El miedo en el periodismo

El miedo en el periodismo

Susana Sánchez Sánchez

@multiplesvoces

¡Qué difícil tarea la de los periodistas y editores para tomar decisiones respecto a las investigaciones periodísticas que deben ser publicadas!, sobre todo si la información toca “susceptibilidades” que en el futuro puedan ser pretexto para que el periodista o su familia puedan ser víctimas de amenazas.

Las implicaciones sociales al ataque de la libertad de expresión se resumen en el miedo de los ciudadanos a compartir ideas u opiniones; si bien  con el acceso a las nuevas tecnologías, algunas personas cuentan con otros medios para difundir, el miedo suele tomar las riendas y no es para menos, nadie quiere terminar muerto, desaparecido o privado de su libertad.

Además, la incapacidad del Estado para resolver los ataques a la libertad de expresión o su falta de voluntad para resolverlos, también orilla a los medios de comunicación a tomar decisiones complicadas, incluso se tienen que cuidar del abuso del poder por parte de algunos servidores públicos que minimizan los hechos de violencia contra el gremio periodístico.

Entre las recomendaciones que hace la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en su informe anual 2010), son relevantes los siguientes puntos, pues engloban a todos los ciudadanos, no solamente a los que tienen que ver estrictamente con el ejercicio periodístico:

Violencia contra periodistas y medios de comunicación

-Realizar investigaciones serias, imparciales y efectivas.

-Juzgar por tribunales imparciales e independientes a todos los responsables de los asesinatos, agresiones, amenazas y actos de intimidación por causa del ejercicio de la libertad de expresión, y reparar adecuadamente a sus víctimas y familiares.

-Condenar públicamente estos hechos para prevenir acciones que fomenten estos crímenes.

Censura previa

-Eliminar cualquier norma que habilite la censura previa por parte de cualquier órgano estatal, y también cualquier condicionamiento previo que pueda implicar censura a la libertad de expresión, tales como las exigencias previas de veracidad, oportunidad e imparcialidad en la información.

Avances en materia de acceso a la información

-Continuar promulgando leyes que permitan el acceso efectivo a la información y normas complementarias que regulen su ejercicio, de conformidad con los estándares internacionales en dicha materia.

-Propiciar la implementación efectiva y eficiente de las normas de acceso a la información, capacitando adecuadamente a los funcionarios y formando a la ciudadanía en aras de erradicar la cultura del secretismo y con la finalidad de otorgar a los ciudadanos las herramientas para realizar un efectivo monitoreo del funcionamiento estatal, la gestión pública y el control de la corrupción, esenciales en el proceso democrático.

Pese a que existen recomendaciones y leyes en las que se pueden amparar los periodistas, a veces éstos no denuncian ante las instancias correspondientes y sólo se queda en una “anécdota de violencia” entre el gremio; y éso es lo preocupante: ¿por qué los periodistas no levantan denuncias ante las instancias correspondientes?

De hecho cabe hacer mención que a veces los periodistas le tienen miedo a su propio medio de comunicación y con tal de no perder el trabajo (pues su empresa tiene convenios con el gobierno estatal, federal o municipal), prefieren no denunciar ante la Fiscalía. Lo alarmante, desafortunadamente, no siempre está afuera de las empresas mediáticas, a veces éstas se convierten para los periodistas en el primer obstáculo tácito para denunciar; asimismo, a veces, para publicar o hacer investigaciones periodísticas. Ante ese panorama, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos podría hacerle recomendaciones eternamente al Estado mexicano; mientras a los periodistas los carcome el miedo, la impotencia o la falta de ánimo o presupuesto para hacer investigaciones.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.