Financiado el periodismo digital en América Latina con crowdfunding

Financiado el periodismo digital en América Latina con crowdfunding

Foto grupal del Latam Chequeado 2016. Tomada de chequeado.com
Foto grupal del Latam Chequeado 2016. Tomada de chequeado.com
Paola Nalvarte | Knight Center

Mediante campañas de crowdfunding, también conocidas como microfinanciación o financiación participativa, son cada vez más los medios noticiosos digitales latinoamericanos los que logran financiar gran parte de sus investigaciones y proyectos periodísticos.

Esta opción está probando ser no solo una salida efectiva a la falta de recursos que en los últimos años afecta de manera más aguda al periodismo, sino también una herramienta que les está permitiendo a los medios periodísticos investigativos mayor independencia y autonomía editorial.

Asimismo, en consecuencia, las campañas de crowdfunding vienen creando entre los medios y sus consumidores una mayor cercanía y sentido de participación que, además, les da la posibilidad de interactuar con su propia comunidad de lectores y de fidelizarla.

Medios digitales de periodismo investigativo y de datos como Chequeado de Argentina, El Faro de El Salvador, Convoca de Perú, Efecto Cocuyo de Venezuela y La Silla Vacía de Colombia conversaron con el Centro Knight para el Periodismo en las Américas sobre los resultados y detalles de sus exitosas experiencias de crowdfunding de los últimos años.

Uno de los pioneros en este tipo de campañas de recaudación de fondos en la región es el medio digital nativo La Silla Vacía, que ya lleva cinco años organizando campañas anuales de crowdfunding.

La periodista colombiana Juanita León, directora del mencionado medio colombiano, contó al Centro Knight que consideraron recurrir al crowdfunding por primera vez en 2011.

“Nos animamos porque estamos convencidos de que sería la mejor forma de garantizar el periodismo independiente. Pensamos que como lo hacía Wikipedia, de pronto nosotros también podíamos”, confesó León.

De esta manera, La Silla Vacía creó la campaña de crowdfunding “Súper Amigos” cuyo objetivo al inicio fue recaudar fondos que financien su labor de periodistas independientes. Con los años la han ido diversificando, y han logrado captar cada vez más seguidores, creando su propia comunidad de lectores y donantes fieles.

Imagen de la actual campaña Súper Amigos de La Silla Vacía.

En la campaña de 2015, este medio colombiano logró recaudar casi COP $76 millones (cerca de USD $25.000).

Si bien la campaña “Súper Amigos” de La Silla Vacía solventa, según León, apenas “la décima parte de los gastos operativos” de dicho medio, hasta el momento ha logrado financiar varios de sus proyectos periodísticos investigativos y de datos importantes: Quién es Quién, La Silla Llena, El Polimuseo, La Silla Pacífico, El Proyecto Rosa, entre otros.

Sin embargo, las metas establecidas en las campañas crowdfunding de La Silla Vacía nunca han sido monetarias.

“Nunca hemos tenido una meta monetaria. Lo que tenemos es una meta de número de Súper Amigos. Algunos años la hemos cumplido, otros – como  el año pasado – no”, confesó León.

Para la actual campaña de 2016, que empezó el 21 de octubre y termina en este mes de noviembre, la meta de donantes que se han trazado es de 750 súper amigos. Lograron su récord de participantes en 2014, cuando alcanzaron los 727 súper amigos

Este año, al igual que el año pasado, La Silla Vacía convocó a sus súper amigos a colaborar con las investigaciones de largo aliento. Una de ellas investiga quiénes reciben subsidios y exenciones en Colombia.

Estos reportajes y proyectos propuestos son sometidos a votación entre sus donantes, y el proyecto más votado gana el financiamiento fruto de lo recaudado.

Para León, el crowdfunding ha hecho posible expandir el trabajo de su equipo y fortalecer la independencia de La Silla Vacía.

Varios de los medios entrevistados para este artículo han notado que la mayor parte de las donaciones se realizan durante los últimos días de la campaña. Al inicio suelen ser los familiares, colegas y amigos los que aportan, no obstante, es hacia el final que reciben la mayor cantidad de donaciones.

Equipo de periodistas de Chequeado.

Desde 2015, el medio argentino Chequeado, inspirado en La Silla Vacía y en Pública de Brasil, empezó a someter a votación de sus donantes – durante sus últimas campañas crowdfunding, que duran entre 30 y 45 días – el proyecto periodístico que más pudiera interesarle financiar a su comunidad.

“Hasta el momento, todas las campañas [desde el inicio, en 2013] han establecido una meta monetaria y, en general, siempre ha sido superada”, dijo Laura Zommer, directora de Chequeado, al Centro Knight.

Para Zommer, las primeras campañas fueron importantes en términos de dinero recaudado, pero ahora son cruciales sobre todo para su reputación.

“También es una manera de focalizar la organización, que ese mes trabaja en rendir cuentas y busca fidelizar a la comunidad. En ese sentido, [la campaña] sirve también para alinear a todo el equipo y no solamente al que habitualmente se encarga de la búsqueda de fondos”, dijo Zommer.

SEGUIR LEYENDO EN EL BLOG DEL CENTRO KNIGHT: PERIODISMO EN LAS AMERICAS.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.