¿Cuándo hay que recriminarle al Estado?

¿Cuándo hay que recriminarle al Estado?

Susana Sánchez Sánchez

@multiplesvoces

Asesinatos o desapariciones de periodistas, activistas, manifestantes sociales o defensores de los derechos humanos, son apenas algunos ejemplos de la poca o nula intervención del Estado por cumplir sus obligaciones frente a los Derechos Humanos. El resultado de ello es que el Estado no investiga  o da carpetazo a los casos donde claramente han sido violados los Derechos Humanos de los sujetos.

La obligación del Estado frente a los Derechos Humanos radica en que éste debe respetarlos, protegerlos, garantizarlos y promoverlos; sin embargo, en la práctica esas acciones quedan abandonadas por falta de leyes, instancias que las hagan cumplir o violación de los derechos humanos por parte del mismo Estado, quien a veces opera en esas vejaciones de la mano del poder factico, conformado por grupos o empresas ajenos a la organización del Estado (no obstante, ejercen poder dentro y fuera de éste).

En el día a día, a veces la gente se olvida de algunas violaciones a los derechos humanos o la prensa va dejando de lado los hechos en su agenda mediática, mientras que el Estado abandona sus obligaciones. Es importante recalcar que las consecuencias de que los derechos humanos sean inherentes son:

  1. Estado de derecho: El ejercicio de poder debe estar sujeto a ciertas reglas, entre ellas a garantizarle a sus habitantes que sus derechos sean respetados.
  2. Universalidad: Dado que los derechos son universales, nadie puede decir que la garantía de los derechos está sujeta a regímenes políticos, sociales o culturales.
  3. Transnacionalidad: En tanto que los derechos humanos son universales e inherentes al ser humano, éstos no tienen nacionalidad ni fronteras geográficas.
  4. Irreversibilidad: Una vez que un derecho ha sido formalmente reconocido como inherente a la persona, éste debe ser respetado y garantizado.
  5. Progresividad: Debe vigilarse la garantía y respeto de esos derechos (de manera individual o colectiva).

¿A quién se le puede imputar responsabilidad por violar Derechos Humanos?

A aquellos que ejercen el poder desde el gobierno –incluso a los grupos insurgentes armados que tomen el poder–, pues ellos, en tanto representan al Estado, son los primeros que deben velar y comprender los mecanismos para la protección y garantía de los Derechos Humanos; no obstante, hay gobiernos que, en un inadecuado ejercicio del poder, llegan a violar los derechos humanos. Es importante señalar que ante esas acciones de abuso de poder, nosotros como sociedad debemos recriminárselas al Estado y recordarle cuál es su papel en materia de Derechos Humanos.

¿Qué obligaciones del Estado se derivan de los Derechos Humanos?

El respeto a los derechos humanos: El Estado debe contar con una adecuación del sistema jurídico para asegurar la efectividad del goce de los derechos humanos.

La garantía de los derechos humanos: Es obligación del Estado asegurar la efectividad del respeto de los Derechos Humanos, a través de todos los medios que estén a su alcance. Todo ciudadano debe disponer de medios judiciales sencillos y eficaces para la protección de sus derechos.

Dicho lo anterior, usted, ¿tiene algo que recriminarle al Estado?

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.