¿Consumo de alimentos ultraprocesados?

¿Consumo de alimentos ultraprocesados?

Mtra. Claudia Rodríguez Hernández * 

La ciencia y tecnología de alimentos ha avanzado a pasos agigantados, particularmente a partir de la década de los 80. Las formas en que los alimentos son procesados, publicitados y obtenidos por los consumidores son muy distintas a las que existían en la generación de nuestros abuelos, actualmente el mercado ofrece una gama inmensa de alimentos y bebidas ultraprocesadas.

De acuerdo con la clasificación NOVA de los alimentos, un alimento procesado es aquel que se elabora a partir de ingredientes previamente procesados y que no contiene ingredientes frescos que puedan ser identificados en su presentación final.

Los alimentos y bebidas ultraprocesados son una de las causas principales de la modificación en los patrones de consumo de alimentos, lo que ha conducido a que enfrentemos una epidemia mundial de obesidad y de las enfermedades crónicas degenerativas que se desencadenan a causa de esta.

Los productos ultraprocesados contienen una alta densidad energética, es decir, en porciones pequeñas se consume una cantidad importante de calorías que provienen principalmente de azúcar y grasa, y por lo general, también tienen un contenido elevado de sal. Sin embargo, son productos accesibles, fáciles de llevar a cualquier lugar, adaptados al ritmo de vida acelerado en el que vivimos debido a que no requieren preparación, es más, son altamente convenientes ya que están listos para ser bebidos o comidos, en el peor de los casos únicamente requieren ser calentados. Por lo tanto, su consumo desplaza o sustituye el consumo de alimentos como frutas y verduras frescas, granos, leguminosas, productos lácteos, carnes, aves los cuales deben ser la base de una alimentación correcta.

Asimismo, los productos ultraprocesados son diseñados para ser atractivos a los sentidos, son altamente apetecibles y adictivos ya que entre sus componentes se encuentran potenciadores de sabor que hacen que aumente la sensibilidad de las papilas gustativas, lo cual contribuye a que se genere una necesidad –en algunos casos una adicción- y posteriormente un hábito de consumo.

Están formulados a partir de ingredientes “refinados” de mala calidad nutrimental (debido a que en el proceso han perdido fibra, agua, proteínas, vitaminas y minerales) y barata, por lo tanto, son altamente rentables. En la mayoría de los casos, las industrias de este tipo de productos, tienen como objetivo principal maximizar sus ganancias y sin lugar a dudas lo logran.

Las comidas y bebidas ultraprocesadas de marcas líderes y reconocidas a nivel nacional y mundial, son fabricadas por compañías transnacionales que pueden comprar insumos para sus productos a los precios más bajos, o aún subsidiados. Penetran los nuevos mercados en los países con ingresos bajos, con sus presupuestos masivos de mercadeo y publicidad; y pueden vender más barato que las empresas locales, incluso, pueden sacarlas por completo del mercado o apoderarse de ellas.

Debido a lo anterior, en los últimos años, los productos ultraprocesados se han hecho, en su mayoría, más baratos de fabricar, en algunos casos –muchos más de los deseables- más baratos de comprar y desafortunadamente de muy fácil acceso, están al alcance de todas las personas de todos los sectores de la población. Con frecuencia se les fabrica en paquetes y porciones cada vez más grandes, a precios reducidos sin pérdida para el fabricante. En muchos casos, la envoltura puede costar más que el contenido.

Los snacks o bocadillos ultraprocesados y jugos embotellados y bebidas gaseosas azucaradas están disponibles en tiendas y otros puntos de venta abiertos las veinticuatro horas del día, los siete días a la semana. También están al alcance de las personas en máquinas expendedoras ubicadas en las calles, centros comerciales, gasolineras, hospitales, escuelas y muchos otros lugares.

Las comidas rápidas y bebidas ultraprocesadas son el principal negocio de las grandes cadenas nacionales y transnacionales de venta de comidas, cuyos locales también están abiertos con frecuencia hasta tarde en la noche y cuyos productos están diseñados para ser consumidos en la calle, mientras se trabaja, se maneja o se ve televisión.

Por otra parte, la ingesta excesiva de los productos ultraprocesados se encuentra fuertemente impulsada por publicidad poco regulada, o prácticamente no regulada, la cual promueve el consumo de la comida rápida, las bebidas gaseosas azucaradas, golosinas, botanas y otros productos ultraprocesados, como un elemento indispensable de un buen estilo de vida y del buen vivir y convivir.

Es tal el alcance de la mercadotecnia y la manipulación de los medios publicitarios, que provoca que productos ultraprocesados que son “enriquecidos” o “fortificados” con micronutrimentos (vitaminas A, C, D, calcio, cinc, hierro, etc.), sean vistos como algo indispensable para el crecimiento, desarrollo y bienestar de los niños.

Desafortunadamente, la producción, distribución y consumo de alimentos y bebidas ultraprocesadas va en aumento, sobre todo en países que tienen ingresos bajos, con altos índices de pobreza y marginación. Se requiere que las personas que diseñan y gestionan las políticas públicas en nuestro país adopten medidas diferentes para reducir la fabricación y consumo de estos productos, pero no será suficiente con restringir o prohibir dichas prácticas, es necesario educar, orientar a la población para retomar los hábitos alimentarios y de consumo que tenían las generaciones pasadas en aras de rescatar la cultura alimentaria de nuestro país.

Fuente: World Nutrition (Volume 1, Number 6, November 2010). World Nutrition está disponible en www.wphna.org. Fue traducido del inglés por Patricia Murillo (Washington DC) para la Organización Panamericana de la Salud.

La autora es profesora de la Universidad Iberoamericana Puebla.

Sus comentarios son bienvenidos

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

NO COMMENTS

Leave a Reply