La fotografía de Pablo Sierra: retratos de la conciencia
El Progreso es una exposición que critica, en parte, el rumbo de la humanidad y permanecerá hasta enero del 2017 en El Planetario
Por Ámbar Barrera @astrobruja_
06 de noviembre, 2016
Comparte
Foto: Pablo Sierra

Foto: Pablo Sierra

Ámbar Barrera

@Dra_caos

Pablo Sierra es originario de Guadalajara aunque vivió un par de años en Puebla. Estudió un año en la Ibero la carrera de diseño industrial, pero por una clase de fotografía decidió que debía cambiar su camino y así fue como, hace un año, terminó la carrera de Arte con especialización en fotografía en la ciudad de Nueva York.

Después de algunas exposiciones en Nueva York y la Ciudad de México, Sierra volvió a Puebla para presentar El Progreso, una serie de fotografías en las que mezcla el proceso de la fotografía digital con la fotografía análoga para lograr piezas únicas y sumamente luminiscentes.

Pablo usa de 3 a 4 cámaras para realizar cada foto. Todo empieza con una cámara análoga de 4 por 5 pulgadas. Esos negativos los empalma y proyecta a través de ellos la imagen de otra fotografía tomada en formato digital y finalmente hace una toma digital de esa yuxtaposición.

–El resultado que ves aquí (en sus fotografías) son sumas y restas de las luces y las sombras de la proyección con las fotos análogas. Y no sólo son negativos, también uso diapositivas, negativos de color y un poco de todo, dependiendo de lo que quiera lograr –dice Pablo Sierra en entrevista para Lado B.

A Pablo le fascina la luminiscencia de los negativos y es lo mismo que quiere proyectar en sus fotografías terminadas, por eso siempre busca imprimir en papel metálico, lo que hace parecer que la foto brilla desde dentro. El proceso de cada fotografía lleva 3 días de producción, sin contar la planeación.

Foto: Pablo Sierra

Foto: Pablo Sierra

–Mis sujetos en los negativos los ilumino desde adentro, como una forma de iluminar su conciencia, que es el tema central en mis fotografías.

Pablo fotografía personas y objetos cotidianos pero, como él mismo dice, no importa lo que esos objetos son, sino lo que parecen ser en la fotografía final. Lo importante para el artista es la interpretación que el espectador le pueda dar a cada composición.

–Les llamo yo retratos de la conciencia porque es mi tema. La figura humana en un contexto algo futurístico, como de ciencia ficción inclusive. Esta exposición es en parte una crítica a la dirección que llevamos como humanidad con la idea del progreso y en parte, una idea de lo que es para mí el progreso interno, individual.

Pablo lleva experimentando con esta técnica desde hace unos 3 años y comenzó así, con el gusto por la imagen translucida o luminiscente.

–Esta técnica todavía tiene muchas cosas con las que quiero jugar, porque permite hacer por ejemplo fotografía cubista, donde retrato a la misma persona desde diferentes ángulos y las junto. Ahora  estoy experimentando con otros materiales de impresión, también estoy haciendo colaboraciones con otros artistas, uno de la India y otro en Nueva York.

A futuro, Pablo Sierra se ve trabajando todavía con el tema de la conciencia desde la disciplina de la fotografía, aunque sabe que su arte irá cambiando, sobre todo porque buscará realizar una maestría.

–Para mí el arte es una extensión del artista. El buen arte es cuando tú puedes ver en la pieza el carácter, el ser del artista, como una extensión de su personalidad.

El Progreso se inauguró el 27 de octubre y estará expuesta hasta principios de enero de 2017 en El Planetario de Puebla (Calzada Ejército de Oriente s/n y Cazadores de Morelia, Zona de los Fuertes, Puebla).

Comparte
Ámbar Barrera
Periodista, comunicóloga, fotógrafa, feminista y amante del arte.