Con Borregos en la niebla I, La Gusana Ciega vuelve a los 80

Con Borregos en la niebla I, La Gusana Ciega vuelve a los 80

Foto: Cortesía
Josué Cantorán

@josuedcv

“Coincidimos en la cadena de dancetería en diciembre de 1987”, canta Daniel Gutiérrez en “1987”, el nuevo sencillo de La Gusana Ciega, que se desprende del EP Borregos en la niebla I.

Con este material, la banda regia que lleva más de dos décadas tocando en los escenarios rockeros más relevantes dentro y fuera del país, se permite por primera vez explorar en las influencias y los géneros musicales que sus integrantes escucharon durante su infancia y adolescencia. “No nos habíamos dado ese chance años atrás, nos autoeditábamos los ochentas de alguna forma”, dice el bajista Luis Ernesto Martínez en entrevista con LADO B.

La Gusana Ciega presentará este nuevo material en Beat 803 (24 Norte 803, Humboldt) este sábado 19 de agosto a las 20 horas, en un concierto donde también tocarán algunos de sus temas más clásicos así como material que volverán a interpretar en vivo después de varios años de permanecer guardado.

–Es un momento de la banda sensacional –cuenta el músico–, yo creo que se están capitalizando muchos de las cosas que podemos hacer cada uno de los que integramos la banda, tanto las letras de Daniel como la música de los demás. En este disco nos dimos chance de sonar a muchas cosas que oíamos en la juventud. Suena muy ochentero y eso nos prende mucho. Fue la idea desde el inicio para este disco.

En los cinco tracks que integran este material, asegura Luis Ernesto, pueden escucharse las influencias de bandas como Blondie, Talking Heads, Tears for Fears, The Cars, Duran Duran, The Police y otras emblemáticas de la década.

La idea de producir un EP luego de dos décadas de conocer y trabajar en la industria del disco se debe a una estrategia para adecuarse a las formas en que los melómanos consumen música en la actualidad, cuando los discos de larga duración pueden no ser las mejores opciones, esto porque los escuchas suelen hacer zapping tan pronto como el primer track de un álbum no los enganche inmediatamente.

Foto: Cortesía

–Lo que hemos tratado de hacer es acoplarnos –dice–: entender dónde están los cambios y por qué se dan. No son de la nada. Hacen las cosas más sencillas para la gente que escuchamos música. Sí se han perdido cosas muy románticas como ver un acetato dar vueltas o un cassette que llevas en el carro, pero llegan cosas más cómodas e inmediatas. La idea de sacar un EP de cinco canciones es un buen ejemplo de una actitud de probar y adaptarse a cómo se escucha la música ahora.

Borregos en la niebla I fue producido por Howard Redekopp, quien anteriormente trabajó con La Gusana Ciega en su álbum Monarca (2014), y fue grabado en los estudios Soga Records de Cuernavaca. Como su nombre lo indica, se trata de una primera parte. La banda producirá el próximo año una segunda parte que en conjunto podrá entenderse como un disco completo.

–La idea es completar un álbum –explica el bajista– pero haciendo primero una parte. Todo eso también de alguna forma influye en el futuro de esa segunda mitad. Ahora quizá no tenemos las mismas ideas sobre cómo acabarlo que cuando empezamos el primero, pero eso también lo hace interesante.

La Gusana Ciega es una banda con presencia constante en Puebla, gracias a su participación habitual en los carteles del foro artístico de la feria, pero para Luis Ernesto su próxima presentación en Beat 803, que se da como parte de la gira de conciertos Circuito Indio, es un formato interesante porque los bares y foros medianos generan otro tipo de interacción con el público.

Por ello, adelantó que tocarán los cinco tracks de Borregos en la niebla I, así como sus éxitos más conocidos y algunos temas que hace tiempo no incluyen en sus sets, como “Naranjada”, “727”, “Luz interna” y “La cura”.

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.