En El Salvador, mujeres rurales plantan semillas de independencia

En El Salvador, mujeres rurales plantan semillas de independencia

En El Salvador, donde la propiedad de las tierras sigue representando una barrera para las mujeres, una cooperativa de mujeres rurales prepara el camino para que puedan conseguir ingresos, acceso a servicios públicos y apoyo jurídico. Un centro de cuidado infantil administrado por las mujeres les permite trabajar fuera de sus hogares.

ONU Mujeres
Mercedes Sanchez de Garcia in the greenhouse in Las Piedritas, El Salvador. Photo: UN Women/Monika Remé
Mercedes Sánchez de García en el invernadero de Las Piedritas, en El Salvador. Fotografía: ONU Mujeres/Monika Remé

Mercedes Sánchez de García se pone tensa cuando recuerda cómo su marido le impedía participar en la asociación de mujeres de Las Piedritas, en un distrito rural de la parte este de El Salvador: “‘No va a ir’, me decía. ‘Usted tiene que cuidar a los niños. Para eso está aquí’”.

La asociación contaba con seis mujeres, ella incluida, que se organizaban como cooperativa para producir y vender verduras. Pero el esposo de la señora García no quería que ella trabajase fuera de casa o fuese económicamente independiente.

La señora García y sus amigas perseveraron en sus esfuerzos por encontrar un modo de escapar de la pobreza. Las Piedritas es una aldea de unas 70 familias, que se extiende por las fértiles laderas del volcán Chaparrastique. “Antes de la reforma agraria, todas estas tierras pertenecían a una de las 14 familias más ricas del país”, explica Beraliz Argueta, una trabajadora social de Ciudad Mujer, una iniciativa del gobierno salvadoreño en favor del empoderamiento de las mujeres.

La propiedad de tierras sigue constituyendo un problema clave para el desarrollo rural en El Salvador, especialmente para las mujeres rurales. En los últimos 40 años, se ha intentado revertir la distribución históricamente desigual de las tierras mediante varias reformas agrarias, pero los avances han sido lentos y las reformas se dirigieron principalmente a los hombres cabeza de familia. Según el censo de 2007, las mujeres (el 52 por ciento de la población) sólo representaban el 11 por ciento de titulares de explotaciones agrícolas en El Salvador [1]. En 2014, el 38 por ciento de la población rural seguía viviendo en condiciones de pobreza según las estadísticas nacionales [2].

Lee la historia completa dando clic aquí.

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.