Escribo desde el Bronx

Escribo desde el Bronx

Marco Antonio Castillo

@MarcoAnCasMar

Inicio esta colaboración con mucho cariño y entusiasmo. Escribir es un hacer necesario para mantener la vida y la memoria, es un placer para quien ama la palabra y un deber ciudadano en tiempos de crisis.

Y en este espacio compartiré lecciones, visiones, ideas y opiniones con 16 años de caminos recorridos con los pueblos y comunidades mexicanas en sus lugares de origen y en el exterior. 16 años caminando y siguiendo caravanas y protestas de Honduras a Nueva York; abriendo y cerrando Centros Comunitarios; 6 años de haber votado con 20 familias por la formación de una Asamblea Nacional de Familias Migrantes, 4 años produciendo el NewYorkTlan, Festival de los pueblos indígenas viviendo en Nueva York.

Y es que desde esta montaña se mira que la política y la vida pública hoy están llenas de cosas absurdas, mentiras y falsos debates. La sociedad mexicana se debate entre la democracia y el régimen autoritario institucional, cuando nuestros pueblos y ciudades llevan años dedicados a luchar por construir un paradigma propio, que retoma cosas de uno y rechaza las de otro.

Somos un país conservador y progresista forzado a posicionarse públicamente en lenguaje político ajeno, con un nacionalismo caduco que requiere renovarse con urgencia, reconociendo lo que cambió y lo que sigue vivo de 1927 a la fecha.

Y Escribo desde el Bronx, NY, porque aquí también es México. Es la mixteca.

Y escribiré mucho sobre y con migrantes y familias migrantes porque reconstruir un pueblo mexicano en un nuevo país implica creatividad, imaginación y mucho amor a lo propio. Y porque su movimiento, la movilidad humana, no es una ilegalidad, es un proyecto de avanzada que está esperando ser reconocido. Y porque su lucha es una metáfora de la transformación que urge en México.

Porque no es odio lo que los aleja de su pueblo, es la idea de seguir siendo pueblo libre, de seguir sosteniendo la fiesta, de hacerse pueblo educado, saludable y comunicado con quienes se quedan.

Y porque debo acusar que en la Casa Blanca se discute cómo evitar lo inevitable: Que Seremos mayoría. Y porque hay que combatir sus mentiras criminalizantes y pretextos para intentar parar el curso del viento de movilidad.

Y porque mientras Juan sueña con regresar a su tierra, en México, el Estado no ha cambiado en nada su actuar frente a la injusticia y la desigualdad.

Y escribo en el 2018, porque el debate parece que será inyectado con el virus de la promesa de campaña y las soluciones de receta, y quiero proponer que discutamos el país que queremos, y a lo mejor la experiencia de los migrantes sirve para reconocer que necesitamos pensar con voz propia, listos a desafiar lo que parece imposible, como la conquista del Nueva York, de Los Angeles y del Chicago de abajo, mientras los de arriba debaten un país que ya no es, y una frontera que nunca será.

Así como en este video, producido por The Newest Americans, que acompaña la reunificación de 30 familias que organizamos cada año.

Ahí, las voces de Gaby y Nidia nos muestran cómo en la mente y el corazón de quienes buscan la justicia, no hay nombres eternos, no hay conceptos infinitos, ni límites invencibles. Y como ellas, millones de familias migrantes entre México y Estados Unidos lo saben.

Marco Castillo es el Director del Instituto de Investigación y Práctica Social y Cultural
A.C. una Asociación Civil mexicana con 16 años de trabajo en comunidades rurales,
indígenas y urbano marginadas, generando condiciones para la justicia social a través
de la educación, la abogacía, la justicia económica, la organización comunitaria y la
solidaridad trasnacional. Desde el IIPSOCULTA, Marco Castillo encabeza el nuevo
movimiento de familias migrantes mexicanas: la Asamblea Popular de Familias
Migrantes, donde cientos de familias organizadas en comités locales en 5 estados del
país, trabajan para atacar las causas de la migración forzada. También, funda la Red de
apoyo a Migrantes de Retorno en la Ciudad de México, y es parte del grupo fundador
del Colectivo Migraciones para las Américas, una red de más de 80 organizaciones de
la Sociedad Civil en la región México-Estados Unidos-Centroamérica.
Marco Castillo es Antropólogo Social con especialidad en Procuración de Fondos por la
Universidad de Nueva York. Ha coordinado el Diplomado sobre Migración Internacional
de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; Preside la Junta Directiva la
Red de Pueblos Trasnacionales en Nueva York, Estados Unidos, donde también produce
el Festival de los Pueblos Indígenas viviendo en Nueva York, y por el que recibió el
reconocimiento honorario del Cabildo de la Ciudad de Nueva York.
Marco ha escrito de forma regular en diversos espacios, incluyendo Nexos y
Rompeviento, así como en otros medios locales. Recientemente, encabezó el grupo
de trabajo que se encargó de la redacción del capítulo de Movilidad Humana de la
Constitución de la Ciudad de México.

marcocastillo2021@gmail.com

Marco Castillo es el Director del Instituto de Investigación y Práctica Social y Cultural A.C. una Asociación Civil mexicana con 16 años de trabajo en comunidades rurales, indígenas y urbano marginadas, generando condiciones para la justicia social a través de la educación, la abogacía, la justicia económica, la organización comunitaria y la solidaridad trasnacional. Desde el IIPSOCULTA, Marco Castillo encabeza el nuevo movimiento de familias migrantes mexicanas: la Asamblea Popular de Familias Migrantes, donde cientos de familias organizadas en comités locales en 5 estados del país, trabajan para atacar las causas de la migración forzada. También, funda la Red de apoyo a Migrantes de Retorno en la Ciudad de México, y es parte del grupo fundador del Colectivo Migraciones para las Américas, una red de más de 80 organizaciones de la Sociedad Civil en la región México-Estados Unidos-Centroamérica. Marco Castillo es Antropólogo Social con especialidad en Procuración de Fondos por la Universidad de Nueva York. Ha coordinado el Diplomado sobre Migración Internacional de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; Preside la Junta Directiva la Red de Pueblos Trasnacionales en Nueva York, Estados Unidos, donde también produce el Festival de los Pueblos Indígenas viviendo en Nueva York, y por el que recibió el reconocimiento honorario del Cabildo de la Ciudad de Nueva York. Marco ha escrito de forma regular en diversos espacios, incluyendo Nexos y Rompeviento, así como en otros medios locales. Recientemente, encabezó el grupo de trabajo que se encargó de la redacción del capítulo de Movilidad Humana de la Constitución de la Ciudad de México.

NO COMMENTS

Leave a Reply