra si se lo demostraban, de modo que los manifestantes prometieron presentan los documentos que lo prueban.

Sin embargo por la tarde, y sin documentos probatorios de por medio, aparecieron unas mantas con el logo del Ayuntamiento de San Gregorio Atzompa y la leyenda de “CLAUSURADO” en el fraccionamiento.

Ante esa situación, los ciudadanos de Chipilo expresaron que no saben “si se trata de una acción de buena fe del municipio” o de una “estrategia para engañarnos a nosotros y a los medios o sea una estrategia en beneficio de Hernández Zanella”, pues previamente “el jurídico Víctor Felipe Mendoza Cortés aseguró que el representante legal de Construcciones y Edificaciones Viento SA de CV, Víctor Guillermo Hernández Zanella ha solicitado cada mes la renovación de permisos de construcción, que se vencieron en enero, pero se lo han negado, aunque curiosamente no habían cancelado la obra”, hasta hoy.

El fraccionamiento podría afectar la suficiencia de servicios de la comunidad, así como las principales actividades económicas que generan 10 mil fuentes de trabajo.

Además no cuenta con la factibilidad de agua potable y drenaje emitida por el Comité de Agua potable y alcantarillado de Chipilo, y aunque la Secretaría de Desarrollo Rural y Ordenamiento Territorial (SDRSOT) emitió una manifestación de impacto ambiental favorable a la empresa constructora, San Gregorio Atzompa no tiene planta tratadora, por lo que vierte sus aguas residuales a cielo abierto en el río Atenco, un brazo del río Atoyac –uno de los más contaminados del país-, razón por la cual el Ayuntamiento ya ha recibido 8 recomendaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en 2015, aunque a la fecha no ha cumplido ninguna.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx