7 Terroríficas películas de fenómenos de circo

7 Terroríficas películas de fenómenos de circo

Héctor Jesús Cristino Lucas

Al público de los años 20s y 30s le fascinaban. Largas mantas adornaban los famosos e infames circos ambulantes, mostrando ilustraciones de personas fuera de la cotidianidad humana: La mujer barbuda, El torso viviente, Las gemelas con cabezas de alfiler y un sinfín de nombres que despertaban el interés, y claro no, el morbo por ver un show de monstruos de la naturaleza. Porque eso eran para entonces: “errores de Dios”, “castigos divinos” o “pesadillas hechas hombres”. Lo cierto, sin duda, es que estos circos abusaban de auténticos marginados de la sociedad, en una época donde la ignorancia era grande y poco se conocía de estas condiciones.

Por ello, hablar de fenómenos nos remonta sin duda, como una especie de inconsciente colectivo, a los famosos espectáculos ambulantes. Esos circos donde se ofrecían shows de acrobacias y malabares y la posibilidad de conocer a esos seres que nacieron diferentes, muy diferentes. Esto movió a que muchos creadores realizasen distintas piezas de todo tipo: obras de teatro, cuentos, mangas y por supuesto, muchas películas. Algunas de ellas más interesantes y emblemáticas que otras, pero todas, hablando del mismo tema: ¿Cómo vivían? ¿Cómo veían a esa sociedad que les dio la espalda? Eran ellos una constante lucha de auto aceptación y ganas de sobrevivir.

Hoy es turno de ese top. Un top que nos hable de esas películas, sombrías muchas de ellas, que retrataron a todos estos individuos en distintas situaciones. Algunas de ellas no tan terroríficas ni mucho menos, sino más bien, radiografías de personajes reales en situaciones que en verdad ocurrieron alguna vez. Pero lo más horripilante de estas obras, hay que aclarar de una vez, era el terrible morbo que movía a la gente a pagar un boleto de entrada y el rechazo del otro, del diferente.

Estas son: 7 Terroríficas películas de fenómenos de Circo.

7.- The Elephant Men (1980)

Probablemente lo único que tiene de terrorífica esta historia es el terrible e infrahumano trato que recibió Joseph Carey Merrick, mejor conocido como el hombre elefante. La película de David Lynch es un film biográfico que nos narra la deprimente pero esperanzadora historia de John Merrick, un citadino inglés que saltó a la vista del mundo en 1889 debido a su extraña -pero fascinante para la ciencia de aquel entonces- condición. Sufría el extraño Síndrome de Proteus, una enfermedad congénita que provoca un crecimiento excesivo de piel y un anormal desarrollo de los huesos.

Por dicha condición es que Merrick fue marginado y discriminado por la sociedad, pasando gran parte de su vida en ferias o circos ambulantes exhibiéndose como una abominación… hasta que el doctor Sir Frederick Treves se interesó en su caso apoyándolo humanamente. El film de Lynch fue protagonizado por John Hurt y Anthony Hopnkins, y es hasta nuestros días una increíble y fascinante historia que narra el coraje de un hombre por la aceptación no sólo de la sociedad sino de sí mismo.

 

6.- Balada Triste de Trompeta (2011)

Éste film, inclasificable, procede de una de las mentes más prolíficas de España: Álex de la Iglesia. Una especie thriller psicológico bañada de escenas escatológicas y grotescas ambientado en un circo nos cuenta la historia de dos payasos: el Payaso Alegre -Interpretado por Antonio de la Torre Martín- y el Payaso Triste -Carlos Areces- peleando a capa y espada por el amor de la chica de las cuerdas: Nada menos que Carolina Bang interpretando a Natalia. El film fue un exitazo desde su estreno, recibiendo críticas tan positivas, como lo dijo Carlos Boyero de El País:

Álex de la Iglesia arriesga y gana. Es una película de rareza atractiva, tan hipnótica como inclasificable.

Además claro de ser una de las favoritas de Quentin Tarantino. Un film sólo para verdaderos amantes -enfatizo, VERDADEROS- del mítico Bilbaíno.

 

  5.- Santa Sangre (1989)

Hablar de Alejandro Jodorowsky es sinónimo inmediato de polémica y transgresión. Para cuando éste chileno llegó a México, allá por los 60s, mostró sus visiones -para algunos superchería, para otros auténtica psicomagia- desde Fando y Lis, pasando por La Montaña Sagrada y sorprendiendo aún más con El Topo. Fue acusado de blasfemo y hasta ocultista y desde entonces, un auténtico incomprendido. Podrás amarlo u odiarlo en todas sus facetas como artista, pero de algo estamos seguros, Santa Sangre debe estar casi por obligación en un top de este tipo o no estaría completo.

Las películas de Jodorowsky son vistas más como viajes introspectivos del inconsciente, dignos de análisis tanto filosóficos como de corte psicológico, sin embargo, Santa Sangre, explorando el tema de los circos ambulantes y claro, de los fenómenos, también rinde un potente homenaje a filmes de horror del tipo Freaks o The Invisible Man. Todo lo que verás aquí es escatológico, surrealista y extravagantemente gore. Una mirada detallada a una mente perturbada capaz de desencadenar múltiples asesinatos… y una historia de horror que gira alrededor del poder de las manos. Exquisita.

 

4.-  Vampire Circus (1972)

Una de las más desconocidas en la lista, pero sin duda, todo un clásico procedente de una casa productora de tremenda talla como lo es la Hammer. Para los eruditos del cine de horror, ésta es una de las productoras más representativas en el mundo, procedente de Inglaterra, que nos ha traído clásicos tan poderosos como el famoso Horror of Drácula de 1958 con Christopher Lee y diversos remakes de los monstruos de la Universal Studios.

Pues bien, Vampire Circus surge de ésta tanda de películas de horror en los años 70s que explotaban recurrentemente el tema de los vampiros, tan sólo recordemos los fascinantes filmes como Hands of the Ripper (1971) o por supuesto, una de mis favoritas: Countess Dracula (1971) con la bellísima Ingrid Pitt. Vampire Circus, sin embargo, nos cuenta cómo un espectáculo ambulante plagado de vampiros llega a un pequeño pueblo para saldar con una venganza de ya hace bastantes siglos. Muy recomendable.

 

3.- The Cabinet of Dr. Caligari (1920)

Considerada la primer gran película del movimiento expresionista, y también una de los precursoras del cine de terror y un referente indispensable del séptimo arte. The Cabinet of Dr. Caligari marcó un importante hito en la historia de la humanidad creando paralelismos como críticas sociopolíticas al abuso de autoridad sufrido durante la Primera Guerra Mundial. El claroscuro -como una metáfora interna de la pelea entre el bien y el mal- y lo que posiblemente algunos consideran como oficial: el primer gran Zombie o Muerto Viviente mostrado en pantalla grande.

La historia gira en torno a dos hombres, Francis y Alan, sentados en una banco en el parque. El primero le sugiere al segundo que para olvidar sus problemas matrimoniales visite Holstenwall, una ciudad del norte de Alemania a ver el espectáculo del doctor Caligari. Sin embargo, cuando éste viaja hasta allá le es revelado su terrible destino: “él vivirá hasta el amanecer”. Todo un clásico imperdible que debe verse antes de morir.

 

2.- Freaks (1932)

Ésta película pudo haberse quedado con el primer puesto con tremenda facilidad. Además de ser pionera en este tema por atreverse, en una década como lo fueron los años 30s, de mostrar a estos individuos con diversas anomalías en pantalla grande. El film fue producido por la casa MGM, como respuesta a las tremendas películas de horror que producía la Universal Studio. Para dirigir la película fue contratado Tod Browning después del gran éxito obtenido con Drácula de 1931. Sin embargo, a la productora como al mismísimo Browning, les salió el tiro por la culata.

El film fue inmensamente incomprendido. Se criticó que se abusaba de estas personas -todas y cada una de ellas con auténticas anomalías- y se consideró un tremendo abuso decir que Freaks fuese una película de terror. Para esto, el director se defendió diciendo que la película entraba en el género no por los actores sino por el giro argumental final, sin embargo, nada salvó a la película de ser un fracaso de taquilla, quedando como de los metrajes más polémicos de la historia. Sin duda, Freaks, un clásico de culto necesario para el top.

 

Mención Honorífica: Freakshow (2007)

La verdad, si te decides ignorar esta película no pasaría nada. Es decir, no es que te estés perdiendo algo bastante importante, pero vaya que es curiosa. Freakshow es un film independiente del 2007 dirigido por un… francamente desconocido Drew Bell. La crítica, en la mayoría de los casos, se fue encima de la cinta y en realidad casi nadie la conoce. Sin embargo he decidido destacarla con una Mención Honorífica por dos razones.

Número uno: El film es un remake de la película de Freaks. Curioso, ya que nadie sabe esto porque la productora es ni más ni menos que la The Asylum, quien se ha destacado por crear copias baratas de Serie B de películas taquilleras y exitosas. Sin embargo, pocos supieron que esta película era un remake… y de un clásico como el de Browning.

Y número dos: Su escena final. Oh sí, para aquellos que aman el gore, les recomiendo ver esta película sólo y únicamente por su escena final. La venganza de los fenómenos es tan gráfica y detallada que la película ha sido prohibida en numerosos países por ser ultra violenta. Sin duda, una rareza de aquellas que es mejor ver para creer.

 

1.- Midori, la niña de las Camelias (1992)

Como dije, Freaks de Todd Browning podía quedarse con el primer puesto. Sin embargo, por su estatus de culto es conocida por la gran mayoría y ya tiene el lugar que merece en la actualidad. Así que no quería parecer predecible, y como es costumbre, he decidido arriesgarme colocando una auténtica rareza de aquellas.

Pues bien, allá por 1987, el animador japonés Hiroshi Harada -quien de hecho ya había trabajado anteriormente en grandes estudios de animación- decidió cambiar de aires y llevar su carrera a una nueva y arriesgada vertiente. Sin embargo lo que no sabía es que esta decisión casi le cuesta el trabajo. Optó por adaptar un manga llamado Shojo Tsubaki del autor Suehiro Marou. Sin embargo, no era cualquier manga. De hecho, por la temática de la obra es que todas las productoras de la época se negaron rotundamente en apoyar a Harada.

Y lo que parecía ser un proyecto al estilo Dune de Jodorowsky, propenso a cancelarse por supuesto, pronto dio un giro inesperado cuando el animador decidiera adaptar la obra sin ayuda de nadie. Fue el encargado de realizar los fotogramas, uno por uno, hasta dibujar un total de 500 planos completamente solo. Y la obra, tal como es posible encontrarla incluso en plataformas como Youtube, se convirtió en su proyecto más personal. Shojo Tsubaki, mejor conocida como Midori, la niña de las Camelias, tardó casi cinco años en completarse, y hoy querido lector, te la presento.

El anime no pasa más allá de una simple hora y estoy seguro que se quedará grabada en tu mente como pocas cinta lo han hecho antes. De hecho, para los años 90s fue censurada en Japón, convirtiéndose en una especie de tabú inquietante. Para cuando la copia regresó a su lugar de origen, las autoridades japonesas destruyeron el filme por considerársele blasfemo y de muy mal gusto. Una especie de Video Nasty. Sin embargo, Hiroshi Harada conservó una copia y es por ello que ha sobrevivido los años como una pieza de culto.

La película nos cuenta la historia de una pequeña llamada Midori, quien pierde a su familia de horripilantes maneras. Huérfana y a la deriva, es adoptada por una espantosa tropa de circo que lejos de ser su salvación, se volverá en su más grande pesadilla. Cada integrante de éste espectáculo de fenómenos abusará de ella de las maneras más grotescas posibles, asemejando incluso a las obras del Marqués de Sade. Vejaciones, violaciones, tortura física y psicológica. La historia de la pequeña Midori, la niña de las Camelias puede quebrar hasta al más experimentado en el cine del Torture Porn.

Sin embargo, la calidad de los trazos y la historia detrás de su creación la hacen más valiosa y una pieza memorable en la historia de la animación. Por esto y su extravagante naturaleza, he decidido coronarla en mi top de Las 7 terroríficas películas de fenómenos de circo.

Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft. Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte. A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado. Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.