Diagramas de lo natural: el arte geométrico y divino de Carlos Bautistab

Diagramas de lo natural: el arte geométrico y divino de Carlos Bautistab

 

Carlos Batistab
Carlos Bautistab
Ámbar Barrera

@Dra_Caos

La geometría está en las esferas perfectas de las gotas de agua, los patrones de los caracoles o en las relaciones fractales de flores y árboles. Esa perfección de la naturaleza es, para muchas culturas, un asunto divino o al menos espiritual. ¿Cómo acercarse a ella? ¿Cómo sentirse realmente integrado a ella? Desde el grabado y el dibujo, el artista Carlos Bautistab explora esas preguntas y sus posibilidades.

En sus obras, el artista hace una combinación de geometría, retratos y elementos naturales como hojas, plantas, árboles y tierra. Códigos y diagramas de lo natural es el título de la exposición de Carlos Bautistab en la Galería Hubara Canaria (9 Oriente #8, interior 13) de Ave Coop. Se inauguró el pasado 13 de diciembre y estará abierta al público poblano hasta el 10 de febrero.

–Formulo la cuestión de los retratos y la figura humana, que aunque parecen ser el centro de las composiciones, realmente no lo son, sino que se trata del concepto de la naturaleza y cómo el ser humano al acercarse a ella, se encuentra consigo mismo –dice Carlos Bautistab en entrevista para LADO B.

La temática en Códigos y diagramas de lo natural se basa en el contexto del artista. Desde hace 5 años Carlos vive en un pueblo que no rebasa los 500 habitantes y está en medio del bosque. Eso le permite darse el tiempo para producir arte y justo de lo que habla en sus obras es de la descripción y el acercamiento del hombre con la naturaleza.

Carlos considera que las obras expuestas son el resumen de lo que ha hecho este año: piezas de grabado que van hacia lo geométrico visto como un “elemento de lo divino”, y la naturaleza entonces como lo más cercano que el ser humano puede tener de aquello divino. La simetría también es un elemento importante de sus obras. Las imágenes se repiten en espejo en algunas piezas.

Carlos Bautistab
Carlos Bautistab

Tiene mini series de obras muy similares que se distinguen entre sí por el orden de elementos o la composición. En esas mini series el artista hace una indagación personal, quiere descubrir cómo la naturaleza está en la geometría y viceversa, “como la idea de los fractales que nunca se acaban”.

–Se trata de la experimentación de ver todas las virtudes que te puede dar una forma tan simple como un círculo, si es llevado a la repetición, a la superposición y cambiando los otros elementos.

Sobre el artista

Carlos Bautistab tiene 31 años y actualmente vive en la sierra sur de Oaxaca, a casi 3 mil metros de altura con dirección a las playas del pacífico. Dice que no es de ningún lugar y al mismo tiempo, de todos. Su familia es de Tabasco pero él nunca ha vivido ahí. Nació y vivió algunos años en la Ciudad de México y después se fue a vivir a Cuernavaca, donde estudió Artes Visuales en el Centro Morelense de las Artes.

–Me tocó vivir y crecer ahí pero no me considero de ahí. Ahora vivo en Oaxaca pero tampoco soy oaxaqueño, sobre todo cuando ahí hay una identidad cultural tradicional tan fuerte.

Desde niño dibujaba y también sentía cierta afinidad por la música. Creció en un ambiente familiar alejado de las artes, así que su primer acercamiento fue con el graffiti a los 13 años.

–Yo no crecí en un lugar donde hubiera libros de cultura, literatura o artes plásticas. Para quienes crecemos en un contexto así, creo que una de nuestras primeras influencias es el arte urbano, porque lo ves cotidianamente.

Durante algunos años Carlos hizo graffiti por su inquietud con el dibujo y el color. Para el momento en que tuvo que elegir una carrera universitaria dudó entre diseño gráfico o artes visuales y contra todo pronóstico eligió artes. Después de graduarse empezó siendo pintor pero al descubrir el grabado y su tradición, supo que eso era a lo que quería dedicarse.

–Mi temperamento es de muchísima ansiedad y vivo siempre con demasiada actividad, energía y dispersión de ideas. El grabado no es una técnica inmediata, como la pintura acrílica que seca en 2 minutos y bueno, tienes la inmediatez de ver lo que estás tratando de proyectar desde adentro, puesto ya en la plástica. Quienes tienen la fortuna de acercarse al grabado saben que es una técnica en la que tienes que pasar por toda una metodología para ver una pieza terminada.

Para Carlos realizar grabado es una forma de mantenerse enfocado y gastar su energía. Aunque aún pinta y dibuja –lo que lo lleva a estados “meditativos”–, el grabado es lo suyo.

Él cree que a la gente le falta conocer mucho sobre el grabado, porque al ver una pieza terminada pueden imaginar que es un dibujo hecho a mano y no se imaginan todo lo que está detrás.

Exposiciones

Este año Carlos Bautistab inicia su gira de exposiciones en Puebla y le seguirán otras en Torreón, Guanajuato, Cuernavaca y Oaxaca, tan sólo confirmadas para el primer semestre.

Durante su estancia en Puebla, el artista realizó trabajo de grabado en conjunto con la Cooperativa Ave e hizo sesiones de tatuaje, otra técnica en la que tiene al menos 4 años de experiencia.

Puedes seguir la trayectoria del artista en el siguiente link y visitar la exposición en Galería Hubara Canaria (9 Oriente #8, interior 13) hasta el 10 de febrero.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.