Covián y Quechol, los independientes poblanos con más firmas inválidas

Covián y Quechol, los independientes poblanos con más firmas inválidas

Ámbar Barrera

@Dra_caos

La recolección de firmas de quienes buscaban candidaturas independientes supuso un esfuerzo enorme que sólo resultó exitoso para 15 de 31 personas -aunque los casos de Ángeles Navarro y Enrique Cárdenas están por definirse todavía, gracias a sus estrategias legales-, y cuyo comportamiento fue en promedio el mismo.

Hay, sin embargo, algunos casos que destacaron por el número de firmas recolectadas en pocos días y por la cantidad de firmas que resultaron inválidas para la autoridad electoral, pues aunque el resultado oficial se conocerá hasta finales de abril, la información preliminar ya está disponible en la página del Instituto Electoral del Estado (IEE).

LADO B solicitó al Instituto Nacional Electoral (INE) el desglose del número de firmas recaudadas al día por cada aspirante a las candidaturas independientes en el estado de Puebla y esto fue lo que encontramos:

Entre todos los aspirantes, juntaron casi 80 mil firmas ciudadanas -ni siquiera entre todos habrían conseguido las que se necesitan para el caso de la gubernatura-, aunque los esfuerzos de cada aspirante fueron distintas pues el 3% de los votantes (porcentaje de firmas que necesitaban) era diferente en cada distrito o municipio.

Los aspirantes a candidaturas gubernamentales, por ejemplo, tuvieron una tarea prácticamente  imposible: juntar 132,552 firmas en un lapso de 32 días (el número de días entre el 8 de enero y el 8 de febrero, periodo que tuvieron los aspirantes). Un esfuerzo que como mínimo, hubiera requerido juntar 3 firmas cada minuto durante 24 horas consecutivas a lo largo de esos 32 días.

Tomando en cuenta periodos de 15 horas diarios para recolectar firmas, la cifra aumentaría a casi 5 firmas por minuto, es decir, una firma cada 13 segundos, aproximadamente.

En la siguiente gráfica podemos observar el número de firmas que envío cada día al INE cada aspirante a candidato independiente a la gubernatura. Como puede observarse, ninguno llegó ni siquiera a acercarse al promedio de 4 mil 142 firmas diarias que necesitaban para llegar a la meta al final del periodo.

Enrique Cárdenas fue quien más destacó en la gráfica aunque en su mejor día (5 de febrero) juntó apenas 593 firmas, número que no llega ni al 15% del promedio que necesitaba al día; al final entregó 12 mil 797 pero sólo le validaron el 90%. Ahora, gracias a su estrategia legal, la autoridad electoral le otorgó 30 días más para llegar a su meta.

Por otro lado, en la gráfica de aspirantes a las diputaciones destaca el ex panista Eduardo Covián, quien el 5 y 6 de febrero recaudó la exorbitante cantidad de 2 mil 433 y 2 mil 618 firmas respectivamente, cuando en promedio recolectaba entre 13 y 70 firmas diarias, igual que la mayoría.

Si Eduardo Covián hubiera competido por la candidatura independiente por la gubernatura en vez de por una diputación, en esos dos días no sólo hubiera superado por mucho las cifras más altas de Cárdenas, sino que hasta hubiera alcanzado más del 60% de firmas que se necesitaban al día.

Sin embargo aunque Eduardo Covián entregó 9 mil 575 firmas en total, y esta cifra de firmas era casi el doble de las que necesitaba (5 mil 867), el INE le rechazó el 87% de sus firmas y sólo le aceptó mil 337 (23% de las que necesitaba), que no fueron suficientes para ser aceptado como candidato independiente a la diputación del distrito 16.

El caso de Palmar de Bravo

Ángel Morales Ugalde, aspirante a candidato independiente para la alcaldía de Palmar de Bravo, es hermano del ex alcalde de Palmar de Bravo, Pablo Morales Ugalde, quien fue detenido en 2017 e investigado por venta de hidrocarburo robado, evasión fiscal y vínculos con el crimen organizado.

Para obtener la candidatura, Morales Ugalde tenía que juntar al menos 842 firmas y tan sólo en 12 días juntó 2 mil 87. Finalmente el INE le validó mil 992, 95% de las que entregó pero más de las que necesitaba, por lo que tendrá su lugar en las boletas.

Morales Ugalde superó por mucho el promedio de firmas que necesitaba al día tomando en cuenta el plazo que otorgó el INE (32 días) e incluso superó el promedio necesario en el lapso de 12 días que él utilizó.  El 12 de enero fue el día que más firmas recolectó: 299.

El caso de San Andrés y San Pedro Cholula

Miguel Ángel Quechol Gómez es ex militante del PRI desde mayo de 2017 y recaudó un total de 6 mil 681 firmas para ser candidato independiente por la alcaldía de San Andrés Cholula. Sin embargo, el INE sólo le validó 2 mil 52 firmas, es decir, el 30% de las que presentó y el 76% de las que necesitaba.

El es uno de los aspirantes que destaca en firmas por haber juntado un número mucho mayor del que necesitaba pero no obtuvo la candidatura por la enorme cantidad de firmas que le invalidó el INE.

En la gráfica de Quechol se observan cuatro fechas en especial donde el número de firmas recolectadas superan por mucho al promedio que necesitaba: 14 de enero, 3, 4 y 5 de febrero, en los que recolectó 787, 929, 958 y 879 firmas respectivamente.

Algo parecido sucedió con Claudio Enrique Rosas Cruz (ex funcionario público durante la administración de la panista Dolores Parra), quien aspiraba a la candidatura independiente por la alcaldía de San Pedro Cholula, pues aunque recaudó 3 mil 843 firmas, el INE le validó tan solo el 75%, o sea 2 mil 911.

Para ser candidato en San Pedro Cholula se necesitaba de un mínimo de 3 mil 21 firmas, así que Rosas Cruz alcanzó el 96% de lo requerido, quedándose muy cerca del objetivo.

Las cifras muestran que la entrega diaria de firmas del ex funcionario se mantuvieron a la alza conforme pasaban los días y destaca el 6 de febrero, cuando recaudó 475 firmas.

NO COMMENTS

Leave a Reply