Enfriando el aire con el sol

Enfriando el aire con el sol

Dos estudiantes universitarios de Puebla diseñaron "Eco-solar", un sistema de enfriamiento de aire que utiliza paneles solares

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Para enfriar el aire y combatir el calor no se necesita gastar mucha energía eléctrica. Sergio lo sabe bien porque en Veracruz, de donde es originario, las cuentas de luz se elevan al instalar un sistema de enfriamiento de aire en el hogar. Por eso en la Maestría en Ingeniería Química en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) empezó hace cuatro meses un proyecto con su compañero Miguel, para diseñar un sistema de enfriamiento de aire que utilice páneles solares.

Bajo la dirección del doctor Francisco Manuel Pacheco Aguirre, Sergio Cisneros, ingeniero químico, y Miguel Jiménez, ingeniero ambiental, pensaron en modificar el sistema de torres de enfriamiento para algo a menor escala. Estas torres se utilizan en la industria para modificar la temperatura y enfriar grandes cantidades de material, además de regular la materia en los procesos dentro de la industria.

Pero Miguel y Sergio pensaron en adaptar este sistema a otra cosa, además de modificarlo para disminuir sus costos. Es así que nació el proyecto “Eco-solar”, y los estudiantes de maestría lo describen como un sistema de acondicionamiento de aire por conversión fotoeléctrica solar evaporativa. El primer prototipo, que todavía está “en obra negra”, dice Miguel, mide 77 centímetros de alto por 30 de largo. Parece una bocina de tamaño medio, hecha de madera todavía sin pulir.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

Ellos estudian la maestría con beca del Conacyt, recursos que provienen de los impuestos de todos los mexicanos. Y el diseñar un sistema más económico y benéfico para el medio ambiente es, en sus palabras, una manera de regresar algo a la sociedad.

“Eco-solar” servirá para ambientes con menos de 50% de humedad en el ambiente, y sería ideal para climas como Puebla o el centro, norte y occidente del país.

Los jóvenes dicen que todavía habrá cambios en el diseño, pues el sistema será presentado el 13 de septiembre en un concurso de prototipos de la BUAP, en el que participarán 100 proyectos de alumnos de la universidad en tres categorías: alta tecnología, intermedia y aplicaciones. El proyecto de Sergio y Miguel será parte de la categoría intermedia, y para hacer su exposición están haciendo además del diseño detallado, un plan de negocios.

Además, si el sistema se carga durante todo el día aún sobrará energía para algo más que el enfriamiento del aire. Todavía falta que hagan algunos análisis pero las sugerencias es que Eco-solar tenga un cargador para celular, bocinas integradas o funcione a la vez como enfriador de agua para garrafón con un filtro de carbono.

Otra de las ideas de Sergio y Miguel es que más adelante este sistema pueda escalarse dependiendo del lugar para el que se quiera usar y sus necesidades. Si bien inicialmente está pensado para un aula o para el hogar, si se logra consolidar el proyecto se podría adecuar para un gimnasio, o cualquier espacio público.

Lo que Sergio y Miguel buscan para la recta final del proyecto es que sea sobre todo viable, siguiendo con la idea inicial de adaptar sistemas que ya están en el mercado y hacerlos más eficientes y que impliquen menos gasto.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.