9 propósitos feministas para año nuevo 

9 propósitos feministas para año nuevo 

como-planear-el-nuevo-año-1024x683
Liz Ruiz

Esta es mi primera columna del 2017 y también la primera que escribo después de unos seis meses de ausencia (les suplico su perdón pero soy novata en las maestrías y empezarla me ha costado mucho trabajo a pesar de ser una ñoña. Y le agradezco a LADO B el no haberme despedido). Para empezar el año decidí escribir algo lindo y empoderador que nos ayude a construir una mejor existencia como mujeres.

¿Y por qué estos propósitos son feministas? Precisamente porque constituyen acciones de autocuidado, algo que a las mujeres nunca se nos enseña. Lo importante siempre es vivir para las y los demás. Eso de pensar primero en nosotras puede ser bellamente transgresor y ayudarnos a vivir mucho mejor. En mi práctica como psicoterapeuta he visto que las mujeres podemos aprender ciertas estrategias para fomentar nuestro bienestar, así que si quieres ser más feliz como mujer este 2017, estas son mis 9 propuestas:

1. Cuidar tu salud

Nos enseñan que debemos hacer ejercicio y cuidar nuestra alimentación sólo para vernos bellas y ser un lindo adorno, pero en realidad nuestra salud es una condición muy preciada, y cuidarla nos puede traer mucho bienestar.

2. Combatir el estándar de belleza

Relacionado con el punto anterior, las mujeres por lo general consideramos como propósito de año nuevo el hacer algo para “vernos mejor”. ¿Y si este año lo cambiamos por “amar mi físico tal y como es”, “saber que soy bella en mi diversidad” o “ser libre y feliz con mi cuerpo”? Aunque parezca una simpleza, esto puede generar un cambio profundo en la relación con nosotras mismas.

3. Dejar de criticar a otras mujeres

Que si es puta, que si está gorda, que si se viste feo… que si es incongruente, mala madre o menos feminista que tú. Las mujeres hemos aprendido a criticarnos y a temer a la crítica y si lo cambiamos por comprensión o silencio respetuoso podemos mejorar radicalmente nuestras relaciones y nuestro sentir entre nosotras.

4. Estar ahí para una amiga en problemas

Puede ser que una mujer cercana viva una situación difícil y nuestra presencia y escucha activa puede ser la diferencia. A veces no necesitamos (o no podemos) hacer nada, pero ya sean problemas de salud, complicaciones económicas o que está en una relación en la que hay violencia, siempre es importante saber que estamos acompañadas por otras. Tener una buena amiga salva vidas.

5. Buscar una actividad para tu desarrollo personal

Así como tratamos de cuidar nuestra salud física, también es importante procurar nuestro bienestar emocional en la medida de lo posible. Puede ser algún curso, buscar talleres, videos, lecturas o ir a psicoterapia o grupos de apoyo. Es importante recordar que nuestra mente es la que nos dirige, y también necesita atención y cuidados.

6. Disfrutar mejor de tu erotismo

Uno de los aspectos más olvidados por nosotras es nuestro placer. Porque claro, ¿quién nos ha enseñado a disfrutar el placer? Incluso hay muchos tips y artículos para aprender a darle placer a tu pareja, lo cual otra vez es seguir exigiéndonos que vivamos para otras personas. Pero procurarnos placer es una bella y revolucionaria forma de demostrarnos amor a nosotras mismas. Podemos explorar aquello que nos dé curiosidad, aprender a disfrutar de nuestro cuerpo o incluso decidirnos a no hacer nada erótico cuando no tengamos ganas. Todas estas son formas de mejorar nuestro erotismo. Y recuerda que el placer es un derecho y los derechos se ejercen.

7. Dejarte sentir

Constantemente al trabajar como psicoterapeuta escucho a las mujeres compartirme: “yo no debería sentirme así”, “yo debería estar feliz”, “debería estar más tranquila”, “no debería estar enojada”. Es importante saber que todos los sentimientos son válidos y que no hay un sentimiento correcto. No deberías sentirte de cierta manera, lo que sientas en cada momento está bien. Manejar los sentimientos puede ayudarnos a vivir mucho mejor, pero eso es muy diferente a reprimirlos y regañarnos a nosotras mismas porque creemos que deberíamos estar felices y tranquilas en todo momento.

8. Priorizarte

Aunque tengamos hijos/as, un trabajo extenuante o gente que depende de nuestros cuidados es fundamental recordar que nuestra primordial responsabilidad somos nosotras mismas. Nuestro bienestar es importantísimo y cada una podemos cuidarlo y convertirlo en una prioridad. ¿Esto es ser egoísta? Sí, y es de lo más sano del mundo. Lo problemático es ser egocéntrica, que es pensar solo en ti. Pero lo que propongo es pensar primero en ti y es una cuestión incluso de supervivencia.

9. Reconocerte y creer en ti.

En tu historia de vida tienes muchísimos logros. Todas los tenemos y si no lo crees así tal vez es porque hemos aprendido a minimizar todo lo que hacemos y sentir que somos incapaces, soñadoras y poco realistas. Pero la verdad es que las mujeres constituimos una gran fuerza en todos los ámbitos de la vida pública y privada. Sin duda has logrado cosas maravillosas e impresionantes y te mereces tus propias porras y felicitaciones.

Que tengan un hermoso año 2017, nos leemos en 15 días. Y si quieren pueden leer aquí mis demás alegatos feministas. Soy psicoterapeuta y sexóloga de Puebla, y presido el Colectivo Equilátera A.C. de educación sexual y educación para la paz. (Por si te interesan mis servicios o quieres amenazarme de muerte por feminista, este es mi Facebook).

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.